Samuel García y su esposa apadrinan dos escuelas en NL

·2  min de lectura

MONTERREY, NL., agosto 24 (EL UNIVERSAL).- El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda y su esposa Mariana Rodríguez Cantú, aportaron 50 mil pesos cada uno para apadrinar dos escuelas públicas, como relanzamiento de un programa que surgió a iniciativa de empresarios locales, con el que se pretende apoyar a miles de planteles escolares que presentan carencias ante el regreso a clases presenciales, previsto para el próximo lunes.

Durante un acto realizado en el jardín de niños "Eduardo Claparede" que se localiza en Ciudad Guadalupe, García Sepúlveda llamó a empresarios, organizaciones civiles y ciudadanos en general, a que participen en el programa "Apadrina una Escuela", que surgió por iniciativa del empresario Bernardo Turner, directivo de la compañía de autopartes Katcon.

Reconoció Samuel García que el regreso a clases se dará en un contexto difícil por el alto número de contagios de Covid-19, situación que no impide que todos se pongan a trabajar para la rehabilitación de planteles a fin de lograr un regreso a clases digno, responsable y con todos los protocolos sanitarios.

Comentó que hay miles de escuelas que requieren reparación de las instalaciones de agua potable y drenaje, mientras 599 requieren servicio y mantenimiento eléctrico, dos mil 014 necesitan ventanas; tres mil 600 necesitan fumigación, dos mil 100 requieren lavamanos dos mil 900 necesitan pintura y dos mil 300 reposición o reparación de puertas.

Detalló que hay cuatro mil 623 planteles de los cuales la SEP federal está apoyando para la rehabilitación de 700 y el gobierno estatal para reparar otras 647. Ante esta situación, cuestionó, "¿Quién va a apoyar los tres mil 400 restantes?, a lo cual respondió, "nosotros", al tiempo de admitir, es un reto enorme, pero es el más importante: la educación de nuestros niños y niñas".

El gobernador electo señaló que han sido registrados 150 planteles del área metropolitana y otros municipios del estado, para solicitar un apadrinamiento a fin de resolver requerimientos de limpieza, pintura y jardinería, mobiliario de salones e instalación de baños, techos, bardas, entre otros.

Explicó que pueden participar en apadrinamiento, empresas, negocios y personas físicas con la capacidad de hacer un donativo mínimo de 50 mil pesos, o bien visitar las instalaciones de las escuelas y hacer una valoración de sus necesidades y el costo que implicaría.

Si el donativo es menor a 50 mil pesos, precisó, se puede depositar a través de la Fundación Comunidar, que dará transparencia a los recursos aportados, mismos que serán destinados a las escuelas más necesitadas de la zona metropolitana y rural.

Igualmente, las empresas que así lo deseen pueden aportar en especie, mientras desde la sociedad civil podrán sumarse ciudadanos como voluntarios en las tareas de rehabilitación. Al final del evento, Samuel y su esposa Mariana cortaron pasto en el jardín de niños "Eduardo Claparede".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.