Samuel García crea programa para denunciar actos de corrupción

·3  min de lectura

MONTERREY, NL., octubre 10 (EL UNIVERSAL).- El gobernador de la entidad, Samuel García Sepúlveda puso en marcha el programa "Péinate Nuevo León", para que a través de mensajes vía WhatsApp los ciudadanos denuncien presuntos actos de corrupción detectados en la administración estatal.

Comentó Samuel García que la idea surgió a raíz de que un supuesto familiar de su antecesor Jaime Rodríguez Calderón, acudió ante un empresario casinero a pedir, a nombre del nuevo mandatario, un "moche" de dos millones de pesos mensuales para permitir que la gente fume en la casa de apuestas, siendo que eso ya se acabó porque él ofreció "un gobierno incorruptible".

Pero, además, aseguró, "esos pelados corrientes, además cobraban moches de cien mil a 300 mil pesos mensuales a los dueños de antros, bares y antros; ni un moche, sáquenlos a patadas, y a todos los funcionarios que ya se andaban saboreando o lamiendo los bigotes, les digo, mejor renuncien o corríjanse".

Ante este incidente, expresó Samuel García, se decidió dar a conocer el número 8132412818 para que los ciudadanos le manden un mensaje a sus redes. "Manden todo lo que tengan a su alcance para poder cesarlos y denunciarlos".

Durante su ejercicio de comunicación con ruedas de prensa que ofrece los martes, jueves y domingos, al cumplir una semana en el gobierno, García Sepúlveda comentó, "nosotros les prometimos que iba a llegar un gobierno incorruptible, y obviamente empezamos mero arriba con el gobernador los secretarios y las paraestatales".

Pues resultó que ayer (el sábado), dijo el gobernador "me buscó un empresario casinero para decirme que anda un pelado corriente, a mi nombre pidiendo moches a los casinos, y se llama Ramón Rodríguez y parece que es ahijado o yerno de El Bronco", el exmandatario estatal Jaime Rodríguez Calderón.

"Este pelado corriente anda usurpando, diciendo que ahora él es el que va a cobrar los dos millones por casino, que siempre había cobrado El Bronco", por permitir que se fume en esas casas de apuestas.

Por lo anterior, señaló García Sepúlveda "el día de hoy queremos mandar un mensaje firme a esa gente corriente que no he detectado, que sigue en el gobierno y que, cuando van e inspeccionan o auditan, piden moche, eso se acabó".

Agregó, "imagínense esta política ilegal que había, de que a cada casino le pedían dos millones de pesos mensuales de moche para poder dejar fumar. Son 30 casinos, nada más hagan la bolsita, dos millones por casino y los cobraba ese tal Rodríguez", lo que daría un monto global de 60 millones de pesos por mes.

Expuso que al cambiar la administración el pasado 4 de octubre, Ramón Rodríguez siguió yendo a cobrar los moches "diciendo que ahora él es el nuevo (cobrador), ayer me marcan, pero lo más cínico, preguntando si es cierto, ¿oye aquí lo tengo, como ves se los doy?, a lo que afirmó, le dijo al empresario "no le des nada y denúncialo".

Comentó que han detectado que "esos bribones" que acuden en representación de secretarías del gobierno estatal que cuentan con áreas de inspección, acuden a verificar o revisar algún tema y no realizan actas administrativas, sino que "piden moches, son unos patanes y lo piden a nombre de la nueva administración, que es lo que más me irrita, y desde aquí les decimos que el gobierno del Nuevo León es incorruptible, no hay moche, no existe eso, sáquenlos a patadas, córranlos, grábenlos".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.