Sampaoli incómodo frente a consulta sobre violencia machista

El técnico de la selección argentina Jorge Sampaoli, anuncia la lista de jugadores que participarán en el Mundial de Rusia 2018 durante una conferencia de prensa el lunes 21 de mayo de 2018 en Buenos Aires. (AP Foto/Gustavo Garello)

BUENOS AIRES (AP) — Jorge Sampaoli fue hábil para justificar las ausencias y convocatorias en la lista de 23 futbolistas de Argentina que irán al mundial. Pero al responder sobre el polémico manual publicado por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que aconsejaba cómo seducir mujeres en Rusia y otros escándalos que han salpicado el fútbol argentino en los últimos tiempos, al técnico se le enredaron las palabras.

“Soy una persona que está totalmente en contra de todos esos sucesos. Ojalá que en el día de mañana la felicidad o la generosidad que aún nos falta como seres humanos generen mucha tensión en todos esos puntos”, dijo el entrenador el lunes en rueda de prensa ante una pregunta de The Associated Press sobre si consideraba que el fútbol argentino estaba rezagado en aspectos contra la violencia machista.

“Aunque lo veo difícil, porque humanamente vivimos en una sociedad donde la separación y el individualismo son cada vez más pronunciados”, amplió el estratega.

AFA tuvo que pedir disculpas formales al gobierno de Rusia al trascender que en un curso de ruso dictado la semana pasada por la entidad para periodistas, jugadores y entrenadores que asistirán al mundial se distribuyó un manual que incluía consejos para conquistar mujeres de esa nacionalidad. Días antes, una cadena televisiva de deportes lanzó una controvertida campaña que promocionaba la cobertura de la Copa del Mundo con un mensaje tildado de homofóbico.

Sampaoli fue consultado por ambos temas, así como también por una denuncia por violencia de género contra el mediocampista Ricardo Centurión, quien figuraba en una lista preliminar de 35 futbolísticas para Rusia pero luego fue descartado, o la investigación judicial por abuso de menores en las divisiones juveniles de Independiente.

El estratega no puntualizó sobre ninguna de estas cuestiones, pero opinó sobre una “vigilancia tecnológica en la que se denuncian cosas que son difíciles de comprobar y que a veces duelen un montón. Se generan discusiones sobre temas que no son profundamente analizados...El hecho de denunciar hoy se hace por satisfacción personal”.

No quedó claro a qué tipo de denuncias se refería.

Luego apuntó que “no hay nada que se generalice a partir de la denuncia. Cuando se termina la denuncia, se termina el efecto solamente mediático”.

Y concluyó que “la idea más profunda es ver cómo se pueden corregir todos los puntos que usted comentó, como muchos otros más que no se pueden controlar, que siguen vigentes, y que todos miramos para otro lado”.

Argentina ha sido epicentro en los últimos años de multitudinarias manifestaciones contra la violencia machista y que ayudaron a instalar temas de género en la agenda pública.