Salvataje estatal. El Gobierno rescató a una de las empresas más icónicas de la industria argentina

·6  min de lectura
El ministro Kulfas y el gobiernador de Mendoza, Rodolfo Suárez
El ministro Kulfas y el gobiernador de Mendoza, Rodolfo Suárez

MENDOZA.- El gobierno nacional y la provincia cuyana buscan salvar a una de las empresas emblemáticas del país: la metalúrgica Impsa. Por eso, el plan que puso a rodar la compañía mendocina ante su difícil presente ya es un hecho: la compra de acciones clase C por parte de ambos estados por US$20 millones.

De esta manera, el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y el Gobierno de Mendoza decidieron capitalizar a la histórica firma con ese aporte millonario, lo que le permitirá a la compañía recomponer su capital de trabajo y volver a posicionarse como una firma de vanguardia en desarrollos tecnológicos.

El anuncio se realizó esta tarde de manera virtual, y fue comandado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el gobernador de la provincia de Mendoza, Rodolfo Suarez; el ministro de Economía y Energía de Mendoza, Enrique Vaquié; el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló y el CEO de Impsa, Juan Carlos Fernández.

“Impsa es una empresa estratégica para el desarrollo nacional. Debemos trabajar para que con profesionalismo podamos volver a colocar a Impsa en los principales mercados del mundo. Industria es investigación, desarrollo, tecnología y trabajo. Industria es un desarrollo nacional posible con justicia social. Industria es Impsa. Hoy es un día feliz para este ministerio, el país recupera las capacidades productivas de Impsa y comienza una etapa que esperemos nos permita ofrecerle al mundo trabajo argentino con alto valor agregado”, expresó el funcionario nacional, quien aseguró que el presidente Alberto Fernández siguió de cerca todo el proceso.

Enrique Pescarmona
Emiliano Lasalvia


Enrique Pescarmona (Emiliano Lasalvia/)

En este sentido, a mediados de abril, todo el arco político mendocino decidió encolumnarse detrás de esta iniciativa dejando de lado, al menos en este proyecto, la tan mentada grieta. Así las cosas, aprobó en la Legislatura provincial esta transacción que pondrá a la provincia y a la Nación al frente de la composición accionaria de la compañía, que quedará conformada de la siguiente manera: el 63,7% de las acciones serán del Estado nacional, 21,2% del mendocino, 9,8% de acreedores y 5,3% quedarán en manos de la familia Pescarmona, fundadora de la firma.

Tras la capitalización, Suarez destacó lo que significa la compañía en materia de trabajo “para tantas empresas que giran en su entorno generando empleo indirecto y la importancia que tiene para el país estratégicamente”. Asimismo, el mandatario puso en valor la tarea conjunta del gobierno provincial y nacional “para poner en valor Impsa en estos tiempos tan difíciles, de tanta grieta”.

En cuanto a los montos, la provincia comprometió 5 millones de dólares, que serán prestados por la Casa Rosada, mientras que el Estado nacional depositará 15 millones de dólares.

De esta manera, la ley autorizó al Ejecutivo local a suscribir e integrar hasta 454.300.000 acciones ordinarias nominativas no endosables Clase C de la empresa, autorización que estaba condicionada a la efectiva participación del estado nacional en la suscripción e integración del paquete mayoritario de las nuevas Acciones Clase C de la empresa.

Sede en Mendoza

Entre el pacto que selló Mendoza con la firma se estableció que la sede y desarrollo de Impsa deberá mantenerse en la provincia; se incorporarán dos directores y dos síndicos (titulares y suplentes) al directorio de la compañía; se evitará el ingreso de personal no idóneo ni imprescindible; habrá participación mayoritaria del Estado nacional y se generarán proyectos estratégicos y de reactivación económica.

“Es una alegría como representante de los trabajadores estar presenciando la capitalización de esta empresa tan emblemática de la que salieron grandes dirigentes metalúrgicos. Es importante que una empresa de esa magnitud y relevancia se vuelva a poner en marcha y es una señal de lo que ocurre cuando se trabaja en conjunto”, indicó Calo.

En tanto, el CEO de IMPSA, Juan Carlos Fernández manifestó: “El apoyo de los estados provincial y nacional permitirá producir y exportar talento, promover empleo y potenciar una cadena productiva de más de 100 pymes. Uno de los puntos más importantes de esta capitalización es que se preservan años de inversión en tecnología y de formación en el capital humano”. Asimismo, la máxima autoridad de la compañía sostuvo: “Impsa vuelve a ser un referente internacional en materia de energía para la exportación de productos industriales de alto valor agregado y reafirma su liderazgo en materia de diseño y fabricación de equipamientos hidroeléctricos, eólicos, nucleares y para la industria del oil & gas. Su alto nivel de especialización y calificación es reconocido a nivel mundial”.

Tras la aprobación en la Legislatura provincial, la firma envió al Ministerio de Desarrollo Productivo y a Mendoza las respectivas “Ofertas de Suscripción de Acciones”, con el objetivo de concretar el aumento de capital aprobado. Esta iniciativa es parte de la tercera etapa del Plan de Recomposición de Estructura de Capital puesta sobre la mesa por la compañía el año pasado. En primer lugar, se trató del proceso de reestructuración de la deuda, por unos US$560 millones, el cual fue completado con éxito en noviembre pasado.

En junio de 2020, Impsa recurrió a solicitar la asistencia del Gobierno por la gravedad de la situación generada por su falta de capital de trabajo, la cual ponía en riesgo la continuidad de sus operaciones, incluyendo el pago de salarios, contribuciones e impuestos y el cumplimiento de los contratos y proyectos estratégicos en marcha.

Hasta ahora, la empresa, fundada en 1907, está bajo control, en un 65%, del fideicomiso formado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Export Development Canada, el Banco de la Nación Argentina y el Banco Bice, entre otros. La familia Pescarmona mantiene el 35% del capital restante, pero con el nuevo plan la composición accionaria cambiará en breve.

Además de la aprobación de la Legislatura mendocina, el Ministerio de Desarrollo Productivo, a través del Comité Asesor del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep), solicitó informes a la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa; a la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (Sepyme); al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI); al Tribunal de Tasaciones de la Nación; y al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES.

“Se trató de un proceso largo, que siempre tuvo como prioridad encontrar un camino que permita la continuidad de una empresa que tiene más de 720 empleados y genera trabajo a más de 100 pymes mendocinas”, indicaron desde el Ejecutivo nacional.

El Bice Fideicomisos, presidido por Jorge Tanús, en su carácter de Fiduciario del Fondep celebró el contrato de suscripción de acciones con IMPSA. “El presente contrato aporta al proceso de reactivación productiva con mirada federal delineado desde el ministerio de Desarrollo Productivo, conducido por el ministro Matías Kulfas. Con esta firma, seguimos avanzando en los objetivos del gobierno del presidente Alberto Fernández, para sostener la producción y el trabajo”, indicó Tanús.

Impsa es la histórica firma mendocina que ofrece soluciones integrales para la generación de energía a partir de recursos renovables, así como equipos para la industria de procesos y la energía nuclear. Según resaltan desde la empresa, desarrolla el diseño, la ingeniería, fabricación, montaje y puesta en marcha, ejecutando los proyectos bajo modalidad llave en mano. Es la única compañía en América latina con tecnología propia para equipos de generación hidráulica y eólica, destacaron desde la firma.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.