El Salvador recibe certificación de eliminación de la malaria

Agencia EFE
·2  min de lectura

San Salvador, 25 feb (EFE).- El Salvador recibió este jueves el certificado de eliminación de la malaria, una enfermedad infecciosa, por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según lo informó la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La certificación, de acuerdo con la fuente, sigue a más de 50 años de compromiso del Gobierno y el pueblo salvadoreño para poner fin a la enfermedad en un país con una densa población y una geografía hospitalaria para la malaria.

"La malaria ha afectado a la humanidad durante milenios, pero países como El Salvador son una prueba viviente e inspiración para todos los países de que podemos atrevernos a soñar con un futuro sin malaria", dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La OMS otorga la certificación de eliminación de la malaria cuando un país ha demostrado, más allá de toda duda razonable, que la cadena de transmisión autóctona se ha interrumpido en todo el país durante al menos los tres años consecutivos anteriores, señaló la OPS en un comunicado.

Indicó que con la excepción de un brote en 1996, El Salvador redujo constantemente su carga de malaria durante las últimas tres décadas. Entre 1990 y 2010, el número de casos de malaria disminuyó de más de 9.000 a 26 y el país ha notificado cero casos autóctonos de la enfermedad desde 2017.

"Durante décadas, El Salvador ha trabajado arduamente para erradicar la malaria y el sufrimiento humano que genera", dijo la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

De acuerdo con la OPS, El Salvador es el tercer país que ha logrado el estatus libre de malaria en los últimos años en la región de las Américas de la OMS, después de Argentina en 2019 y Paraguay en 2018.

Siete países de la región fueron certificados entre 1962 y 1973, y a nivel mundial un total de 38 países y territorios han alcanzado este hito.

A pesar de informar de su última muerte relacionada con la malaria en 1984, El Salvador ha mantenido sus inversiones nacionales para la malaria, y en 2020 el país continuó contando con 276 personas de control de vectores, 247 laboratorios, enfermeras y médicos involucrados en la detección de casos, epidemiólogos, equipos y personal de gestión y más de 3.000 trabajadores comunitarios de salud.

El Salvador se unió en 2019 a la Iniciativa Regional de Eliminación de la Malaria (RMEI) que fue organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo con el liderazgo técnico de la OPS y la participación del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica (Comisca).

El pasado 23 de enero, la Presidencia salvadoreño anunció que El Salvador se convertió en el primer país de Centroamérica en eliminar la malaria.

(c) Agencia EFE