En El Salvador las mascotas que parten tienen quien les haga su propio ataúd sin importar el tamaño

Perros, gatos, conejos, peces, aves y hasta reptiles pueden ser sepultados en cajas fabricadas y decoradas especialmente para ellos gracias a unos ingeniosos emprendedores.