El Salvador maneja bien la pandemia a nivel de Centroamérica, según un experto

Agencia EFE
·4  min de lectura

San Salvador, 16 dic (EFE).- El Salvador ha manejado bien el tema de la pandemia del coronavirus dentro de Centroamérica, "lejos del impacto económico" ocasionado por las medidas sanitarias implementadas para evitar la propagación del virus y de "los intereses políticos que pueda haber alrededor de esto", dijo a Efe el experto Walter Otoniel Campos.

Campos, investigador del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de El Salvador (UES), señaló que "la disciplina" con las que los salvadoreños han acatado las medidas "ha influido para evitar una propagación masiva del virus".

"En el país se hizo un manejo adecuado de la pandemia, en el sentido de limitar la interacción de las personas. Ahora que esto haya provocado otro tipo de situaciones de riesgo para el país de tipo económico eso es una de las repercusiones", manifestó.

No obstante, consideró que el manejo actual que se está haciendo de los datos oficiales de la pandemia "afecta al momento de querer sacar proyecciones sobre el comportamiento de la enfermedad".

Señaló que desde el pasado 23 de septiembre "se ha observado una situación anómala porque se ha dejado días sin actualizar los datos".

El Salvador registra un "leve" incrementos de contagios de la covid-19, según confirmó el domingo el ministro de Salud, Francisco Alabi, quien aseguró que, no obstante, no se trata de "una situación alarmante".

El martes se registraron 265 nuevos contagios, la cifra más alta en un día en lo que va de diciembre, con lo que el número de positivos aumentó a 42.397, de los que 2.697 casos están activos, 1.219 personas han fallecido y 38.481 han sido dadas de alta.

EL COMPORTAMIENTO DE LA PANDEMIA

De acuerdo con Campos, en El Salvador se tuvo un "comportamiento bastante atípico" desde el punto de vista estadístico, porque se registró "una caída estretiposa, por ahí por el 9 de agosto, pero no se sostuvo".

A partir de ese día, señaló el experto, "se ha observado un comportamiento llamativo y se agrega que se tiene el problema de la falta de datos, ya que hubieron unos días en que ya no se estuvieron actualizando los datos como tal y eso, a nivel científico, nos crea una dificultad".

Indicó que, por ejemplo y según el reservorio de coronavirus de la Universidad Johns Hopkins, "el día 12 de noviembre se registró un número muy alto (de contagios), pero no sabemos si ese día se acumularon los casos de los días anteriores".

"Al no contar con los datos, las predicciones bajan los niveles de confianza, porque los datos que falta el modelo (de análisis) los toma como datos cero, pero en la realidad no son datos cero, o sea no es que en ese día o días no se registraran casos", explicó.

Apuntó que el manejo actual de los datos "es diferente a como se comenzó a manejar, de alguna manera eso ha cambiado a peor y a lo mejor estamos inmersos en una segunda ola (de contagios), pero a nivel de datos no lo podemos asegurar".

LAS PROYECCIONES

Según el investigador, para el 21 de diciembre El Salvador podría alcanzar un acumulado de alrededor de 44.000 positivos, unas 39.000 personas habrían recuperado y casos los activos rondarían los 4.000.

Al 5 de enero del próximo año, los contagios llegarían a los 48.000, 42.000 personas recuperadas y en el caso de los positivos activos "desgraciadamente sí crecen" en este mes alrededor de los 6.000, lo que "es grave", dijo.

El número de decesos aumentaría a 1.400 casos, señaló.

LA RESPONSABILIDAD DE POBLACIÓN

Campos destacó la responsabilidad y la educación de la población en el cumplimento de las medidas sanitarias, "lo ha sido determinante".

"Si vas a un restaurante (por ejemplo) el nivel de disciplina de las personas es bastante aceptable, en el sentido de usar su mascarilla y usar su alcohol gel (...) esto ha influido de manera directa en evitar una propagación masiva", indicó.

Sin embargo, aseguró que "a nivel de curva acumulada (de contagios), la verdad que nunca se aplanó".

"No se ha tenido un repunte (de casos) que haya hecho colapsar el sistema de salud, esto por como las personas se han tomado las medidas higiénicas, pero en realidad la curva acumulada nunca se aplanó", reiteró.

Apuntó que "el hecho de estar encerrados, nos haya gustado o no, evitó la propagación del virus, aunque de manera paralela están todos los demás problemas causados como el golpe de la economía".

"El Salvador es de los países centroamericanos que ha mantenido los contagios más bajos, a parte de los casos atípicos de Belice y Nicaragua (...) en Nicaragua no sabemos si de verdad se manejen datos reales", añadió.

CRECE NIVEL DE CONTAGIOS A FIN DE AÑO

Campos señaló que al cierre del 2020 podría crece el riesgo de contagios, debido a la movilidad de personas que llegarían a El Salvador desde Estados Unidos y viceversa, por las festividades de Navidad y Año Nuevo.

"Estas personas que van y vienen son potenciales portadoras de virus y se debe de tener cuidado con eso porque crece el riesgo de contagios, ya que en Estados Unidos la situación es muy crítica", apuntó.

Estados Unidos es el país más afectado por la covid-19, con 16,2 millones de casos.

Sara Acosta

(c) Agencia EFE