El Salvador incorporará en octubre a 1.400 militares más a plan de seguridad

·2  min de lectura

San Salvador, 27 sep (EFE).- Un grupo de 1.400 militares de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) se integrará en octubre al plan gubernamental de seguridad para quitar a las pandillas el control en los territorios y cortar sus fuentes de financiamiento, informó este lunes la Presidencia en un comunicado.

La fuente indicó que los elementos castrenses están recibiendo la instrucción militar que les permitirá "apoyar a los agentes policiales que mantienen una férrea lucha contra la criminalidad" y señaló que el proceso de entrenamiento comenzó en julio pasado.

Actualmente, más de 10.000 miembros de la Fuerza Armada están desplegados en todo el país centroamericano, de los 20.200 soldados activos.

El Ejecutivo de Nayib Bukele implementa desde 2019 el Plan Control Territorial (PCT), al que le atribuye la caída de los asesinatos en los últimos años.

La primera fase consistió en el despliegue de policías y soldados en las localidades con mayores índices de violencia para tratar de cortar la fuentes de financiación de las pandillas.

La segunda se trató de la intervención en las comunidades con programas sociales para "disputar" a las pandillas el reclutamiento de los jóvenes, mientras que la tercera es la "modernización" del equipo de los cuerpos de seguridad.

La cuarta fase del plan gubernamental de seguridad consiste en incrementar el número de soldados en las labores de seguridad ciudadana y en duplicar, en el plazo de cinco años, el número total de efectivos militares.

El ministro de la Defensa, René Merino Monroy, prevé que, al cierre del 2021, la Fuerza Armada pase de 20.000 a unos 21.500 efectivos, de los más de 40.000 que se espera alcanzar en cinco años.

Zaira Navas, abogada de la organización humanitaria Cristosal, dijo recientemente a Efe que "todos los Gobiernos han echado mano de la Fuerza Armada" para sus planes de seguridad.

De acuerdo con la Plataforma por la Seguridad Ciudadana, su uso en labores de seguridad ciudadana comenzó desde 1993 tras la finalización de la guerra civil (1980-1992).

Navas señala que la principal diferencia entre los Gobiernos pasados y el de Bukele es que anteriormente "la Fuerza Armada aparecía con menos presencia y era el Ministerio de Seguridad el que lideraba los esfuerzos".

Agregó que actualmente se ve "a una Fuerza Armada con mayor presencia mediática" y "con mayor apoyo desde el presidente".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.