El presidente salvadoreño pide precaución por los riesgo de deslaves tras el paso de Eta

Agencia EFE
·3  min de lectura

San Salvador, 4 nov (EFE).- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, instó este miércoles a la población a mantenerse alerta por la posibilidad de deslaves e inundaciones a raíz de la depresión tropical Eta, que se espera que deje más lluvias de las previstas el martes.

"Debemos estar más alertas ante los deslaves y crecidas de ríos y quebradas, en las próximas horas y en los próximos 2 días", publicó el mandatario en sus redes sociales.

Añadió que "los servicios meteorológicos dicen que probablemente caerá el doble de lluvia, sobre nuestro país, de lo que se calculaba hace apenas 24 horas", sin precisar la fuente de la información.

De acuerdo con el estadounidense Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), se espera que en algunas zonas de El Salvador se registren lluvias de entre 380 y 510 milímetros.

El lunes, el NHC pronosticó que Eta podría dejar un acumulado de lluvia en el país de entre 75 y 125 milímetros y "cantidades aisladas" de 255 milímetros.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), señaló en un informe especial que son altas las probabilidades que Eta genera "derrumbes y caídas de roca afectando poblados ubicados en las cercanías de laderas y taludes, con algunas afectaciones en caminos y vivienda".

La cartera de Medio Ambiente, que no detalló la cantidad de lluvia esperada, añadió que la depresión podría generar entre el jueves y viernes lluvias de moderadas y "tipo temporal".

"A la población en general, se le recomienda precaución y mantenerse informada sobre el pronóstico meteorológico que emite el MARN, con el fin de tomar las medidas preventivas adecuadas", indicó.

Agregó que a la navegación marítima y aérea, pesca artesanal y deportiva "se les recomienda evaluar las condiciones atmosféricas y oceanográficas antes de realizar sus actividades".

El sistema tocó tierra el martes en la costa caribeña de Nicaragua como huracán de categoría 4.

Pese a que Eta se degradó en una depresión tropical este miércoles al cruzar la frontera entre Nicaragua y Honduras y registra vientos máximos que ahora no pasan los 55 km/h - llegaron a ser de 220 km/h- el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. alertó que las inundaciones "repentinas" y "potenciales" continuarán en varias zonas de Centroamérica.

Los efectos de Eta, tanto por lluvias asociadas como por vientos con fuerza de tormenta, podrían afectar en los próximos días a Jamaica, el sureste de México, El Salvador, el sur de Haití e Islas Caimán.

En la trayectoria prevista se espera que el centro de Eta se mueva por Honduras hasta el jueves por la tarde, y previo giro hacia el noreste emergerá sobre el golfo del país centroamericano mañana por la noche.

Se pronostica que la depresión se fortalezca una vez ingrese a las aguas del Caribe y se acerque como tormenta a las Islas Caimán y al oeste de Cuba este fin de semana.

Es la primera vez que se usa el nombre de Eta desde que se denomina a las tormentas de acuerdo con una lista anual, lo cual significa que 2020 es un año récord en el Atlántico.

Cuando se agota la lista, se usan las letras del abecedario griego y así ha sido este año hasta llegar a Eta.

(c) Agencia EFE