El Salvador: ¿cómo afectarían medidas extremas por COVID-19?

Associated Press

SAN SALVADOR (AP) — El Salvador es uno de los pocos países de América Latina que se dice libre de casos del nuevo coronavirus. Sin embargo, el presidente Nayib Bukele impuso las que quizá son las medidas más estrictas de la región al determinar, entre otras cosas, la prohibición de entrada al territorio de cualquier extranjero. ¿Qué podría implicar esto para el país centroamericano?

Bukele aseguró que esta decisión no afectaría el sistema económico del país y se reunió con las cupulas empresariales para exhortar “a continuar la producción, e, incluso aumentarla; mantener nuestras exportaciones y aumentarlas para paliar el golpe económico”. Agregó que el gobierno presentará a la Asamblea Legislativa un Plan Anticrisis, el cual contempla un presupuesto de 2.000 millones de dólares para paliar la caída económica.

No obstante, algunos salvadoreños como Eduardo Escobar, que dirige la ONG Acción Ciudadana, consideran que las acciones del gobierno deben ir más allá. Según dijo a The Associated Press, se debe de tratar de establecer acciones paliativas para el impacto no sea mayor.

Mauricio Choussy, un reconocido economista y expresidente del Banco Central de Reserva, dijo en una entrevista con un canal de la televisión local que “no hay formas de evitar que esto afecte a las empresas en El Salvador, nos va afectar. Ahora yo sigo pensando que si hacemos y tenemos un poco de suerte y si somos solidarios, podemos hacer que el nivel de contagio sea bajo”.

De acuerdo con el economista, las medidas afectarían mayormente a los microempresarios y medianos empresarios y señaló que “el impacto para las líneas aéreas tiene que ser duro” y que ya hay algunas que se han declarado en quiebra en Europa. Según dijo, si la proyección de crecimiento económico para El Salvador era del 2,5%, probablemente bajaría a 1%, o 1.5%”.

Aun así, el economista sostuvo que “el presidente y el gobierno de El Salvador ha hecho bien en decretar cuarentena a nivel nacional, la prevención en salud será siempre importante”.

Entre las medidas que Bukele dio a conocer luego de que la Organización Mundial de la Salud declarara al nuevo coronavirus una pandemia, destaca haber decretado cuarentena en todo el territorio nacional por 30 días, prohibición de ingreso a cualquier extranjero y la suspensión de todas las actividades escolares púbicas y privadas durante 21 días. También se prohibió las aglomeraciones de alrededor de 500 personas incluyendo conciertos y partidos.

El anuncio del presidente fue visto con buenos ojos por quienes consideran que el país no está preparado para enfrentar la enfermedad, pero analistas y diputados han señalado que Bukele asumió “funciones extra constitucionales” al declarar estado de emergencia nacional en todo el territorio por eso es competencia de la Asamblea Legislativa.

Ante ello, diputados reunidos en la comisión política, en una actitud conciliadora, solicitaron al mandatario que envíe en decreto ejecutivo para aprobarlo según manda la Constitución.

Hasta el momento, las medidas han provocado un caos en el aeropuerto internacional y las fronteras terrestres. Muchos salvadoreños que han tratado de ingresar al país se han negado a ser llevados a las zonas de cuarentena y, para evitar el caos, varios extranjeros han optado por regresar al país de su procedencia o el destino más cercano.

“Mi hermano es salvadoreño, venía de vacaciones y pasó varias horas varado en el aeropuerto. Nadie le daba información y sin tener síntomas lo querían mandar a cuarentena, y al final mejor se regresó al norte (Estados Unidos)”, dijo a la AP un joven de 25 años, que pidió no ser identificado por seguridad.