El Salvador: acusan de corrupción a exministro de Seguridad

Associated Press
·2  min de lectura

SAN SALVADOR (AP) — El Ministerio Público de El Salvador acusó el viernes al exministro de Justicia y Seguridad Publica, René Mario Figueroa, de lavado de dinero y peculado, y en la denuncia se asegura que se apropió de 3,7 millones de dólares de las arcas del Estado, cuando ejerció funciones en el gobierno del expresidente Tony Saca (2004-2009)

Según la denuncia presentada ante un juzgado de San Salvador, la Fiscalía asegura que Figueroa recibió 1,7 millones de dólares provenientes de la sociedad Radiodifusión de El Salvador, S.A. DE C.V, propiedad del expresidente Saca, y que los restantes dos millones de dólares son de origen desconocido.

La pericia financiera contable desarrollada con la autorización del juzgado también determinó que la señora Cecilia Alvarenga de Figueroa recibió 4.000 dólares de la Sociedad Nueva Orleans, S.A. DE C.V, y otros 100.000 de cuentas de la Sociedad de Radiodifusión, propiedad de el exmandatario.

La acusación contra Figueroa y su esposa se desprende de una investigación fiscal que determinó que de las cuentas instituciones subsidiarias del Tesoro Público en el gobierno de Saca se sustrajo dinero que fue destinado a cuentas personales y sociedades del exmandatario, entre ellas, Radiodifusión de El Salvador S.A DE C.V.

El octubre de 2019, el Ministerio Público embargó a Figueroa y su esposa cuatro inmuebles, dos empresas y cuentas bancarias cuyo valor suma unos tres millones de dólares.

Figueroa desempeñó el cargo durante el gobierno del expresidente Saca, quien cumple una condena de diez años de prisión en el penal La Esperanza, en la periferia de San Salvador, por el desvió de 301 millones de dólares de fondos públicos para favorecer a sus empresas y terceros. En septiembre de 2018 el expresidente pidió un proceso abreviado y, después de confesar sus delitos, un tribunal lo sentenció por peculado, lavado de dinero y activos.

El exministro y su esposa ya enfrentan un juicio civil por enriquecimiento ilícito. El Ministerio Público les exige la devolución de más de un millón de dólares que supuestamente se habrían apropiado de las arcas del Estado.

Según la denuncia presentada por la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público, durante la pesquisa se detectaron 18 irregularidades en depósitos, pagos de tarjetas de crédito y de préstamos, y compras de vehículos e inmuebles.

Este es el quinto exfuncionario de Saca procesado por corrupción.