La salud mental de los adolescentes europeos, en declive

De los 227.441 adolescentes seguidos entre 2017 y 2018, el 35% están considerados usuarios "intensivos" de las redes sociales (AFP/Archivos | JUSTIN TALLIS)

En Europa, un adolescente de cada cuatro afirma sentirse nervioso, más de un tercio son usuarios "intensivos" de las redes sociales, sobre todo las chicas, y globalmente, fuman y beben menos que hace cuatro años.

Son los resultados de un estudio realizado en 45 países y publicado el martes por la rama Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Un adolescente de cada cuatro declara sentirse nervioso, irritable o tener dificultades para dormir cada semana", recoge el informe.

En general, los varones se sienten mejor que las mujeres: un 41% de ellos afirma encontrarse en buena salud, frente a un 33% de ellas.

Otro factor es el entorno social. Los adolescentes de familias con bajos ingresos son más susceptibles de señalar múltiples problemas de salud (migraña, dolor de barriga y de espalda) en más de un tercio de los países.

El director de OMS Europa, Hans Kluge, considera que "invertir en los jóvenes [...] permitirá un triple beneficio al aportar un beneficio sanitario, social y económico a los adolescentes de hoy y a los adultos de mañana".

Esta encuesta internacional, llamada HBSC (Health Behaviour in School-aged Children), se realiza cada cuatro años y permite describir los comportamientos de salud en jóvenes de 11, 13 y 15 años.

De los 227.441 adolescentes seguidos entre 2017 y 2018, el 35% están considerados usuarios "intensivos" de las redes sociales, con un pico del 63% en el caso de las jóvenes italianas de 15 años, contra el 12% de los albaneses de 11 años.

"La frecuencia de las comunicaciones en línea aumenta con la edad y observamos esquemas diferentes según los sexos. Las chicas son más susceptibles de ser usuarios intensivos, pero los chicos son más susceptibles de preferir hablar de temas personales en línea", subraya el informe.

En conjunto, solo el 14% de los adolescentes prefiere la comunicación virtual a hablar en persona.

Además, el tabaquismo entre los adolescentes bajó: cuatro puntos menos en el caso de los jóvenes de 13 años y siete en el de los de 18 años desde 2014.

A los 11 años, el 5% de los chicos y el 2% de las chicas ya ha fumado, mientras que a los 15 años, esa cifra alcanza el 29% para los chicos y el 27% para las chicas.

Pasando de 38% al 35%, el consumo de alcohol entre los adolescentes también disminuyó desde 2014.

Entre los otros comportamientos de riesgo, apenas dos tercios de los jóvenes se protegieron la última vez que tuvieron relaciones sexuales.

A los 15 años, el 24% de los varones y el 14% de las mujeres ya había tenido relaciones sexuales.