La salud de Jair Bolsonaro: el presidente de Brasil recibió el alta tras la obstrucción intestinal

·3  min de lectura
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habla con los periodistas al salir del hospital
Nelson Antoine

BRASILIA.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió hoy el alta para abandonar el hospital de San Pablo en el que se encuentra desde el miércoles en tratamiento por complicaciones en el intestino, luego de un apuñalamiento que en 2018, en plena campaña electoral, complicó su salud.

Por unos días fue alimentado por tubo pero al regresar al método normal fue que recibió el visto bueno de los médicos que lo atienden para dar por finalizada su internación.

El hospital Vila Nova Star dijo en un comunicado que Bolsonaro permanecerá bajo observación de un equipo médico auxiliar como paciente externo. El mandatario de derecha, de 66 años, fue llevado al hospital para recibir tratamiento por una obstrucción intestinal relacionada con el ataque, pero no requirió cirugía.

El Soberbio: la ciudad limítrofe con Brasil que explota gracias al contrabando de soja

El alta del presidente brasileño era algo que ya se esperaba desde ayer, cuando en una transmisión en vivo por Internet, para la apertura de una sucursal del banco Caixa Económica en el norte del país, había dicho que se sentía bien y que tenía ganas de volver al trabajo.

“No veo la hora de volver al trabajo, ver a los amigos y poner a Brasil en movimiento”, afirmó. Hoy también habló al abandonar el hospital y dijo: “Tuve que someterme a una dieta, hice lo que tenía que hacer. Quería irme desde el primer día, pero no me dejaron. Espero que de aquí a unos diez días pueda estar comiendo un churrasco de costilla”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A pesar de estar hospitalizado, Bolsonaro siguió al mando del Ejecutivo y muy activo en las redes sociales, publicando fotos y comentando temas políticos. Inicialmente hospitalizado en Brasilia tras sufrir un dolor abdominal agudo y una crisis de hipo que ya duraba más de diez días, fue trasladado por recomendación de sus médicos a San Pablo.

Debido una puñalada que recibió en el abdomen durante su campaña presidencial en 2018, Bolsonaro pasó por cuatro cirugías que crearon un cuadro en su salud más vulnerable a sufrir adherencias en el intestino.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, habla durante una conferencia de prensa en el Hospital Vila Nova Star
MIGUEL SCHINCARIOL


El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, habla durante una conferencia de prensa en el Hospital Vila Nova Star (MIGUEL SCHINCARIOL/)

Parecía que estaba con el estómago en llamas. La causa era una obstrucción intestinal, porque la adherencia es común en quien ya sufrió una cirugía como yo, después de la puñalada”, expresó Bolsonaro al responder preguntas de los periodistas durante más de media hora.

A partir de ahora, el gobernante debe seguir una dieta ligera, procurar masticar bien y hacer ejercicio, según el jefe del equipo médico, el cirujano Antonio Macedo. ”Voy a estar en la presidencia mañana”, afirmó Bolsonaro.

Las complicaciones de salud del presidente surgen en un contexto de erosión de su popularidad y tensiones políticas, con sospechas de corrupción en contratos negociados por su gobierno para adquirir vacunas destinadas a combatir la pandemia de coronavirus, que deja más de 540.000 muertos en Brasil.

Agencias Reuters, AP y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.