Qué es la salmonela, cuáles son los síntomas de la enfermedad y cómo evitarla

·4  min de lectura
La salmonelosis o infección por salmonela es una de las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) más frecuente en humanos
Pexels

La salmonela generó preocupación entre los argentinos este martes luego de que el Ministerio de Salud de la Nación y de Salud Pública de Salta emitieran una alerta epidemiológica por el aumento de casos de fiebre paratifoidea, causada por esta bacteria. Según detallaron las autoridades, más del 60% de los afectados son menores de 15 años y residen mayormente en la capital salteña.

Europa alerta por la adulteración química del color del atún: ¿es peligroso para la salud?

En las primeras 45 semanas de este año se notificaron un total de 1088 casos de fiebre tifoidea y paratifoidea (1069 en Salta). Pero, ¿de qué se trata esta afección? Según detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS), es “una enfermedad infecciosa potencialmente mortal causada por la bacteria salmonela typhi, que suele transmitirse por agua o alimentos contaminados” y que, tras ingresar al organismo humano, “se multiplica y pasa al torrente sanguíneo”.

Desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) indican que la salmonelosis (infección por salmonela) es una de las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) más frecuente. Esta bacteria suele vivir en los intestinos de animales y humanos, y se libera mediante heces.

La definición de la salmonelosis que ofrece el SENASA
Fuente: SENASA


La definición de la salmonelosis que ofrece el SENASA (Fuente: SENASA/)

Existen alimentos que son más sensibles a ser infectados con la bacteria que produce la salmonelosis:

  • Carne cruda vacuna, de ave y de pescado. Las heces se pueden introducir en la carne cruda vacuna y de ave durante el proceso de matanza, indica la autoridad sanitaria nacional. Y agrega que los mariscos y los pescados pueden estar comprometidos si se obtienen de agua contaminada.

  • Huevos crudos. El Ministerio de Salud explica que, si bien la cáscara del huevo puede parecer una barrera perfecta contra la contaminación, algunas gallinas infectadas producen huevos que contienen salmonela antes de que la cáscara llegue a formarse.

  • Frutas y vegetales. Algunos productos agrícolas frescos pueden haber sido hidratados en el campo o lavados durante su procesamiento con agua contaminada con salmonela. La infección de estos alimentos puede suceder también en la cocina, cuando los jugos de la carne cruda de res o de ave entran en contacto con alimentos sin cocinar, como las ensaladas.

5 tips para evitar la salmonella
5 tips para evitar la salmonella


Las salsas y mayonesas caseras que contengan huevo crudo pueden ser transmisoras de salmonela

Cuáles son los síntomas de la enfermedad

Al consumir un alimento contaminado, las personas desarrollan una enfermedad bacteriana sistémica, que suele mostrar como primeros síntomas náuseas y vómitos, calambres abdominales, diarrea, fiebre y dolor de cabeza.

En el caso de la fiebre parafitoidea, la OMS detalla entre las manifestaciones del virus en el organismo: fiebre prolongada, cansancio, ‎cefaleas, náuseas, dolor abdominal y estreñimiento o diarrea. También advierte que algunos pacientes pueden presentar erupciones cutáneas (manchas rosadas) y que los casos ‎graves pueden complicarse seriamente, hasta causar la muerte. ‎

Termorregulación: resuelven el enigma de por qué los huevos son de colores diferentes

Recomendaciones para prevenirla

La conservación y preparación de los alimentos es un aspecto vital a la hora de evitar la contaminación de los mismos con alguna bacteria. El SENASA detalla una serie de recomendaciones que toda persona que manipula productos sensibles a ser infectados debería tener en cuenta para prevenir enfermedades como la salmonelosis:

  • Las carnes y pescados deben estar refrigerados o congelados.

  • Es conveniente rechazar los huevos que no estén etiquetados y los que no lleven fecha de consumo. Si están sucios o rotos no se recomienda su ingesta.

  • Evitar que las carnes puedan escurrir sus jugos sobre otros alimentos destinados al consumo en crudo, para evitar la contaminación cruzada.

  • No partir los huevos en los bordes de los recipientes donde van a ser batidos. A su vez, usar ese recipiente solo para esa operación.

  • No separar las claras de las yemas con la propia cáscara del huevo.

  • Evitar comer huevos crudos o alimentos donde el huevo no esté completamente cocido.

Para evitar infecciones por salmonela es importante chequear que los huevos estén etiquetados y tengan su fecha de consumo
Para evitar infecciones por salmonela es importante chequear que los huevos estén etiquetados y tengan su fecha de consumo


Para evitar infecciones por salmonela es importante chequear que los huevos estén etiquetados y tengan su fecha de consumo

Además, como ya había adelantado LA NACION, existen otros hábitos clave que ayudan a evitar la infección por salmonela. Estos son:

  1. Lavarse las manos antes de cada comida.

  2. Si se está manipulando alimentos, lavarse las manos antes y después de hacerlo.

  3. Limpiar correctamente frutas y verduras con unas gotas de lavandina en el agua que se lava o un chorro de vinagre.

  4. Conservar la cadena de frío de los alimentos y cocinarlos correctamente.

  5. Usar tablas y utensilios diferentes para alimentos crudos y cocidos; también es conveniente tener una para verduras y otra para carnes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.