De salmón a chocotorta: los gastos de Rosario Lufrano en la TV Pública

·4  min de lectura
TV Pública
TV Pública

En su programa El Noticiero de LN+, Eduardo Feinmann exhibió una serie de tickets de los gastos que realizó Rosario Lufrano, la titular de Radio y Televisión Argentina sociedad del Estado (RTE), aparentemente para consumo personal, pero que fueron pagados por la TV Pública.

La alegría de Mirtha Legrand tras recibir la segunda dosis de la Sputnik V: “¡Podré volver a trabajar!”

El periodista exhibió pruebas de compras de diversos productos, desde salmón hasta una chocotorta, y sentenció: “No sé si esto es un delito, pero es algo antiético e inmoral, no me quedan dudas”.

“Prometieron que en este Gobierno estas cosas no iban a ocurrir, que volvieron mejores. Pero hay una alta funcionaria del Gobierno nacional que va a dejar ‘el chocoarroz de Dujovne’ así de chiquito. Mire la cantidad de tickets que tengo”, arrancó Feinmann, exhibiendo un pilón de papeles, y recordando el episodio del exministro de Hacienda que desató una polémica por compras personales a cuenta del Estado.

“Esto es indignante -prosiguió Feinmann-. Hay 42 por ciento de pobreza en este país; 19,4 millones de pobres; 10 millones de indigentes que comen una vez al día, pero este es un gobierno Nac & Pop que viene a ocuparse de usted y a gastar la plata en usted. Pero esta funcionaria la pasa bien ella y hace compras personales con la plata de los contribuyentes”.

A continuación, el conductor de LN+ dijo quién era la funcionaria a la que se estaba refiriendo: “Rosario Lufrano, presidenta de Radio y Televisión Argentina”. A partir de ese momento, comenzó a exhibir diversos ticket mientras describía cada gasto realizado por la titular de la TV Pública.

Dulce de leche, sushi y un cepillo de dientes

“Tengo un montón de tickets solo de 2020”, dijo, y mostró el primero de los comprobantes. “Dulce de leche de calcio La Serenísima. $182. Lo pagó usted”, señaló.

Luego, Feinmann mostró otra factura de pago de un “restorán muy fino y glamoroso”, que “de Nac & Pop tiene cero”. “Gastó $600 en una porción de bomba; $600 que no los pagó ella. Los pagó usted”, agregó y señaló: “Todos los gastos de Lufrano son a la redonda de su casa de Recoleta”.

El desconcierto de Eduardo Feinmann con un compañero: “¿Qué tiene que ver?”

Luego se preguntó si los superiores de la funcionaria estarían al tanto de esto y extendió su duda a “su jefe máximo”, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y al presidente Alberto Fernández.

El periodista continuó exponiendo diversos tickets y comprobantes de otros gastos. Un kit de velas de feliz cumpleaños; dos unidades de salmón, $1500; una chocotorta, $975. “Usted, yo, todos le compramos la chocotorta. El chocoarroz de Dujovne quedó chiquito”, agregó Feinmann.

El conductor de El Noticiero de LN+ continuó con otra serie de gastos, como queso y jamón en un supermercado. O $3700 de un combo de un restaurante de sushi. “Mientras a usted le dan polenta, la señora Lufrano come sushi en Dashi”, aseveró y exhibió el ticket.

A continuación, Feinmann le habló a la funcionaria y dijo: “Las cosas personales pagatelas del bolsillo. No le tires los tickets al Estado para que los pague. Ni siquiera sé si es delito, pero que es algo antiético e inmoral no me quedan dudas”.

Cristian U defendió a su exnovia Antonella Delmonte por su vacunación irregular: “La culpa no es de ella”

El periodista continuó leyendo: salmón, lasaña, jabón bacterial, cepillo de dientes, un dentífrico, y algunos productos más.

“Así estamos en la República Argentina. Me imagino que Santiago Cafiero alguna determinación va a tomar, ¿O nos va a seguir tomando de idiotas?”, se preguntó de manera retórica.

Cacerolazo hoy: los memes en contra de la suspensión de clases

Para terminar, apuntó: “Compró helados en Rapanui, que es una heladería que queda en Uruguay al 1200 a una cuadra de donde vive la jefa, Cristina. A 20 cuadras del canal, quizás más. Y eso lo consumió el 10 de septiembre, es decir, un jueves, a las 16.08 de la tarde. O sea un día laboral la señora tomaba un heladito a muchas cuadras del canal o la reunión de trabajo era en la heladería. No me estaría quedando muy claro”.

¿Hubo más? Feinmann mostró que la lista no se quedó ahí. “Compró un dulce de membrillo en La Nueva San Agustín, que tiene unas medialunas espectaculares”, describió, ya con humor. Y remató: “También compró un cepillo Colgate, un aceite de oliva Vita, una yerba mate Playadito y una bolsa ecológica”.

“Dios mío. Espero, bah, me imagino, que habrá consecuencias”, concluyó.