Salen de Panamá vuelos humanitarios con 882 turistas europeos y canadienses

Agencia EFE

Panamá, 26 mar (EFE).- Tres vuelos humanitarios con 882 ciudadanos europeos y canadienses prtieron este jueves de Panamá, que mantiene cerrada su frontera aérea como parte de las medidas para frenar el COVID-19, que deja ya 8 fallecidos y al menos 558 contagios confirmados en el país.

Un vuelo humanitario de Air Transat salió pasado el mediodía con rumbo a Canadá con 108 ciudadanos de ese país, dijo a EFE un portavoz oficial.

El avión de Air Transat, aerolínea con base en Montreal (Canadá) partió del Aeropuerto Internacional Scarlett Martínez de Río Hato, dijo en sus redes sociales el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal del país y un importante centro de conexiones regional.

Asimismo, este jueves salieron desde Tocumen dos vuelos, uno hacia Frankfurt, con 374 turistas, y otro directo a Amsterdam, con 400 pasajeros a través de las aerolíneas Lufthansa y KLM, informó la terminal aérea en un comunicado.

El avión de Lufthansa con ciudadanos alemanes abordo partió cerca de las 16:00 hora local (21:00 GMT) de este jueves desde Tocumen dijo EFE el portavoz oficial.

Esta semana Lufthansa ya realizó otro vuelo humanitario en el que transportó a su país a unos 370 turistas alemanes que habían quedado varados en el país centroamericano, que suspendió el pasado 22 de marzo y por 30 días los vuelos internacionales.

El vuelo de KLM con destino a Amsterdam con alrededor de 400 nacionales de Países Bajos y otras naciones europeas es un Boeing 777-300 ER que llegó anoche al aeropuerto, agregó.

"Para esta semana se coordinan otros vuelos humanitarios para traer a panameños varados en países de la región, por medio de la aerolínea Copa" de Panamá, agregó el comunicado de Tocumen.

Panamá mantiene suspendido el ingreso de extranjeros al país así como los vuelos internacionales, mientras que los nacionales que logren regresen debe someterse obligatoriamente a una cuarentena.

El Gobierno panameño decretó una cuarentena total indefinida que comenzó a regir este miércoles para intentar frenar la expansión del virus, de la que están exceptuados sectores como sanidad, alimentos, banca, seguridad pública, transporte y comunicaciones, y prensa.

(c) Agencia EFE