El salario mínimo de Colombia para 2022 no es el más bajo de América Latina

·5  min de lectura

Una pieza gráfica en la que se comparan los supuestos salarios mínimos aprobados para 2022 de cinco países sudamericanos en dólares y con sus equivalencias al peso colombiano, y donde se afirma que “Colombia tiene la clase trabajadora más explotada de América Latina”, ha sido compartida más de 4.600 veces en redes sociales, desde el 16 de diciembre de 2021. Pero el paralelo es engañoso: economistas explicaron a la AFP que la comparación de sueldos en dólares, sin tener en cuenta los precios locales, no es válida. Además, no están considerados países como Perú y Brasil, con salarios mínimos inferiores al colombiano tanto en dólares como en términos de poder adquisitivo.

Según la imagen, el salario mínimo de Ecuador para 2022 sería de 425 dólares; el de Chile, 441 dólares; el de Uruguay, 423 dólares, el de Bolivia correspondería a 309 dólares y el de Colombia, de 249 dólares.

“Por eso tanto pueblo migrando a otros países” o “COLOMBIANOS, LOS MAS EXPLOTADOS Y MENOS PAGADOS DEL MUNDO”, se lee en algunas publicaciones con la imagen en Facebook (1, 2, 3) y Twitter (1, 2, 3).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook tomada el 5 de enero de 2022

Versiones similares de la comparación con la misma información también se difundieron en Facebook (1, 2, 3) con un diseño diferente. “Este es el valor real del Salario Minimo en Dolares, y el de COLOMBIA ES EL MAS BAJO de America Latina y TODO EL MUNDO CELEBRA Los 249 dolares”, dicen algunas leyendas de esas entradas.

En la esquina superior derecha de la imagen difundida aparece el nombre Sergio Marín, como se conoce a Carlos Alberto Carreño Marín, un representante a la Cámara por el partido Comunes, fundado por excombatientes de la desmovilizada guerrilla de las Farc, que en 2016 firmó un acuerdo de paz. Búsquedas en sus perfiles en Facebook y Twitter condujeron a entradas (1, 2) publicadas el 16 de diciembre de 2021 con la pieza gráfica viralizada.

Un día antes, el jefe de Estado colombiano, Iván Duque, había firmado el decreto con el que se fijó el salario mínimo para 2022 en 1 millón de pesos colombianos (244,11 dólares al cambio oficial del 5 de enero de 2022).

El 14 de diciembre, a propósito de incremento, la revista Semana publicó un artículo donde compara los salarios mínimos en la región y menciona las mismas cifras en dólares usadas en la gráfica viralizada.

Conversión al dólar

Pese a lo que sostiene la comparación, el salario mínimo de Chile al cambio del 16 de diciembre de 2021, día de la publicación de la pieza, era de 399 dólares, no de 441.

En esa fecha no se conocía el monto del salario mínimo aprobado para 2022 en Uruguay. El decreto se firmó el 29 de diciembre de 2021. Pero el salario mínimo durante 2021 en ese país equivalía a 404 dólares (siempre al cambio del 16 de diciembre de 2021), no a 423, como se señala en la pieza gráfica. Así mismo, el sueldo básico que se aprobó para 2022 es de 435 dólares, al cambio del mismo día.

Los datos usados en la imagen para esos dos países corresponden a la cotización del 14 de enero de 2021 de los salarios aprobados para 2021, es decir, casi 11 meses antes de la publicación de la gráfica.

Una mujer compra naranjas en el mercado Feira Livre en las calles del barrio Liberdade en Sao Paulo, Brasil, el 22 de septiembre de 2021 ( AFP / NELSON ALMEIDA)

El dato de Ecuador, cuya economía fue dolarizada en 2000, sí es el salario mínimo decretado el 13 de diciembre de 2021 para 2022: 425 dólares.

En el caso de Bolivia, la información corresponde al salario mínimo vigente (aproximado al cambio oficial del 16 de diciembre de 2021) porque la cifra para 2022 se conocerá recién en mayo del mismo año. Por este motivo los empleadores deben pagar de manera retroactiva la diferencia entre el salario básico del año anterior y el valor de sueldo aprobado en mayo, por los primeros meses del año.

De igual modo, la gráfica hace una afirmación sobre toda América Latina, pero la publicación solo incluye datos de algunos países de Suramérica. No se tiene en cuenta a otras economías de la región como México, Argentina, Perú y Brasil.

Estos dos últimos países, de hecho, tienen sueldos básicos inferiores en dólares al colombiano: el de Brasil es de 214 dólares (según la tasa de cambio del 5 de enero de 2022) y el de Perú, de 235 (según el precio del dólar de la misma fecha).

Poder adquisitivo

Laura Fuerte, jefa del departamento de Economía de la Escuela de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de La Sabana en Colombia, le dijo a AFP Factual que “la comparación en dólares [de los salarios mínimos] no es valedera para medir si un colombiano es más pobre o más rico que un ecuatoriano o un chileno”.

“Que un salario sea superior en dólares a otro no indica automáticamente que ese país tenga mejor nivel de vida o más poder adquisitivo porque el costo local de los bienes también puede ser más alto. Lo que se debe discutir realmente es qué se puede comprar con la misma cantidad de dólares para saber si estamos mejor o peor”, explicó.

Con esto coincidió Diego Cortés Valencia, economista y máster en Economía de la Universidad Nacional de Colombia: “Para comparar entre países cuánto representa el salario mínimo y cuál es mayor o menor que otro, no se puede solo mirar su equivalencia en dólares. Se requiere incluir en la comparación el costo de vida de cada país, para qué alcanza este salario. De lo contrario, la comparación no tiene validez”.

“El salario en los países europeos, por ejemplo, puede ser mucho más alto que los latinoamericanos, pero así mismo existe un costo en alimentos, vivienda y servicios que son más elevados al compararlos con Latinoamérica. Entonces se debe ponderar el salario mínimo en dólares con la paridad de precios de cada país”, señaló a la AFP el economista.

Consultado por AFP Factual, Fernando Gudiño, economista y asistente de investigación de la Universidad del Rosario en Colombia, explicó que “para hacer una comparación justa de los salarios, estos se deben medir en términos de bienes porque al usar simplemente el precio del dólar no se tiene en cuenta la inflación”.

“Es decir, que dada una misma canasta de bienes básicos, esta se debe dividir entre el número de salarios mínimos que están vigentes”, agregó.

Los tres especialistas consideran, entonces, que para que la comparación sea válida debe corregirse la equivalencia en dólares de cada salario con la Paridad del Poder Adquisitivo (PPA), un indicador que se usa para medir los precios de diferentes países porque iguala el poder de compra o adquisitivo de diferentes monedas.

“El PPA incorpora a un nivel salarial en dólares un factor de equivalencia con los costos y el nivel de precios de los bienes y servicios de cada país, para que sean comparables los salarios mínimos de diferentes naciones en dólares”, apuntó Cortés.

AFP Factual hizo un análisis (revisado por economistas) tomando en cuenta los salarios mínimos de algunas economías de Latinoamérica, las tasas de cambio de cada país del 16 de diciembre de 2021 y del 5 de enero de 2022, y el PPA publicado por el Banco Mundial.

El ejercicio arrojó que Colombia en 2022 no tiene el salario más bajo de la región, contrario a lo que difunde la pieza gráfica viralizada. Perú y Brasil, a la luz del dólar corregido con la PPA, tienen salarios inferiores al colombiano.

Además, pese a que Uruguay tiene un salario muy superior al colombiano en dólares estadounidenses (una diferencia de 197 dólares, al cambio del 5 de enero de 2022), cuando se analizan las cifras teniendo en cuenta los precios locales de sus bienes la diferencia es mucho menor: siete dólares corregidos al PPA.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.