El salario mínimo aprobado para 2022 en Colombia sí representa un incremento frente al de 2009

·5  min de lectura

Capturas de pantalla de un tuit en el que se compara el salario básico colombiano de 2009 con el aprobado para 2022, teniendo en cuenta sus equivalencias en dólares, han sido compartidas más de 8.700 veces en redes sociales desde el 13 de diciembre de 2021 con la afirmación de que no representa un aumento real. Pero el análisis es engañoso: economistas explicaron a la AFP que esa evaluación en moneda extranjera no es válida, porque los colombianos compran principalmente en pesos. A su vez, según los expertos, el nuevo salario anunciado sí ha representado una subida por encima del incremento de los precios.

Según el mensaje viral, el salario mínimo en Colombia en 2009 era de 497.000 pesos, lo que equivalía a 260 dólares, considerando que el cambio era de 1.911 pesos por dólar. La publicación señala que, según el presidente del país, Iván Duque, el salario mínimo en 2022 será de 1.000.000 de pesos, lo que equivaldrá a 256,65 dólares (con una tasa de cambio de 3.896 pesos por dólar).

“No te está aumentando nada y menos con el costo de vida actual”, asegura el tuit, cuyo texto fue replicado en Facebook (1, 2, 3) y Twitter (1, 2, 3).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook tomada el 16 de diciembre de 2021

En algunas de las capturas de pantalla viralizadas aparece una fecha: 13 de diciembre de 2021. Búsquedas avanzadas en Twitter y Google con la frase “no te están aumentando nada” condujeron a una entrada en esa red social de esa misma fecha. AFP Factual no halló registros anteriores.

Un día antes, el presidente colombiano, Iván Duque, había propuesto que el salario básico para 2022 fuera de un millón de pesos colombianos (unos 249 dólares, al cambio del 17 de diciembre de 2021) al que se suma el subsidio de transporte, un beneficio al que tienen derecho los trabajadores. Luego de concertar la cifra con empresarios y centrales obreras, el mandatario firmó el 15 de diciembre pasado el decreto con el que aprobó la subida y aseguró: “Colombia logra el mayor aumento real del salario mínimo en casi 50 años y llega al millón de pesos”.

Como el sueldo aprobado para 2021 fue de 908.526 pesos, el aumento para 2022 significa una subida del 10,07%, mientras que la inflación esperada para el cierre de 2021 podría, según analistas, oscilar entre 4,8% y 5,3%. Es decir, se estima un aumento del salario básico entre 4,77 y 5,27 puntos porcentuales mayor que el incremento de precios.

Análisis engañoso

Para hacer la comparación entre los salarios, el mensaje viralizado señala que el dólar en 2009 costaba 1.911 pesos colombianos y presenta como valor actual 3.896 pesos. Sin embargo, el cálculo se basa en datos inexactos, pues las tasas de cambio no se mantienen estables durante el año.

La tasa representativa del mercado el día que se publicó en análisis en redes sociales, el 13 de diciembre de 2021, era de 3.887 pesos, no de 3.896, y en ningún día de 2021 se registró exactamente ese precio. Así mismo, aunque el salario mínimo de 2009 era de 496.900 pesos y el dólar alcanzó 1.911 pesos el 24 de septiembre de ese año, hubo fechas en que la moneda estadounidense superó los 2.500 pesos.

De hecho, el promedio anual de la tasa representativa del mercado en 2021 (hasta el 21 de diciembre) fue de 3.735 pesos, calculado a partir del valor diario del dólar. En 2009, el precio promedio del dólar fue 2.153 pesos, siguiendo el mismo procedimiento. Entonces los datos no coinciden con los del tuit, aún al promediarlos por año.

Diego Cortés Valencia, economista y máster en Economía de la Universidad Nacional de Colombia, explicó a AFP Factual, además, que “no es correcto comparar el salario mínimo en términos de dólares para ver su crecimiento a lo largo de un periodo de tiempo”.

“Colombia no es un país dolarizado, ni hacemos nuestras compras en dólares principalmente, por lo tanto una comparación en dólares, para hacer referencia a la capacidad de compra en el país, no tiene razón de ser”, agregó.

Con esto coincide María Fernanda Valdés, coordinadora del proyecto Tributación para la Equidad de la Fundación Friedrich Ebert en América Latina: “Cuando se evalúan los cambios en el salario mínimo acordado, de un año a otro, lo que interesa saber es si con ese valor, sea el que sea, se pueden comprar más o menos bienes que en el año anterior”.

“En países como Colombia, que maneja el peso y que, diferente a otros países vecinos como Ecuador, no utiliza monedas extranjeras en sus transacciones internas, la evaluación del cambio debería hacerse siempre en pesos colombianos, pues es en moneda colombiana que se mide con más precisión la capacidad de compra de los colombianos”, señaló a la AFP la economista.

Los dos expertos consideran que el aumento del sueldo básico se debe evaluar a la luz del comportamiento del índice de precios al consumidor (IPC), que mide la variación del valor de una canasta de bienes y servicios o la inflación.

De hecho, Cortés hizo el cálculo con ese indicador y encontró que sí hubo un incremento real entre el 2009 y 2022: “Para el año 2009, el salario mínimo fue de 496.900 pesos. Para que ese salario tuviera el mismo poder adquisitivo para noviembre de 2021, debería ser de, al menos, 746.600 pesos. Sin embargo, como para 2022 será de 1.000.000 de pesos, es superior a la inflación ocurrida entre 2009 y finales de 2021”.

Un hombre sale de una tienda durante el Black Friday en Bogotá, el 19 de junio de 2020 ( AFP / JUAN BARRETO)

Poder adquisitivo

La comparación viralizada, según los expertos, muestra que la devaluación del dólar tiene un impacto en la competitividad del salario colombiano frente al dólar estadounidense. Pero eso no significa que hubiera una pérdida de valor adquisitivo interno entre los años que se comparan, como concluye el mensaje que circula en redes sociales.

Consultada por AFP Factual, Laura Fuerte, jefa del departamento de Economía de la Escuela de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de la Sabana en Colombia, explicó: “Efectivamente [la devaluación] afecta porque nuestra economía importa muchos bienes tanto para el consumo como para la producción. Entonces a los consumidores nos impacta cuando compramos televisores, computadores, cosas que no se producen localmente”.

Pero Fuerte aclaró que este argumento no es válido para señalar que no habría un aumento real del salario mínimo entre 2009 y 2022.

La ley 278 de 1996 establece que el incremento del salario mínimo en Colombia tiene que ser por lo menos igual a la inflación fijada por el Banco de la República (emisor).“Para medir la inflación se toma como referencia la canasta básica familiar con los bienes que consumen en promedio los hogares. Esto incluye tanto bienes producidos localmente como importados”, apuntó Fuerte.

La canasta básica incluye, por ejemplo, productos como vehículos nuevos importados, televisores, computadores y pasajes aéreos internacionales, según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) de Colombia.

“El precio del dólar sí afecta al de las importaciones. Pero ese incremento y su peso sobre el consumo de la población colombiana está contabilizado dentro del IPC y se refleja en el incremento del salario mínimo”, precisó Cortés.

Según cálculos de Fuerte compartidos con AFP Factual, entre 2009 y 2021 el salario mínimo aumentó en un 24% por encima de lo que debería haber subido solo por la inflación anual respectiva.

La economista explicó que “incluso con un promedio de productividad [laboral] del 1% [otro indicador que se debe tomar en cuenta, según la ley colombiana, para calcular el incremento del salario mínimo], que explicaría adicionalmente aproximadamente un 13% del incremento, hubo un aumento extra de aproximadamente 11% que se obtiene por fuera de inflación y de la productividad”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.