La salamanquesa Monito de Puerto Rico logra evitar su extincion

Agencia EFE

San Juan, 5 nov (EFE).- La salamanquesa geco de Monito, un reptil a punto de desaparecer de la tierra que solo se reproduce en el mundo en una isla de Puerto Rico, se ha salvado de la extinción gracias al esfuerzo científico por su preservación.

El geco de Monito, tan diminuta como el dedo índice de la mano de una persona, ha logrado convertirse en la primera especie endémica de la isla en salir del listado de especies en peligro de extinción de Estados Unidos, lo que significa la continuidad de este reptil único.

El Sphaerodactylus micropithecus lleva el sufijo de Monito, pues solo se reproduce en Monito, un islote en el extremo oeste de Puerto Rico de tan solo 5 kilómetros de diámetro.

Allí, en el año 1982, solo quedaban una veintena de ejemplares que luchaban por sobrevivir amenazados por las ratas.

El Gobierno federal estadounidense incluyó al geco de Monito bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción, aprobada en 1973.

Investigadores del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS, en inglés) y del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de Puerto Rico se pusieron manos a la obra para acabar con las ratas y lograr que la población del diminuto reptil sobreviviera.

Según explicó a Efe la subdirectora del USFW, Marelisa Rivera, la agencia federal otorgó fondos entre los años 1994 y 1999 al DRNA para la erradicación de las ratas, lo que permitió acabar con ellas en Monito, un primer paso para salvar al reptil.

Años después, en 2014, equipos del USFW, DRNA y de la ONG Island Conservation visitaron Monito y comprobaron que ya no había ratas y que los gecos se habían reproducido.

Dos años más tarde, durante cuatro días y tres noches consecutivos, un equipo de biólogos realizó un estudio metodológico para estimar la población de la especie, trabajo que concluyó con el registro de unos 7.600 gecos.

El USFW puso entonces en marcha el proceso para retirar al geco de Monito de la lista de especies en peligro de extinción.

La directora de la División de Reservas Naturales y Refugios de Vida Silvestre del DRNA, la bióloga Darien López, señaló a Efe que todos los puertorriqueños deben celebrar esta noticia.

"Es un éxito, gracias a un trabajo de muchos años, que una especie logre recuperarse. Es algo que debe darnos mucha esperanza y que demuestra que si ponemos de nuestra parte se logran grandes cosas", sostuvo.

"Monito es un área sumamente importante de biodiversidad pese a su tamaño", indicó López sobre el islote, donde la recuperación del geco durante las últimas décadas fue posible con una inversión de sólo 85.000 dólares.

Por su parte, Edwin Muñiz, supervisor de la Oficina de Servicios Ecológicos del Caribe del USFWS, resaltó a Efe el logro, ya que como recordó "han sido bien pocos" los animales que han salido del listado de animales en peligro de extinción de la agencia federal.

"No es solo poner la especie en la lista, hay que protegerla. En este caso, el factor principal de la disminución del geco era la depredación por las ratas" y gracias al trabajo de colaboración entre ambas agencias durante años "se logró controlar y eliminar el problema", explicó Muñiz.

La especie, no obstante, continuará bajo la Ley de Vida Silvestre de Puerto Rico y el Reglamento para Regir las Especies Vulnerables y en Peligro de Extinción.

Además, las agencias iniciaron un plan de control de la especie de 5 años de duración.

El DRNA anunció que mantendrá la restricción de visitas a Monito para evitar daños a la especie.

Un total de 79 especies en Puerto Rico y el Caribe están protegidos bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción de Estados Unidos.

Entre las especies puertorriqueñas en peligro de extinción figuran la cotorra puertorriqueña, el manatí, la boa puertorriqueña, el falcón de sierra, el guabairo, la iguana de Mona, el sapo concho, así como 49 plantas.

Jorge J. Muñiz Ortiz

(c) Agencia EFE