Salah logra doblete como suplente; Liverpool apabulla 7-0

ROB HARRIS
·3  min de lectura

LONDRES (AP) — Es como si alguien hubiera dado marcha atrás al tiempo. En este escenario que parece de hace 35 años, Liverpool y Everton ocupan los dos primeros puestos de la Liga Premier inglesa.

Mohamed Salah se cercioró de tener la última palabra en la paliza despiadada de 7-0 que Liverpool le propinó el sábado a Crystal Palace. Y gracias a Yerry Mina, Everton no perdió pisada y está a cinco unidades.

Salah había sido relegado al banquillo en el comienzo del encuentro. Terminó ingresando como suplente y aportando un par de dianas.

El astro egipcio, líder anotador de la Liga Premier, quedó fuera de la alineación titular horas después de una entrevista en la que coqueteó con una posible transferencia al fútbol español y se quejó de no ser capitán de los Reds. Se desconoce si la decisión de enviarlo a la banca fue una mera coincidencia con respecto a esas declaraciones.

El caso es que, tras entrar en la cancha en el segundo tiempo, Salah consiguió los últimos dos goles, durante un tramo de tres minutos en las postrimerías del duelo.

“Necesitábamos piernas frescas hoy”, explicó el técnico de Liverpool, Jürgen Klopp. “Es un periodo sumamente intenso... Colocarlo a él en la última media hora fue una idea bastante buena”.

El alemán Klopp se mantuvo al margen de la controversia por la entrevista de Salah con el diario español AS.

“Ésa es una pregunta difícil, pero justo ahora puedo decir que todo está en manos del club”, respondió. “No hay nada que decir de mi parte”.

En su cuarta temporada con Liverpool, a Salah le restan otras dos en su contrato.

También el brasileño Roberto Firmino contribuyó con dos tantos, a los 44 y 68 minutos. Takumi Minamino abrió la senda hacia la goleada con una anotación a los 3 minutos, mientras que Sadio Mané marcó a los 35 y Jordan Henderson lo consiguió a los 52.

Liverpool llegó a 31 puntos, con los que comanda la Liga Premier.

Everton agravó las penas de Mikel Arteta. El Arsenal cayó por 2-1 en su visita a los Toffees e hilvanó así siete cotejos sin ganar en la Premier, justo en el día en que el estratega español cumplió un año al frente.

Mientras que el Arsenal cayó al 15to sitio, el Everton, para el que Arteta también jugó, trepó a la segunda posición, merced a su tercera victoria en ocho días.

Everton sacó excelentes réditos de muy poca actividad frente al arco contrario. Rob Holding abrió el marcador marcando en su propia puerta para dar la ventaja a los locales.

El marfileño Nicolás Pepé igualó a los 35 por el Arsenal, de penal, pero el colombiano Mina marcó de cabeza justo antes del entretiempo.

Everton no es campeón desde 1985 y 1987. Entre esas dos campañas, se ubicó en el segundo puesto, detrás del monarca Liverpool.

Puede ser rebasado por Tottenham o Leicester, que chocan este domingo. Permanecer entre los cuatro primeros sería un logro significativo no sólo en lo deportivo sino en lo financiero para un Everton que reportó pérdidas por 140 millones de libras (185 millones de dólares) en su último año fiscal (en parte debido a la pandemia).

“Por el momento no estamos jugando un fútbol fantástico de ataque”, consideró el técnico del Everton, Carlo Ancelotti. “Pero el espíritu de este equipo es realmente fuerte”

Manchester City regresó a la senda del triunfo, con el 1-0 sobre Southampton.

Raheem Sterling envió a las redes un centro de Kevin de Bruyne en los albores de la confrontación, y unos Citizens que han tenido problemas para facturar goles se cercioraron esta vez de que la magra producción resultara suficiente.

El City había conseguido empates insípidos en sus dos duelos anteriores. Arribó a 23 puntos y es sexto del certamen.

En el último encuentro del sábado, Newcastle rescató un empate 1-1 ante Fulham, gracias a un penal convertido por Callum Wilson a los 64 minutos. Fullham salió de la zona de descenso or diferencia de goles y Newcastle está en el duodécimo sitio.