Salah Abdeslam no apeló su condena a cadena perpetua por los atentados del 13-N en París

·3  min de lectura
© AFP - Benoit Peyrucq

Salah Abdeslam, el único superviviente de los comandos yihadistas de los atentados en París del 13 de noviembre de 2015, no apeló su condena a cadena perpetua sin posibilidad de libertad anticipada. El plazo de apelación, de diez días, expiró el lunes 11 de julio a la medianoche. Con esta decisión, el histórico veredicto adquiere un carácter definitivo.

Dos semanas después del veredicto pronunciado en el proceso de los atentados del 13 de noviembre de 2015, Salah Abdeslam, el único atacante vivo de la masacre terrorista, renunció a su derecho de apelar su condena por participar en una "asociación criminal terrorista" y "asesinato organizado en relación con una empresa terrorista". Los otros 19 condenados tampoco utilizarán su derecho a que se organice un nuevo juicio.

Salah Abdeslam fue declarado culpable de asesinato e intento de asesinato, entre otros cargos, por participar en los ataques del grupo Estado Islámico (EI) contra la sala de espectáculos Bataclan, donde se produjo la mayor masacre, terrazas de bares y restaurantes del centro de París, y el Estadio de Francia dejando 130 víctimas mortales y cientos de heridos.

El anuncio lo hizo este martes 12 de julio Rémy Heitz, el fiscal del Tribunal de Apelación de París. En un comunicado, confirmó que Abdeslam no presentó una apelación antes de la fecha límite que expirada el lunes 11 de julio a la media noche y subrayó, en consecuencia, el "carácter definitivo" de esa sentencia, en la que Abdeslam se le impuso la pena más severa posible en Francia: cadena perpetua sin liberación condicional.

Sus abogados, Olivia Ronen y Martin Vettes, dijeron que Abdeslam, un franco-belga de origen marroquí, de 32 años, decidió "renunciar a su derecho a apelar" el veredicto y la sentencia "por razones que solo él conoce".

La defensa agregó en un comunicado que "esto no significa que se adhiere (Abdeslam) al veredicto y la cadena perpetua sin libertad condicional que resulta de ella… significa que se ha resignado a ello".

Ronen y Vettes dijeron que la sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional para Abdeslam era "inaceptable", pero que "respetan la decisión de la persona que estamos representando".

La defensa del principal acusado había alegado en vano contra una "pena de muerte lenta" destinada a "neutralizar definitivamente a un enemigo" y no a un hombre que "evolucionó" durante la audiencia.

Durante su testimonio en el juicio, Abdeslam dijo que él fue una adición de último minuto al equipo de nueve miembros del comando yihadista que se extendió por toda la capital francesa para lanzar los ataques coordinados en múltiples sitios la noche del 13-N.

El sentenciado relató que entró en un bar con explosivos atados a su cuerpo, pero cambió de opinión y desactivó el detonador. Sin embargo, el tribunal determinó que el chaleco explosivo de Abdeslam no funcionaba correctamente, desestimando su afirmación de que había decidido no seguir adelante con su parte del ataque.

Los otros 19 condenados involucrados en los atentados del 13-N

Los magistrados del Tribunal de lo Criminal de París también impusieron cadena perpetua a otros cinco acusados que fueron juzgados en rebeldía porque en la práctica se sospecha que todos están muertos.

También se dictó cadena perpetua con un periodo mínimo en prisión de 22 años para Mohamed Abrini, que durante los preparativos de los atentados también formó parte del comando yihadista, pero que en el último momento renunció a participar en las masacres. Abrini está encarcelado desde comienzos de 2016.

El 29 de junio de 2022 y luego de 10 meses de un proceso histórico, Salah Abdeslam, se convirtió en el quinto hombre en Francia condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad. Es la pena más alta del código penal.

Con EFE, AP y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.