Sacan a reportera de ejecución por vestimenta "reveladora" en Alabama

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 30 (EL UNIVERSAL).- La reportera Ivana Hrynkiw Shatara, de AL.com, se vio obligada a cambiarse de ropa al asistir a una ejecución después de que un miembro del personal del Departamento Correccional de Alabama dijera que su falda era demasiado corta. El integrante del Departamento le mencionó que su atuendo era "inapropiado" y "demasiado revelador", por lo que le prohibieron unirse a otros periodistas para ver la inyección letal aplicada al asesino convicto Joe Nathan James.

James, de 50 años, fue condenado y sentenciado a muerte por la muerte a tiros en 1994 de su exnovia, Faith Hall, de 26 años. El oficial del Departamento Correccional de Alabama le dijo a Shatara que sus 'tacones abiertos' también eran inapropiados. "Afortunadamente, un fotógrafo muy amable de un canal de televisión de Birmingham me ofreció su equipo (...) pantalones impermeables de pescador estilo Colombia PFG.

"El portavoz (...) consideró que este era un cambio apropiado para mi falda. Me puse los pantalones del hombre y até los tirantes debajo de mi camisa (...)". También la periodista tuvo que correr a su auto y ponerse tenis, antes de que se le permitiera volver a entrar para continuar con su trabajo.

"He usado esta falda en ejecuciones anteriores sin problemas, en el trabajo, en eventos profesionales (...) y creo que es más que apropiada", escribió Shatara en Twitter el jueves por la noche. Shatara le dijo al The New York Post que llevaba una falda negra de línea A de la marca Philosophy. “Midiendo 5’7?, y 5’10” con mis tacones puestos, yo soy una persona alta de piernas largas", describió.

"Yo traté de bajar mi falda hasta las caderas para hacerla más larga, pero me dijeron que aún así era inapropiada", agregó. "Esta fue una situación incómoda y me sentí avergonzada de que mi cuerpo y mi ropa fueran cuestionados frente a una habitación llena de personas que en su mayoría nunca había conocido", escribió. "Me senté, traté de dejar de sonrojarme e hice mi trabajo".

"Trato inaceptable y desigual"

Kelly Ann Scott, editora en jefe y vicepresidenta de contenido de Alabama Media Group criticó al Departamento, por lo que llamó "trato inaceptable y desigual". "Esto fue sexista y una violación atroz de la conducta profesional. Y no debería volver a pasarle a ningún otro reportero", dijo Scott.

La editora ejecutiva de Associated Press, Julie Pace, envió una carta a la gobernadora Kay Ivey diciendo que investigara la conducta del Departamento para "garantizar que tal comportamiento no sea tolerado y no vuelva a ocurrir".

ADOC, el Departamento, emitió un comunicado en la tarde del 29 de julio diciendo que las regulaciones de ADOC contienen "un código de vestimenta para todos los visitantes, incluidos los reporteros que cubren las ejecuciones" que cada instalación de ADOC aplica "en función de cada evento y las condiciones de seguridad actuales". Sin admitir haber actuado mal, ADOC dijo: "Pedimos disculpas por cualquier confusión o inconveniente que esta regulación pueda haber causado" y dijo que incluiría una referencia al código de vestimenta en futuros avisos a los medios para "evitar este tipo de situación".

Periodistas denuncian código de vestimenta

"Nunca ha habido, al menos en la última década, desde que mis compañeros de trabajo y yo cubrimos ejecuciones en Alabama, un código de vestimenta para los periodistas", agregó Shatara. "La política de visitantes no menciona a miembros de los medios, ni protocolos de ejecución. Tampoco menciona los zapatos cerrados y sólo aborda la vestimenta de las mujeres".

El Departamento Correccional de Alabama no respondió de inmediato la solicitud de comentarios al The New York Post. Un reportero de CBS inicialmente tuiteó sobre el incidente, antes de que Shatara decidiera compartir su experiencia en línea. Shatara, en un mensaje publicado en sus redes sociales, dijo: "No iba a compartir esta historia, pero después de que otro miembro de los medios llamó la atención sobre ella, quiero publicar la historia".

Kaitlyn Ross, de 11Alive en Atlanta, Georgia, dijo: "También me negaron la entrada a una instalación del gobierno para informar sobre un caso judicial porque mi ropa profesional se consideró "demasiado reveladora", reportó el Daily Mail. "Es agotador ser mujer. Hiciste un gran trabajo en circunstancias ridículas. Lamento que esto haya sucedido", declaró. Beth Shelburne dijo: 'Arbitrario y claramente un movimiento de poder sexista de ADOC. Lamento que hayas tenido que experimentarlo, pero me alegro de que hayas perseverado (¡en pantalones de pesca!) FELICIDADES por ti".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.