Sabo Romo siente que su tiempo en Caifanes ya terminó

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 20 (EL UNIVERSAL).- Por la mente del bajista Sabo Romo ha pasado la idea de que posiblemente su ciclo con Caifanes está terminado.

"Y no pasa nada porque afortunadamente las cosas son cíclicas", dice a EL UNIVERSAL.

Y es que el músico sí se imagina su vida sin Caifanes sólo hay algo con lo que no podría vivir:

"Lo único que no me puedo imaginar es la vida sin mi papá, incluso con mis hermanos pero la vida sin mi papá no me la puedo imaginar".

El tema surge en el marco de los autoconciertos que la banda de rock ofrecería la segunda semana de diciembre y que, aunque al final fueron cancelados por la pandemia del Covid-19, provocaron ruido pues Sabo no formaría parte del show. Fue el propio músico el que hace unas semanas señaló en un programa radiofónico que había problemas administrativos en el grupo y ahora lo detalla.

"Ellos no hablaron de mi estadía en Caifanes y me pareció un acto de responsabilidad de mi parte comentarlo porque básicamente sale la promoción de los autoconciertos de diciembre, yo no estoy ahí y me entero igual que todo mundo y nadie me ha avisado si ya no soy parte de la banda o sí", recuerda.

Sabo, junto a Saúl Hernández, Alfonso André y Diego Herrera fundaron el grupo a finales de los 80 y pronto se les unió Alejandro Marcovich, este último actualmente está fuera de la agrupación.

El bajista recuerda que en su momento no hubo una conversación con él sobre su situación para los autoconciertos pero a él le pareció importante explicar a sus seguidores que se trata de dos situaciones diferentes.

"Uno es la parte artística y emocional: los amo y lo que hemos hecho a lo largo de tantos años me parece fascinante y no es ningún regalo de los dioses sino cortesía de la chinga que nos hemos puesto para lograrlo; la otra parte es de lo administrativo y legal, en la que me parece que si con algo no estás de acuerdo estoy en todo mi derecho de tratar de negociarlo para tener satisfactores", comenta.

Sabo considera que al no estar en los avisos de los autoconciertos hubo un movimiento que desconoce y del que quiere saber.

"Me parece a la par importante fijar una postura en la que yo diga que si se hubieran llevado a cabo hubiera sido con o sin mí pero yo tenía toda la intención de estar en ellos y seguir honrando a Diego, Alfonso, Saul y Rodrigo", señala.

"No sé qué va a pasar, ahora mismo no tengo una respuesta precisa para ello pero estoy contento, tranquilo, están pasando muchas otras cosas igual que en los 40 años anteriores en mi vida en los que he tenido esta oportunidad maravillosa de formar parte de cosas que me nutran y me enriquezcan".

Y es que actualmente el bajista está promocionando su trabajo en el grupo AUA donde comparte créditos con Alter Tewel, Adrián Ávila y Nay Stanfield, entre otros.

"Espero que podamos llegar a buen puerto (con Caifanes), que tengamos un arreglo satisfactorio y si no pasa ya está; también yo creo que no hay mucho que abonarle al respecto excepto que los quiero admiro y respeto y deseo que lleguemos a buen puerto".