Compró y remodeló una megamansión con 27 baños, ahora asesora a multimillonarios con sus propiedades de lujo

·8  min de lectura
Petra Ecclestone en su nueva casa en la zona de Brentwood de Los Ángeles, el 25 de agosto de 2021. (Jessica Lehrman/The New York Times)
Petra Ecclestone en su nueva casa en la zona de Brentwood de Los Ángeles, el 25 de agosto de 2021. (Jessica Lehrman/The New York Times)

La mayoría de las personas pasa sus veintitantos años viviendo con compañeros de piso. Algunas logran reunir suficiente dinero para comprar una casa inicial. Petra Ecclestone no es como la mayoría de las personas. En 2011, a los 22 años, esta heredera londinense de una fortuna de la Fórmula 1 compró una de las casas más grandes de Estados Unidos —la mansión Spelling en Los Ángeles— por 85 millones de dólares, más de lo que cualquiera hasta entonces había pagado por una casa en California.

Pasó la siguiente década aprendiendo a vivir en ella, con un personal residente de más de 30 personas, entre criadas, jardineros, guardias de seguridad y choferes.

Ahora, ella y su prometido, Sam Palmer, están creando una empresa inspirada en su experiencia en la mansión Spelling (vendieron la casa en 2019 por 120 millones de dólares). Van a ayudar a otros ricos a comprar, vender, dotar de personal y decorar sus casas.

Será un servicio todo en uno para una clientela muy especializada: los compradores de viviendas ultrarricos.

Palmer ya dirige Staffing Properties, un negocio que asigna empleados a las casas de los pudientes. Obtuvo su licencia de agente inmobiliario el mes pasado y se unirá a la firma de bienes raíces de lujo Hilton & Hyland. Ecclestone dijo que ella piensa estar a cargo del diseño de interiores y las marcas personales.

A view of Candy Spelling's 57,000 square foot mansion is seen in this undated still image taken from video. The mansion, featuring 123 rooms, has been sold to 22-year-old British heiress Petra Ecclestone, according to published reports on June 14, 2011. The home, in the Holmby Hills section of Los Angeles, was the highest priced piece of real estate in the U.S., listed for $150 million. The final selling price for the estate, on the market since March 2009, has not been disclosed. REUTERS/Reuters TV  (UNITED STATES - Tags: ENTERTAINMENT BUSINESS) FOR EDITORIAL USE ONLY. NOT FOR SALE FOR MARKETING OR ADVERTISING CAMPAIGNS. THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. IT IS DISTRIBUTED, EXACTLY AS RECEIVED BY REUTERS, AS A SERVICE TO CLIENTS
Construida originalmente en la década de 1980 para el productor de televisión Aaron Spelling, la casa tenía 27 baños, una sala para envoltura de regalos (que Ecclestone convirtió en una oficina para su asistente), una barbería (que ella mantuvo tal cual) y una suite principal de 696,77 metros cuadrados (el tamaño de una mansión más estándar) FOTO: via REUTERS/Reuters TV

Ellos atenderían al creciente número de personas acaudaladas de todo el mundo que se han mudado a Los Ángeles en los últimos años por el clima, el estilo de vida y, es de suponer, la proximidad a otras personas ricas de todo el mundo, como en el caso de la pareja.

Pueden avalar lo que son capaces de ofrecerle al mercado. Al fin y al cabo, saben mejor que nadie que ser multimillonarios propietarios de una vivienda requiere cierta experiencia.

Un reto común: navegar por las leyes laborales que varían de un país a otro, y a veces de un estado a otro. Otro reto: el mantenimiento y la remuneración. (“Vengo del mundo real”, afirmó Palmer. “Así que conozco los precios del mundo real. Es una locura cuando te metes en este mundo”).

Una renovación de 5295,50 metros cuadrados

Ecclestone, ahora de 32 años, es espigada y rubia y tiene el aire propio de una mujer con grandes privilegios que no se impresiona con facilidad. Madre de cuatro niños pequeños, es de voz suave y un poco reservada, pero puede ser tan franca y divertida que te hace sentir a gusto. Sentada al aire libre una cálida tarde, mientras dos miembros del personal nos servían en silencio café y fruta fresca, con su hija mayor acurrucada en su regazo, nos explicó que compró la mansión en 2011 sin haberla visto.

Pero no fue del todo su idea, sino la de su exmarido. “Era un narcisista egomaniaco”, fue la explicación que dio.

Antes de mudarse a la mansión Spelling, ella contrató al diseñador Gavin Brodin para que supervisara una renovación de arriba abajo. Construida originalmente en la década de 1980 para el productor de televisión Aaron Spelling, la casa tenía 27 baños, una sala para envoltura de regalos (que Ecclestone convirtió en una oficina para su asistente), una barbería (que ella mantuvo tal cual) y una suite principal de 696,77 metros cuadrados (el tamaño de una mansión más estándar).

Brodin describió a Ecclestone como una persona deliciosamente decisiva. Ya que se habían dispuesto los planes, “no hubo ningún cambio”, contó. Se contrató a un equipo de 500 trabajadores para completar el proyecto en 12 semanas, en lugar del típico cronograma de nueve meses o más.

Cuando se instaló en la mansión, Ecclestone estaba casada con James Stunt; su divorcio finalizó en 2018. Pasarían algunos años antes de que conociera a Palmer, de 38 años, que también es inglés.

Palmer, amigo de su cuñado, vivía en Australia y trabajaba en la contratación de personal jurídico cuando por casualidad se encontró en la ciudad y fue de visita a una reunión en 2017. Los dos congeniaron. Palmer dijo que su primera cita fue en Tao, un restaurante de Los Ángeles. Su segunda cita fue un viaje a Dubái.

"Trabajo diario"

Palmer, que tiene un encanto de vendedor guapo y es el más gregario de los dos, confesó que no era de los que se dejan impresionar por la casa de una persona... pero la de Ecclestone era “espectacular”. Además, estaba inmaculada. “Nunca había ni una hoja en el suelo”, dijo. Pronto aprendió que mantenerla así era una operación compleja y costosa.

Después de mudarse a Los Ángeles para vivir con Ecclestone y sus tres hijos,empezó a interesarse por la gestión de la mansión. (La pareja tuvo una cuarta hija de ambos en 2020).

Palmer dijo que la gente le cobraba de más a Ecclestone a diestro y siniestro. Es casi como si llegaran a una casa de 5295,50 metros cuadrados y pensaran que el dinero no era un obstáculo. Hacer los complicados cálculos para saber cuál era el personal que se necesitaba y asegurarse de que la casa marchara sin problemas se convirtió en “su trabajo diario”.

Más allá de un ‘depa’ de solteros

La cumbre del mercado inmobiliario de Los Ángeles ha experimentado una especie de auge de la construcción en los últimos años, pues desarrolladores en Bel-Air, Brentwood y Beverly Hills han derribado casas antiguas para construir mansiones tan lujosas que casi dan risa, algunas con salas de cine IMAX y clubes nocturnos privados, a menudo para compradores desconocidos.

Petra Ecclestone y su prometido Sam Palmer en su nueva casa en la zona de Brentwood de Los Ángeles, a la que llaman Vita Nova, el 25 de agosto de 2021. (Jessica Lehrman/The New York Times)
Petra Ecclestone y su prometido Sam Palmer en su nueva casa en la zona de Brentwood de Los Ángeles, a la que llaman Vita Nova, el 25 de agosto de 2021. (Jessica Lehrman/The New York Times)

Palmer dijo que la mayoría de las casas recién construidas, valuadas en cientos de millones de dólares, que la pareja ve en Los Ángeles estos días son básicamente departamentos de soltero de alta gama.

“Hay mármol negro por todas partes”, comentó. “Pienso: ‘¿Quiero una casa con un helipuerto que no pueda usar?’”. (Se refería a Billionaire, una casa de Bel-Air construida de forma especulativa por el diseñador de bolsos y promotor Bruce Makowsky que venía con un helicóptero restaurado y desactivado en el tejado y que se cotizó por 250 millones de dólares en 2017; se vendió en 2019 por 94 millones).

“Vamos a ver casas, y creo que hay muchas cosas que la gente ha pasado por alto”, expresó Ecclestone. Palmer interpuso: “Es nuestra pasión”.

Ecclestone y Palmer se han mudado a un lugar más pequeño porque, de hecho, no había otra posibilidad.

La pareja pagó 22,7 millones de dólares por una casa de campo moderna de 1672,25 metros cuadrados frente a la residencia de LeBron James y más cerca de la escuela a la que en ese momento asistía la hija mayor de Ecclestone. “La gente escribe sobre ello como si viviéramos en una tienda de campaña en Brentwood”, comentó Palmer. (Ecclestone también es propietaria de una mansión georgiana del siglo XVIII en Londres que, según la pareja, se está negociando fuera del mercado por unos 200 millones de dólares).

Un equipo relativamente reducido, conformado por una docena de personas, gestiona y dirige la casa desde las estancias del personal, que antes era un garaje para 10 autos. Esa área incluye varios despachos con paredes de cristal, una sala de descanso y una lavandería profesional que también está equipada para el lavado en seco.

(Original Caption) The Spelling family: Tori, Aron, Candi and Randy. (Photo by Frank Trapper/Corbis via Getty Images)
Los dueños originales de la mansión: la famiia Spelling: Tori, Aron, Candi and Randy. (Photo by Frank Trapper/Corbis via Getty Images)

Palmer, cuyas oficinas empresariales también se encuentran en este espacio, dijo que suele poner a prueba a los posibles empleados domésticos en su propia casa para ver si encajan bien antes de asignarlos a la casa de un cliente.

Un reto pendiente: encontrar a los empleados. Al igual que en muchos sectores que se están recuperando de los efectos económicos de la pandemia, el mercado laboral para el personal doméstico es reducido. Algunas familias adineradas que despidieron empleados durante la pandemia han tenido dificultades para volver a contratarlos.

Aunque la pareja afirmó que por fin se siente como en casa en su nuevo hogar, Ecclestone dijo que su nueva aventura le ayudará a satisfacer su ansia de andar viendo casas. “Me aburro todo el tiempo”, declaró. “Me gusta el cambio”.

Palmer, por su parte, añadió: “Estoy muy apegado a esta casa y me encanta. Pero estaría bastante de acuerdo [en vender] si podemos ganar algo de dinero con ella. ¿Qué tiene de malo cambiar de casa todo el tiempo? Es emocionante”.

© 2021 The New York Times Company

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Las casas de lujo de Singapur: nuevo parque de diversiones de los ultra ricos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.