Todo lo que hay que saber sobre la vacuna de la neumonía

·5  min de lectura
Los mayores de 65 serán el primer grupo de la población de riesgo que recibirá la vacuna antigripal
Los mayores de 65 serán el primer grupo de la población de riesgo que recibirá la vacuna antigripal

“¿Ahora también hay que darse la vacuna de la neumonía? ¿Y cuál es?”, le preguntó Alicia Sánchez, de 72 años a su hija. Acababa de recibir la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19. Casi todas las amigas de Alicia preguntaban lo mismo. Pero no sabían exactamente cómo era. “Yo no la había escuchado nombrar hasta este año”, le dijo la hija. Sin embargo, al consultar en el vacunatorio de su barrio, en Villa Santa Rita, le explicaron que sí, que debía aplicársela, pero primero tenía que esperar 14 días de haberse vacunado contra el Covid-19. Incluso se la podía aplicar junto con la vacuna antigripal, sin contraindicaciones. La hija de Alicia preguntó si también ella se la podía dar allí. Tiene 52 años. La respuesta fue que no.

Por estos días, los centros de vacunación públicos y privados registran un aumento en la demanda de esta vacuna, que si bien lleva años en el calendario, no estaba en el radar de la población hasta la irrupción de la pandemia. El disparador es el miedo a la neumonía y al aumento de muertes por complicaciones del Covid-19, aunque se trata de causas no relacionadas.

“Mucha gente, incluso menores de 60 años, consultan porque se quieren vacunar. Y está bien. Sin embargo, está indicada para mayores de 65 años o población de riesgo, como diabéticos, pacientes con EPOC, inmunodeprimidos, entre otros. Los chicos menores de dos años la reciben por calendario”, explica Elena Obieta, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Clases: ¿cuántas escuelas optaron por un esquema solo presencial?

“Sin embargo, hay una confusión. La gente se quiere vacunar para prevenirse contra la neumonía del Covid. Pero esta vacuna no previene contra esa neumonía, sino contra las formas graves de la infección por neumococo. La que previene la neumonía del Covid es la vacuna del Covid”, explica.

“El neumococo es la causa más frecuente de neumonía y meningitis. El 35% de las neumonía de la comunidad son por neumococo. Sin embargo, no está asociado como agravante del COVID. Sí de la gripe”, explica el infectólogo Eduardo López. “La neumonía bacteriana que se complica con cuadros de Covid es en la mayoría de los casos intrahospitalia. No hay vacuna contra esto”, detalla.

Entonces, ¿hay que vacunarse contra la neumonía? La respuesta de los infectólogos es que sí. Y que los mayores de 65 años se la deberían dar sin demoras. Pero, para la población de edad media, solo está indicada para quienes tengan factores de riesgo.

“Esta vacuna está en calendario para los menores de dos años. Ellos la reciben a los dos y cuatro meses y un refuerzo al año. La primera dosis contiene 13 serotipos. Genera una menor respuesta inicial pero una mayor memoria inmunológica”, explica López. “Después se aplica la de 23 serotipos. En adultos, la vacuna se debe aplicar en mayores de 65 años, o pacientes de riesgo y genera inmunidad para los próximos cinco años”, agrega.

La indicación de esta vacuna es compartida con la antigripal. Previene entre un 30% y un 40% las neumonías de la comunidad, no así las neumonías de la internación hospitalaria. Y no previene la neumonía por Covid. Sin embargo, es muy importante que en este contexto de pandemia la población más susceptible a las infecciones esté inmunizada. Para evitar cuadros graves que pueden significar internaciones”, explica Ricardo Ruttimann, infectólogo de Funcei y coordinador de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología.

Campaña antigripal

Este año, a la campaña de la vacuna antigripal, el Ministerio de Salud le sumó la campaña de la neumonía en adultos mayores. “Son dos vacunas que sí se pueden aplicar juntas. No así la del Covid, que debe distanciarse dos semanas. Esta vacuna previene las formas graves de enfermedad de neumococo que es la bacteria que complica más del 30% de los casos de gripe y que genera muchas muertes”, detalla López.

La confusión con la neumonía asociada a los casos graves de Covid hizo que, en el último mes, personas menores de 50 años, o que no pertenecen a grupos de riesgo, estén consultando para inmunizarse. En esos casos, si bien se la pueden aplicar, no se encuentran dentro de la población objetivo, por eso no tendrán cobertura total de sus prepagas y no se las aplicarán gratuitamente en vacunatorios públicos.

Vacuna Buenos Aires
Vacuna Buenos Aires


Vacuna Buenos Aires

“Es importante que los mayores de 65 años se la apliquen y que queden cubiertos. Y aquellos que tienen antecedentes de neumonía deberán repetirla cada cinco años. Y los demás, tendrán una inmunidad que se estima en 10 años”, explica Obieta.

“Desde el año pasado hemos tenido buena respuesta y alta cobertura en vacunación antigripal y de neumonía en adulto. No así en niños, porque hay un retraso en el calendario porque cuesta que se visualice como esencial la vacunación”, explica Ruttimann.

El streptococcus pneumoniae es una bacteria que se encuentra de manera habitual en la garganta o en las vías respiratorias de los seres humanos, según se explica en el portal de la campaña de vacunación del Ministerio de Salud. “Esto hace que quienes portan la bacteria puedan transmitirla a otras personas al toser o estornudar. El neumococo puede producir enfermedades leves (como otitis y sinusitis) y graves invasivas (como neumonía, meningitis, sepsis y artritis)”, detalla.

¿En qué se basa Kreplak para afirmar que se puede diferir más de tres meses la segunda dosis contra el Covid?

La vacuna de la neumonía protege de infecciones graves causadas por la bacteria neumococo (como neumonía y meningitis) y de sus potenciales complicaciones. Según se explica en la página del Ministerio, las personas de 65 años y más no necesitan orden médica para solicitar la vacuna.

Quienes tienen entre cinco y 64 años, deben recibir la vacuna contra la neumonía en caso de ser pacientes inmunocomprometidos (inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, infección por VIH, insuficiencia renal crónica, síndrome nefrótico, leucemia, linfoma y enfermedad de Hodgkin, enfermedades neoplásicas, inmunodepresión farmacológica, trasplante de órgano sólido, mieloma múltiple, asplenia funcional o anatómica, anemia de células falciformes, implante coclear, fistula de LCR). Deberían recibir la primera dosis, y a las ocho semanas, la segunda. A partir de allí un refuerzo a los cinco. Y un segundo refuerzo a los 65 años, solo si recibieron el primer refuerzo antes de los 60 años.

También aquellas personas menores de 65 años que presenten cardiopatía crónica, enfermedad pulmonar crónica, diabetes miellitus, enfermedad hepática crónica, tabaquismo y alcoholismo deben vacunarse y repetir la dosis al año. Recibirán un refuerzo cuando cumplan los 65 años, siempre que hayan pasado cinco años de la última dosis.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.