Lo que hay que saber sobre la muerte de Daunte Wright y el proceso de Kim Potter

·7  min de lectura
Manifestantes pintan la leyenda "Justicia para Daunte Wright" sobre el pavimento cerca de un monumento conmemorativo a George Floyd en Minneapolis, el 12 de abril de 2021. (Joshua Rashaad McFadden/The New York Times)
Manifestantes pintan la leyenda "Justicia para Daunte Wright" sobre el pavimento cerca de un monumento conmemorativo a George Floyd en Minneapolis, el 12 de abril de 2021. (Joshua Rashaad McFadden/The New York Times)

El juicio de Kimberly Potter, una agente de policía que renunció y está acusada de homicidio involuntario después de que al parecer confundió su arma de fuego con su pistola eléctrica paralizante cuando disparó y mató a Daunte Wright, comenzó la semana pasada con la selección del jurado y continuó con tres días de testimonios.

Potter, de 49 años, fue detenida en abril, tres días después de disparar a Wright, de 20 años, durante un control de tránsito en un suburbio de Minneapolis. Wright se había liberado de otro agente que intentaba esposarlo y cuando Wright volvió a sentarse en el asiento del conductor de su coche, Potter le hizo una advertencia, en la cual le sugirió que iba a utilizar su pistola eléctrica, y disparó un solo tiro, que le quitó la vida a Wright.

El tiroteo tuvo lugar un domingo por la tarde en Brooklyn Center, Minnesota, mientras se llevaba cabo el juicio de Derek Chauvin, un policía de Minneapolis dado de baja y condenado por el asesinato de George Floyd.

El asesinato de Wright, quien era afroestadounidense, a manos de Potter, blanca, atrajo a miles de manifestantes al Departamento de Policía de Brooklyn Center durante una semana. Por la noche, la gente lanzó botellas de agua, piedras y otros objetos a una fila de agentes apostados frente al edificio. La policía disparó gases lacrimógenos, balas de goma y otros proyectiles contra los manifestantes y detuvo a cientos de personas esa semana.

¿Qué pasó en el tiroteo?

Potter, que renunció al Departamento de Policía de Brooklyn Center poco después del tiroteo, capacitaba a otro agente, Anthony Luckey, el 11 de abril cuando le ordenaron a Wright que detuviera el vehículo.

Los fiscales declararon que Luckey le dijo a Wright que le habían pedido que se orillara porque el registro del Buick que conducía había caducado, como indicaba una etiqueta adhesiva obsoleta en la placa del coche, además de tener un aromatizador colgando del espejo retrovisor, lo que constituye una infracción de tránsito.

Manifestantes protestan el 13 de abril de 2021 frente al Departamento de Policía de Brooklyn Center, Minnesota, por el asesinato de Daunte Wright a manos de una agente de policía. (Victor J. Blue/The New York Times)
Manifestantes protestan el 13 de abril de 2021 frente al Departamento de Policía de Brooklyn Center, Minnesota, por el asesinato de Daunte Wright a manos de una agente de policía. (Victor J. Blue/The New York Times)

Los agentes buscaron el nombre de Wright en la base de datos de su sistema informático y descubrieron que un juez había emitido una orden de aprehensión en su contra por haber faltado a una cita judicial por dos cargos de delito menor. Esos cargos (portar un arma de fuego sin permiso y huir de la policía) eran resultado de un encuentro con agentes de la policía de Minneapolis en junio de 2020.

Potter y Luckey fueron hacia el coche de Wright y le pidieron que saliera, según mostraron las imágenes de las cámaras corporales. Cuando los agentes le dijeron a Wright que había una orden de aprehensión pendiente y Luckey comenzó a esposarlo, Wright logró soltarse del agente y volvió a subirse al asiento del conductor.

En las imágenes de la cámara corporal se puede ver que Luckey trata de sacar a Wright del auto mientras Potter saca un arma y le apunta a Wright. La agente gritó: “¡Te voy a paralizar!”, seguido de “¡Taser! ¡Taser! Taser!” (como se le conoce a la pistola eléctrica paralizante en inglés) antes de disparar una bala en el pecho de Wright.

El video muestra que después de que Potter disparó el arma, maldijo y exclamó: “Acabo de dispararle”. Luckey y un sargento que había llegado a la escena estaban atónitos. Tras el disparo, el auto de Wright avanzó por la calle y se detuvo tras impactar contra otro vehículo.

En la denuncia penal presentada contra Potter, un agente especial de la Oficina de Aprehensión Criminal de Minnesota describió imágenes adicionales de la cámara corporal que no se han hecho públicas. El agente, Charles Phill, escribió que, momentos después del tiroteo, Potter había pronunciado un improperio y se lamentó de haber “cogido el arma equivocada” y, un minuto después, agregó: “Voy a ir a la cárcel”.

Wright fue declarado muerto en el lugar de los hechos a las 2:18 p. m., 16 minutos después del disparo.

¿Cuáles son los cargos y las posibles sentencias?

Los fiscales de la Fiscalía General de Minnesota acusaron a Potter de cometer dos delitos graves: homicidio en primer grado y homicidio en segundo grado.

Para condenar a Potter de homicidio en primer grado, el jurado tendría que determinar que Potter le causó la muerte de Wright al manejar su arma de manera imprudente y con “tal fuerza y violencia” que fue “razonablemente previsible” que alguien muriera o sufriera lesiones corporales serias.

Para condenarla por el cargo menor de homicidio en segundo grado, los jurados tendrían que determinar que la negligencia de Potter, que dio lugar a un “un riesgo irrazonable”, le causó la muerte a Wright y que la policía, con conocimiento de causa, asumió el riesgo de matar a alguien o de infligirle lesiones corporales graves.

Ninguno de los cargos sugiere que ella tuviera la intención de matar a Wright.

Una condena por homicidio en primer grado suele ser de unos 7 años de prisión, aunque la sentencia máxima es de 15 años. Para el homicidio en segundo grado, la sentencia estándar es de 4 años de prisión y la máxima es de 10 años.

Si Potter es declarada culpable, la sentencia exacta dependerá del juez, aunque los fiscales han dicho que planean buscar una sentencia más dura que la estándar. También señalaron que la ley estatal requeriría que Potter cumpliera al menos tres años de prisión si es condenada por cualquiera de los dos cargos.

Cuando Potter fue detenida inicialmente, solo se le acusó de homicidio en segundo grado o involuntario. Pero después de que Keith Ellison, fiscal general de Minnesota, se hizo cargo del caso, los fiscales de su oficina añadieron el cargo más grave de homicidio.

¿Quién era Daunte Wright?

Los amigos de Wright lo recuerdan como una persona optimista a la que le encantaba jugar al baloncesto y era un padre que apoyaba a su hijo, Daunte júnior, quien tenía un año cuando Wright fue asesinado.

“Siempre decía que anhelaba que su hijo se sintiera orgulloso de él”, dijo en abril Katie Wright, la madre de la víctima, en su funeral. “Júnior era la alegría de su vida y vivía para él cada día,ahora no podrá verlo más”.

En los días y semanas posteriores a la muerte de Daunte Wright, se supo que tenía varios cargos penales pendientes y que había sido acusado de participar en dos encuentros violentos.

Poco más de un mes después de la muerte de Wright, una madre demandó su patrimonio, con el argumento de que Wright le había disparado a su hijo en la cabeza en Minneapolis en mayo de 2019, y derivado de esa lesión su hijo quedó discapacitado. La demanda de la madre dice que su hijo había sido amigo de la infancia con Wright, pero que habían discutido y que su hijo había “golpeado” a Wright en mayo de 2019, lo cual tal vez motivó a Wright a vengarse.

La demanda no ofrece ninguna prueba directa que vincule a Wright con el tiroteo y la policía de Minneapolis no ha realizado ninguna detención ni ha hecho comentarios sobre los alegatos de la demanda.

Un abogado patrimonial de Wright le solicitó a un juez desestimar la demanda y Katie Wright declaró que los alegatos eran hirientes.

“Andar haciendo esas acusaciones así es bastante malo, sean ciertas o no”, dijo en una entrevista que le hizo el periódico The Star Tribune.

Además del cargo pendiente de posesión de armas que dio lugar a la orden, Daunte Wright también se enfrentaba a cargos por robar a mano armada a una mujer en diciembre de 2019.

Muchos de los que conocieron a Wright han dicho que era un hombre que había cometido errores, pero que había ido mejorando su vida.

¿Qué sabemos de Kimberly Potter?

Potter formó parte del Departamento de Policía de Brooklyn Center durante 26 años antes de renunciar después del tiroteo.

Trabajaba como agente de capacitación en la práctica y capacitaba a un colega con menos experiencia, Luckey, cuando disparó a Wright. De acuerdo con los fiscales, en años recientes, también había sido presidenta del sindicato de la policía.

Su marido también fue agente de policía durante 28 años en Fridley, Minnesota, que se encuentra al otro lado del río Misisipi desde Brooklyn Center. Antes de jubilarse, su marido era instructor en el departamento y capacitaba a los agentes en aspectos como el uso de pistolas paralizantes eléctricas y cómo y cuándo usar la fuerza, según un boletín de la ciudad.

© 2021 The New York Times Company

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.