¿Cómo saber si ha comenzado una recesión?

·9  min de lectura
Definición de un explicador de recesión (Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.)
Definición de un explicador de recesión (Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.)

La economía de EE.UU. se ha contraído durante dos trimestres consecutivos, lo que intensificó los temores de que el país esté al borde de una recesión, si es que ya lo está, apenas dos años después de que la recesión por la pandemia haya terminado oficialmente.

Seis meses de contracción es una definición informal de recesión que se mantiene desde hace tiempo. Sin embargo, nada es sencillo en la economía pospandémica. Su dirección ha confundido a los responsables de las políticas de la Reserva Federal y a muchos economistas privados desde que el crecimiento se detuvo en marzo de 2020, cuando el covid-19 azotó y 20 millones de estadounidenses se quedaron repentinamente sin trabajo.

Un sector de la economía que se ha mantenido desafiantemente optimista es el mercado laboral y el viernes, el Departamento de Trabajo publicará los datos mensuales de empleo que la mayoría de los economistas creen que mostrarán que también las contrataciones han comenzado a desacelerar.

Esto supondría un cambio considerable en una época que podría ser recordada por tener tantos puestos de trabajo vacantes que había dos disponibles por cada estadounidense que no tenía uno.

A pesar de que la economía se contrajo en el primer semestre de este año, los empresarios crearon 2,7 millones de puestos de trabajo, más que en la mayoría de los años previos a la pandemia. Y la tasa de desempleo ha caído hasta un 3,6 por ciento, cerca del mínimo de los últimos cincuenta años. Una cantidad robusta de contrataciones y un desempleo excesivamente bajo no son compatibles con una recesión.

Aunque la mayoría de los economistas, e incluso el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, han dicho que no creen que la economía esté en recesión, muchos esperan cada vez más que la desaceleración económica comience a finales de este año o el próximo.

En cualquier caso, con la inflación en su nivel más alto en cuatro décadas, el poder adquisitivo de los estadounidenses se está erosionando. La carga está recayendo de manera desproporcionada en los hogares de menores ingresos y en los hogares negros e hispanos, muchos de los cuales están batallando para pagar los productos esenciales de mayor costo, como los alimentos, la gasolina y el alquiler. Para agravar estas presiones, la Reserva Federal está subiendo los tipos de interés al ritmo más rápido desde principios de la década de 1980, lo que aumenta el costo de los préstamos para viviendas, coches y tarjetas de crédito.

Como resultado, independientemente de si ha comenzado oficialmente o no una recesión, los estadounidenses están cada vez más descontentos con la economía.

Entonces, ¿cómo sabemos exactamente en qué momento una economía está en recesión? He aquí algunas respuestas a estas preguntas:

____

¿QUIÉN DECIDE EN QUÉ MOMENTO HA COMENZADO UNA RECESIÓN?

Las recesiones son declaradas oficialmente por la NBER (Oficina Nacional de Investigación Económica) que, aunque suena misteriosa, está conformada por un grupo de economistas cuyo Comité de Datación del Ciclo Económico define una recesión como “un descenso significativo de la actividad económica que se extiende por toda la economía y dura más de unos cuantos meses”.

El comité considera las tendencias de la contratación como una medida clave para determinar las recesiones. También evalúa muchos otros datos, como los indicadores de ingresos, empleo, gasto ajustado a la inflación, ventas al por menor y producción industrial. Da mucha importancia al empleo y a un indicador de los ingresos ajustados a la inflación que excluye las ayudas públicas, como la Seguridad Social.

Sin embargo, la NBER no suele declarar una recesión hasta mucho después de que haya comenzado, a veces hasta por un año. Los economistas consideran que un aumento de medio punto en la tasa de desempleo, promediado durante varios meses, es la señal más fiable históricamente de una recesión.

___

¿DOS TRIMESTRES SEGUIDOS DE CONTRACCIÓN ECONÓMICA EQUIVALE A UNA RECESIÓN?

Es una regla general, pero no es una definición oficial.

Sin embargo, en el pasado ha resultado ser una medida útil. Michael Strain, economista del American Enterprise Institute, de tendencia derechista, señala que en cada una de las últimas 10 ocasiones en que la economía se contrajo durante dos trimestres consecutivos, se produjo una recesión.

Aún así, incluso Strain no está seguro de que estemos en una recesión ahora. Al igual que muchos economistas, señala que los motores subyacentes de la economía, como el gasto de los consumidores, la inversión de las empresas y la compra de viviendas, crecieron en el primer trimestre.

El producto interno bruto general (la medida más amplia de la producción del país) disminuyó a una tasa anual del 1,6 por ciento entre enero y marzo debido a factores puntuales, como un fuerte aumento de las importaciones y una caída de los inventarios de las empresas tras la temporada navideña. Muchos economistas esperan que, cuando se revise el PIB a finales de año, el primer trimestre pueda incluso resultar positivo.

“La narrativa básica es que la economía está creciendo, pero sigue desacelerándose, y esa desaceleración se intensificó realmente en el segundo trimestre”, dijo Strain.

___

¿MUCHAS PERSONAS CREEN QUE SE APROXIMA UNA RECESIÓN?

Sí, porque muchas personas se sienten ahora más agobiadas económicamente. Debido a que el aumento de los sueldos no puede mantenerse a la par de la inflación en la mayoría de los casos, los precios más elevados de los productos esenciales como la gasolina, los alimentos y el alquiler han erosionado el poder adquisitivo de los estadounidenses.

Esta semana, Walmart informó de que el aumento de los costos de la gasolina y los alimentos ha obligado a sus compradores a reducir sus compras de gastos discrecionales, como ropa nueva, lo que es una clara señal de que el gasto de los consumidores, uno de los motores clave de la economía, se está debilitando. El mayor minorista del país, Walmart, redujo sus proyecciones de ganancias y dijo que tendrá que ofrecer descuentos en más artículos como muebles y productos electrónicos.

Y los aumentos de las tasas de la Reserva Federal han provocado que el promedio de las tasas hipotecarias se duplique con respecto a hace un año, llegando a un 5,5 por ciento, lo que provocó una fuerte caída de las ventas de viviendas y de la construcción.

El aumento de las tasas también afectará probablemente en la disposición de las empresas a invertir en nuevos edificios, maquinaria y otros equipos. Si las empresas reducen el gasto y la inversión, también empezarán a frenar las contrataciones. La creciente cautela de las empresas a la hora de gastar libremente podría acabar provocando despidos. Si la economía perdiera puestos de trabajo y el público se volviera más temeroso, los consumidores reducirían aún más el gasto.

Los aumentos rápidos de las tasas por parte de la Reserva Federal han elevado la probabilidad de una recesión en los próximos dos años a casi un 50 por ciento, según han dicho los economistas de Goldman Sachs. Y los economistas del Bank of America ahora pronostican una recesión “ligera” a finales de este año, mientras que Deutsche Bank espera una recesión a principios del próximo año.

___

¿CUÁLES SON ALGUNOS SIGNOS DE UNA RECESIÓN INMINENTE?

La señal más clara de hay una recesión próxima, según los economistas, sería un aumento constante de la pérdida de puestos de trabajo y un incremento del desempleo. En el pasado, un aumento de la tasa de desempleo de tres décimas de punto porcentual, en el promedio de los tres meses anteriores, ha significado que pronto se producirá una recesión.

Muchos economistas vigilan el número de personas que solicitan prestaciones por desempleo cada semana, lo que indica si los despidos se están agravando. Las solicitudes semanales de ayuda por desempleo, promediadas en las últimas cuatro semanas, han aumentado durante ocho semanas consecutivas hasta alcanzar casi 250.000, el nivel más alto desde el pasado noviembre. Aunque es una señal potencialmente preocupante, sigue siendo un nivel históricamente bajo.

___

¿HAY ALGUNA OTRA SEÑAL A TENER EN CUENTA?

Muchos economistas también vigilan los cambios en los pagos de intereses, o rendimientos, de diferentes bonos para detectar una señal de recesión conocida como “curva de rendimiento invertida”. Esto ocurre cuando el rendimiento del Tesoro a 10 años cae por debajo del rendimiento del Tesoro a corto plazo, como el T-bill a 3 meses. Esto es inusual. Normalmente, los bonos a largo plazo pagan a los inversores un mayor rendimiento a cambio de inmovilizar su dinero durante un período más largo.

Las curvas de rendimiento invertidas suelen significar que los inversores prevén una recesión que obligará a la Reserva Federal a recortar las tasas. Las curvas invertidas suelen preceder a las recesiones. Sin embargo, una recesión puede tardar entre 18 y 24 meses en llegar después de la inversión de la curva de rendimiento.

Durante las dos últimas semanas, el rendimiento del Tesoro a dos años ha superado el rendimiento a 10 años, lo que sugiere que los mercados esperan una recesión pronto. Sin embargo, muchos analistas dicen que la comparación del rendimiento a 3 meses con el de 10 años tiene un mejor historial de previsión de una recesión. Esas tasas no están invertidas actualmente.

___

¿SEGUIRÁ LA RESERVA FEDERAL SUBIENDO LAS TASAS INCLUSO SI LA ECONOMÍA DESACELERA?

Las señales contradictorias de la economía (la ralentización del crecimiento pero con una fuerte contratación) han puesto a la Reserva Federal en una situación difícil. Su presidente, Jerome Powell, aspira a un “aterrizaje suave”, en el que la economía se debilite lo suficiente como para ralentizar el crecimiento de las contrataciones y de los salarios sin provocar una recesión y devuelva la inflación al objetivo del 2 por ciento de la Reserva Federal.

Pero Powell ha reconocido que ese resultado es cada vez más difícil de alcanzar. La invasión rusa de Ucrania y los confinamientos de China debido al covid-19 han hecho subir los precios de los alimentos, la energía y de muchas piezas manufacturadas en Estados Unidos.

Powell también ha indicado que si es necesario, la Reserva Federal seguirá aumentando las tasas incluso en medio de una economía débil si eso es lo que se necesita para controlar la inflación.

“¿Existe el riesgo de que vayamos demasiado lejos?”, preguntó Powell el mes pasado. “Ciertamente existe un riesgo, pero no estaría de acuerdo en que ese sea el mayor riesgo para la economía. El mayor error que se puede cometer... sería no restablecer la estabilidad de precios”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.