¿Qué sabemos de la transición de poder en EE.UU.?

Agencia EFE
·3  min de lectura

Washington, 7 nov. (EFE).- Tras las proyecciones de los medios que este sábado confirmaron que Joe Biden será el próximo presidente de Estados Unidos, queda ahora en el aire cómo será la transición del Gobierno de Donald Trump a la futura Administración del demócrata.

Según el diario The Washington Post, el equipo de Biden lleva meses preparando esa transición, con la ayuda de funcionarios de carrera.

Por otra parte, la Casa Blanca ya ha designado al vicejefe de gabinete del presidente Donald Trump, Chris Liddell, para encabezar las gestiones de la transición.

La agencia gubernamental encargada de iniciar este proceso es la Administración de Servicios Generales (GSA, en inglés), una vez que determina que hay un ganador "aparentemente exitoso" en las elecciones.

Este sábado a las 15.00 hora local (20.00 GMT), la GSA todavía no había corroborado las proyecciones de los medios de comunicación.

EL EQUIPO DE BIDEN SE PREPARA A GRAN VELOCIDAD

En la página web de la transición de Biden, había un mensaje en inglés y en español que decía:

"El pueblo estadounidense ha decidido quién será el próximo presidente de los Estados Unidos. Las crisis a las que se enfrenta el país son graves, desde una pandemia hasta una recesión económica, desde el cambio climático a la injusticia racial, y el equipo de transición se está preparando a toda velocidad para que la Administración Biden-Harris pueda comenzar a trabajar desde el primer día en sus cargos", reza el mensaje.

De acuerdo con el Post, responsables del equipo de Biden estaban preparándose ante la posibilidad de que el Gobierno de Trump pueda poner obstáculos para que no tengan todo el acceso a los recursos del Ejecutivo, tal y como está requerido por ley.

Además, apuntó el rotativo, miembros de alto rango del equipo de transición del demócrata han analizado posibles respuestas legales ante esa hipótesis y considerado otras alternativas para que haya una transferencia de poder.

¿UNA TRANSICIÓN AMISTOSA?

En un mitin reciente en Ohio, Trump sugirió que podría dificultar el proceso.

"Me preguntan 'si usted pierde, ¿habrá una transición amistosa?' Bueno, cuando gané ¿me concedieron una transición amistosa?", indicó el ahora presidente saliente.

"Espiaron a mi campaña, hicieron todas esas cosas, esa no fue una transición amistosa", señaló el presidente.

Trump ha alegado en varias ocasiones que miembros de su equipo electoral, durante la campaña para las elecciones de 2016, fueron espiados ilegalmente durante las pesquisas de la llamada trama rusa, sobre la presunta injerencia de Moscú en los comicios de ese año a favor del ahora presidente.

Sin embargo, el FBI ha negado que espiara ilegalmente a miembros de la campaña de Trump, a los que dio seguimiento durante la campaña para las elecciones de 2016.

LA PANDEMIA, PRIORIDAD DE BIDEN

Biden ha hablado de la necesidad de restaurar la confianza en el Gobierno federal y su gestión de la pandemia, un tema central de su campaña, y The Washington Post indicó que planea comenzar con parte de esa tarea durante la transición.

Eso supondrá llevar a cabo consultas con gobernadores republicanos y demócratas para pedirles que adopten órdenes que hagan la mascarilla facial obligatoria y comunicarles la importancia de la distancia social, frente a la covid-19.

Cada Administración suele llevar a cabo unos 4.000 nombramientos políticos, entre los que hay 1.200 que tienen que ser aprobados por el Senado. Estos cargos van desde posiciones en el Gobierno a asesores de alto rango, directores de agencias gubernamentales pequeñas y embajadores.

En un discurso el viernes desde Wilmington (Delaware), donde reside, Biden adelantó que no iba a esperar a conocer los resultados oficiales de la elección para ponerse manos a la obra.

"Mientras esperamos los resultados finales, quiero que la gente sepa que no estamos esperando para hacer el trabajo", indicó.

(c) Agencia EFE