Lo que sabemos sobre el pastor Naasón Joaquín García, sentenciado a más de 16 años de cárcel por pederastia

·6  min de lectura

Pocos casos sobre pederastia han generado tanto escándalo como el de Naasón Joaquín García, líder de la iglesia mexicana La Luz del Mundo, quien se declaró culpable de abusar sexualmente de tres menores en Los Ángeles, California y hoy fue sentenciado a 16 años y ocho meses de cárcel.

García, de 53 años, enfrentaba la posibilidad de pasar el resto de sus días en la cárcel porque se le había acusado de 19 delitos, entre ellos tráfico humano, posesión de pornografía infantil y violación de menores.

Pero para evitar la posibilidad de recibir cadena perpetua y enfrentar un juicio largo en el que se presentaran las múltiples evidencias de los crímenes que cometió, García llegó a un acuerdo con la fiscalía de California mediante el que se declaró culpable de abusar de tres adolescentes que pertenecían a su congregación del Este de Los Ángeles.

Las tres jovencitas a las que García aceptó haber violado tenían solo 15 años cuando fueron reclutadas por una mujer llamada Alondra Ocampo para complacer el apetito sexual del líder religioso con bailes eróticos, sesiones de fotos sin ropa, tocamientos entre ellas y copulación oral forzada.

Ocampo, quien aceptó su culpabilidad y estaba preparada para testificar contra García, les decía a las niñas que si rechazaban los deseos y anhelos del líder religioso, irían en contra de Dios.

En total, cinco mujeres denunciaron a García, conocido como el “apóstol” entre los cincomillones de seguidores que tiene su congregación, pero los fiscales decidieron no incluir los casos de dos de ellas debido a que al parecer son mayores de edad.

Decepción por el acuerdo con la fiscalía

El acuerdo logrado por la fiscalía de California fue muy mal recibido por muchos exintegrantes de la Luz del Mundo y por varias de las víctimas, quienes se manifestaron tristes y decepcionadas.

Una de ellas, Sochil Martin, quien fue la primera que denunció a García en California, dijo en una entrevista con Univision Noticias que le dolía que al final no se hubiera hecho justicia.

“La Fiscalía lo vio, supo y vio las evidencias y todos los testigos, iniciando conmigo. Pero desde el principio fue difícil que tomaran en serio este caso. Yo lo viví, claro que me duele. Pero ¿sabes por quién me duele más? Por las Janes Does 1,2 y 3. Eran niñas que se atrevieron a denunciar, pusieron su vida en peligro, lo perdieron todo”, manifestó entre lágrimas.

Pese a las críticas, el fiscal general de California, Rob Bonta, consideró la sentencia de culpabilidad de García como una victoria porque envía el mensaje de que la explotación sexual nunca será aceptable en el estado. “Te haremos responsable si violas la ley”, dijo. Y agregó que, aunque la sentencia “no podrá nunca deshacer el daño que García causó, ayudará a proteger a futuras generaciones”.

Bonta aseguró que, durante el proceso previo al juicio, para la fiscalía fue claro que García usó su influencia religiosa para aprovecharse de los menores de los que abusó.

Sin embargo, los abogados defensores manifestaron que los fiscales estaban operando bajo una teoría jurídica descabellada en el sentido de que el “apóstol” había utilizado la coerción espiritual para obtener placer sexual. “Es una fantasía que parece sacada de la nada”, escribió el abogado Alan Jackson en un documento judicial.

Detención en Los Ángeles

García fue arrestado el 3 de junio de 2019 en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, acusado de 25 delitos, entre ellos abuso sexual, tráfico humano, pornografía infantil y actos lascivos con menores.

Al momento de ser detenido, García iba con su asistente Susana Medina Oaxaca, acusada también de ser su cómplice. La mujer fue sentenciada a un año de libertad condicional. La otra cómplice, Alondra Ocampo, será sentenciada el 22 de octubre y una tercera acusada, Azálea Rangel, está prófuga.

Pese a la gravedad de las acusaciones en su contra, García mantuvo durante casi todo este tiempo su inocencia y aseguró que se trataba de “calumnias” fabricadas por la prensa y los intolerantes religiosos.

Poco antes de declararse culpable, escribió una carta para sus seguidores en la que afirma: “Nada de lo que se me acusa lo podrán probar porque nunca lo hice”.

Desde su arresto, millones de fieles de La Luz del Mundo, que tiene presencia en casi 60 países, han creído en la inocencia de su líder espiritual. Los obispos de la iglesia han señalado que el proceso contra el “apóstol” ha sido injusto y han hecho caso omiso de que García ya reconoció su culpabilidad, al menos en tres de las acusaciones que enfrentaba.

Además de los abusos sexuales cometidos por García, las audiencias previas a su juicio revelaron que el líder de La Luz del Mundo y su familia han amasado una inmensa fortuna y llevaban un estilo de vida lleno de lujos, entre ellos viajes en yates y jets privados. Una investigación de Univision Noticias descubrió que tienen varias propiedades en California, Texas y Florida, con un valor superior a los 7 millones de dólares.

En México, la familia es dueña de múltiples residencias, escuelas, terrenos y hasta hospitales. García es también accionista de la empresa Proyectos inmobiliarios Jasuén y de la Universidad Sämann de Jalisco.

Historia plagada de abusos

La Luz del Mundo, que es la iglesia evangélica más grande de México, fue fundada en 1926 por Eusebio Joaquín González, abuelo de Naasón Joaquín García.

González construyó su primer templo en Guadalajara, Jalisco, a mediados de 1930 y le dio el nombre de “La Luz del Mundo” porque supuestamente Dios le dijo que así lo hiciera. También se llamó a sí mismo “El apóstol de Dios sobre la tierra” y se cambió el nombre de Eusebio por el de Aaron.

Su doctrina se caracterizó por su severidad, en especial hacia las mujeres, a las que exigía ir al templo con velos y faldas largas, así como comportarse de manera sumisa con sus esposos.

Detrás de estas exigencias, el fundador de La Luz del Mundo escondía un comportamiento oscuro. El primer escándalo sobre su conducta criminal se suscitó en 1942 cuando fue acusado de violar a una niña de 13 años. Muchos de sus feligreses lo apoyaron a pesar de las acusaciones, pero alrededor de una cuarta parte abandonó la iglesia.

Para calmar los ánimos, Samuel Joaquín, el hijo de González, se hizo cargo de la iglesia en la década de 1960. Pero con el tiempo, el escándalo volvió a estallar.

En 1997, dos mujeres de la congregación, Karen León y Amparo Aguilar acusaron a Samuel Joaquín de haberlas violado cuando tenían solo 13 años. Poco después, un hombre llamado Moisés Padilla denunció por televisión que también había sido abusado por el pastor cuando tenía 16 años. Seis meses después de haber hecho esta acusación, Padilla fue secuestrado y apuñalado 57 veces. De manera inexplicable pudo sobrevivir al ataque.

En total se presentaron cuatro acusaciones contra Samuel Joaquín, pero ninguna de ellas prosperó debido al vencimiento del plazo de prescripción. Una de sus víctimas fue Alondra Ocampo, quien en ese entonces era una niña. Ella no sólo permaneció en la iglesia sino que, al llegar a la mayoría de edad, se convirtió en cómplice de Nassón, el hijo de su victimario.

Nacido el 7 de mayo de 1969, Naasón Joaquín García asumió el liderazgo de La Luz del Mundo en 2014, a la edad de 45 años. Por años fue idolatrado por sus millones de feligreses que lo consideraban el representante de Jesús en la tierra. Ahora el futuro de la iglesia es incierto, pues aunque muchos aún creen en su inocencia, para otros las acusaciones en su contra son una verdad amarga.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.