Lo que sabemos del caso de la saxofonista oaxaqueña María Elena

OAXACA, Oax., enero 21 (EL UNIVERSAL).- Este sábado, un juez concedió la prisión domiciliaria a Juan Vera Carrizal, presunto autor intelectual del ataque de ácido contra la saxofonista María Elena Ríos en 2019.

"Con una audiencia maquillada y un acuerdo pactado hoy, mi agresor ha quedado libre", escribió la músico en su cuenta de Twitter al término de la audiencia, que luego de constantes recesos e interrupciones, llegó a su fin tras seis días de duración.

El presunto autor intelectual del delito de tentativa de feminicidio podrá seguir su proceso fuera de las rejas, de acuerdo con la resolución del juez Teódulo Pacheco Pacheco, del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca (TSJO).

María Elena Ríos fue atacada en su domicilio

El ataque contra la joven mixteca se registró el 9 de septiembre de 2019 cuando la joven se encontraba en su domicilio en la ciudad de Huajuapan de León.

Tras el ataque, ha sido sometida a diversas intervenciones quirúrgicas pues le dejó graves secuelas en varias partes del cuerpo.

Por el caso fueron detenidos Ponciano H. junto con su hijo, Rubicel "N", dos albañiles acusados de ser contratados por el exdiputado priista Juan Antonio Vera Carrizal para rociarle ácido sulfúrico en el rostro a la joven.

Ponciano, de la tercera edad, falleció el 2 de abril de 2021 en el penal de Tanivet, en los Valles Centrales de Oaxaca. Padecía diabetes y sufrió un infarto tras el que se confirmó su deceso.

Sobre Vera Carrizal, presunto autor intelectual, este se entregó a las autoridades estatales el 6 de abril de 2020.

¿A qué se dedica María Elena?

Antes del ataque, María Elena dedicaba su vida a la música. Es egresada del Conservatorio de Puebla y participante en el Primer Encuentro de Directores de Bandas de Oaxaca 2019. Ese fue el último evento al que asistió antes del atentado.

El 6 de marzo de 2022, la saxofonista volvió a los escenarios luego de 2 años y medio de haber sido víctima del intento de feminicidio.

María Elena participó en un concierto con la Banda Femenil Regional Mujeres del Viento Florido en el teatro Esperanza Iris, en la Ciudad de México.

"Hoy es un día especial para mí, porque vuelvo a tocar, vuelvo a estar en un escenario. No hay palabras, me siento libre y creo que eso es lo más preciado que existe en la vida, es la libertad", expresó la saxofonista mixteca.