¿Qué sabemos del Carvativir, las "gotas milagrosas" contra el Covid?

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, presentó el domingo unas gotas que calificó como "milagrosas" y aseguró que neutralizan el Covid-19 en un 100%.

"Habiendo recibido el permiso sanitario oficial del país, puedo presentar la medicina que neutraliza el 100% del coronavirus, el Carvativir, mejor conocido como las gotitas milagrosas de José Gregorio Hernández", dijo el mandatario durante una alocución televisada en la que no explicó en qué consisten las gotas, pero sí dijo que deben ponerse "10 gotitas debajo de la lengua, cada cuatro horas y el milagro se hace, es un antiviral muy poderoso que neutraliza el coronavirus".

Sin embargo, no hay testimonios de pacientes que hayan sido tratados con esas gotitas, aunque según Maduro el remedio comenzó a ser probado hace nueve meses en personas contagiadas. Dijo que se darán informes más adelante en revistas médicas "internacionales". El mandatario tampoco reveló quién o quiénes son los científicos que desarrollaron estas gotas.

José Luis Oletta, exministro de Salud de Venezuela, señaló al diario ABC de España que revisó la ficha técnica del Carvativir y que se trata de un producto derivado del timol, una sustancia cristalina presente en los aceites del tomillo y el orégano, y que funciona como un antiséptico. Es utilizado en enjuagues bucales y en pastas dentales, pero no como medicamento.

El Carvativir, aseguró, carece de validación científica. "Su uso tradicional es como antiséptico o bactericida, aplicado en la piel y como enjuague bucal", detalló.

Dada la falta de información, lo que reina es la confusión. Algunos infectólogos creen que el Carvativir puede ser la molécula de la que en su momento habló Maduro,

llamada DR10, que estudiaba el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (ICIV), aunque se desconoce si aprobó fases de ensayos o cuál es el estado de la investigación.

¿Por qué Maduro las llama gotitas milagrosas?

El presidente venezolano ligó la sustancia con José Gregorio Hernández, un médico venezolano (1864-1919) muy querido en el país por ayudar a los más pobres y a quien se atribuyen diversos milagros.

En junio de 2019, recordó el diario colombiano El Tiempo, el papa Francisco autorizó la beatificación de Hernández por la curación de una niña de 11 años que tenía una lesión neurológica grave tras haber sido herida con arma de fuego, en 2017.

La madre de la pequeña afirmó que se curó tras orar por la intercesión del médico venezolano.