Lo que sabemos sobre el asesinato de Andrew Brown Jr. en Carolina del Norte

Adeel Hassan
·6  min de lectura
El abogado Wayne Kandael señala hacia un dibujo que muestra la herida fatal que causó la muerte de Andrew Brown Jr. durante una conferencia de prensa en Elizabeth City, Carolina del Norte, el martes 27 de abril de 2021. (Carlos Bernate/The New York Times)
El abogado Wayne Kandael señala hacia un dibujo que muestra la herida fatal que causó la muerte de Andrew Brown Jr. durante una conferencia de prensa en Elizabeth City, Carolina del Norte, el martes 27 de abril de 2021. (Carlos Bernate/The New York Times)

El asesinato de un hombre negro de 42 años en la zona costera de Carolina del Norte a manos de los asistentes del alguacil está bajo el escrutinio de las autoridades estatales y federales, además, el gobernador Roy Cooper ha llamado a designar un fiscal especial para que lleve el caso en lugar de un fiscal de distrito local.

El tiroteo fatal de la semana pasada contra el hombre, Andrew Brown Jr., mientras él aparentemente se alejaba de asistentes del alguacil que trataban de hacer cumplir órdenes de allanamiento y arresto relacionadas con drogas, atrae mucha atención, en gran parte debido a que ocurre poco después de las muertes a tiros de Adam Toledo, de 13 años, en Chicago y de Ma’Khia Bryant, de 16 años, en Columbus, Ohio.

La ira y la indignación se acumulan a medida que los familiares de Brown, respaldados por funcionarios, buscan que se les permita ver las grabaciones de las cámaras corporales de los últimos momentos de Brown. Además, los nombres de los policías involucrados no han sido revelados.

A continuación, lo que sabemos sobre la muerte de Brown:

¿Qué pasó?

Poco antes de las 8:30 a. m. del 21 de abril, oficiales de la oficina del alguacil de Pasquotank, vestidos con equipo táctico, manejaron a una calle residencial y llegaron a una casa en Elizabeth City, según muestran grabaciones en video. Momentos después, varios disparos se dirigieron en contra de Brown. (El video fue obtenido por WAVY, una estación de televisión con sede en Virginia, a través de una solicitud de información pública).

Un clip de 20 segundos de la cámara corporal de un agente fue entregado a los familiares de Brown y su abogado, quien calificó los hechos como una “ejecución”. Una necropsia privada, pagada por sus familiares, concluyó que fue impactado por cinco balas y murió debido a un tiro en la cabeza.

Un monumento conmemorativo afuera del hogar de Andrew Brown Jr., quien fue asesinado por asistentes del alguacil, en Elizabeth City, Carolina del Norte, el martes 27 de abril de 2021. (Amr Alfiky/The New York Times)
Un monumento conmemorativo afuera del hogar de Andrew Brown Jr., quien fue asesinado por asistentes del alguacil, en Elizabeth City, Carolina del Norte, el martes 27 de abril de 2021. (Amr Alfiky/The New York Times)

El abogado de la familia dijo que Brown estaba sentado dentro de su auto, con las manos “firmemente en el volante”, cuando se realizaron los disparos. Él no parecía estar sosteniendo un arma y se alejaba en el auto mientras la policía continuaba disparando.

No obstante, el fiscal local dijo que la grabación mostraba que Brown intentaba escapar y que su auto golpeó a los oficiales, quienes entonces comenzaron a disparar.

¿La policía ha explicado por qué los agentes abrieron fuego?

El alguacil del condado de Pasquotank dijo que los oficiales habían intentado cumplir una orden de arresto por cargos graves relacionados con drogas, pero no reveló cuántos agentes estaban en el lugar, cuántos de ellos abrieron fuego ni cuántas balas fueron disparadas. El tiroteo es investigado por el Buró de Investigaciones del Estado de Carolina del Norte.

La versión local de un equipo SWAT, acompañada por oficiales de otra agencia, intentaba hacer cumplir la orden de arresto cuando Brown recibió los disparos, dijeron las autoridades. Solo un pequeño porcentaje de bajas que involucran a agentes ocurren en estas redadas. Sin embargo, en un país en el que cuatro de cada diez adultos tienen armas en sus domicilios, son las más volátiles y la policía a menudo usa grandes despliegues de fuerza para realizar estas acciones.

A los familiares de Brown les dijeron que no se encontraron drogas ni armas en la propiedad o el auto, dijo su abogado la semana pasada. Su equipo legal no ha visto la orden de allanamiento que los agentes afirman se hacía cumplir al momento del tiroteo.

¿Por qué no se han dado a conocer las grabaciones de las cámaras corporales?

En Carolina del Norte, los videos de las cámaras corporales de la policía pueden hacerse públicos solo con la aprobación de un juez. Cualquier persona puede solicitar que se dé a conocer una grabación, aunque algunas partes involucradas pueden objetar su difusión o solicitar que partes de esta se difuminen, dijo Frayda Bluestein, una profesora de Derecho Público y Gobierno en la Universidad de Carolina del Norte.

El alguacil dijo que quiere que los videos de las cámaras corporales se hagan públicos y que el abogado del condado ha presentado una solicitud para la liberación de estos. El martes, el gobernador Cooper, también demócrata, exhortó a la liberación de los videos. Un grupo de medios de comunicación, incluyendo The New York Times, también piden que sean dados a conocer. Sin embargo, un juez se negó el miércoles a hacerlos públicos, al estar de acuerdo con un fiscal en retrasar su difusión pública durante al menos treinta días.

Aunque en algunas ocasiones las grabaciones de las cámaras corporales son dadas a conocer casi de inmediato, no es inusual que haya un retraso en su liberación.

¿Qué pasó con los policías involucrados?

En una oficina con 55 oficiales de tiempo completo, 7 han sido puestos en licencia con goce de sueldo después del tiroteo. Los nombres de los involucrados no son conocidos por el público. En la audiencia del miércoles, un abogado de los oficiales dijo que la muerte fue justificada.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés) anunció el martes que había iniciado una investigación de derechos civiles por el tiroteo a través de la oficina de campo de la agencia en Charlotte, la cual trabajará con los fiscales federales y la división de derechos civiles del Departamento de Justicia.

¿Cuál ha sido la reacción en la comunidad?

Elizabeth City es una ciudad histórica de alrededor de 18.000 habitantes en la esquina noreste del estado. Su alcaldesa y su jefe de policía son negros, como lo son el 50 por ciento de sus residentes. Desde el día del tiroteo, se han registrado protestas pacíficas en esa población. Los residentes han exigido que los videos de las cámaras corporales se hagan públicos. Sin embargo, el martes, funcionarios de Elizabeth City y el circundante condado de Pasquotank establecieron toques de queda de las 8 p. m. a las 6 a. m.

“Siento que somos su objetivo”, dijo el concejal Gabriel Adkins, quien vestía una playera de Black Lives Matter mientras hablaba en una reunión del concejo municipal la semana pasada. “Tengo miedo como hombre negro de caminar por esta ciudad, manejar mi auto, mientras intento asegurarme de que conduzco por debajo del límite de velocidad, mientras intento asegurarme de que traigo puesto el cinturón de seguridad, mientras intento asegurarme de que hago todo lo correcto, porque no quiero que un policía se ponga detrás de mí”.

¿Qué podemos esperar que ocurra a continuación?

El buró de investigaciones estatal continuará su indagatoria y los hallazgos de una necropsia oficial del gobierno podrían ser dados a conocer al público.

El funeral de Brown se realizará el lunes en Elizabeth City. El reverendo Al Sharpton pronunciará el panegírico.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2021 The New York Times Company