No sabía que era la última vez que la iba a abrazar: Padre de Yaretzi

CIUDAD DE MÉXICO, enero 20 (EL UNIVERSAL).- "Es el primer día que salimos realmente a la calle y que nos enfrentamos a la realidad. Mi hija esa mañana me abrazo, me dio un beso y me dijo: ya me voy papá. No sabía que era la última vez que la iba a abrazar", dijo Cesar Hernández papá de Yaretzi Adriana Hernández quien falleció el 7 de enero en la Línea 3 del Metro.

"Detrás de esto, existe una responsabilidad y un llamado de justicia", aseguró el papá de la joven de 18 años estudiante de la UNAM que perdió la vida en el choque de dos trenes entre las estaciones La Raza y Potrero.

Cesar Hernández estuvo acompañado también por la mamá, hermana, novia y amigos de Yaretzi, quienes al llegar al zócalo de la Ciudad de México rindieron un minuto de silencio a la joven, además de rezar una oración por su descanso.

Durante el pronunciamiento que emitieron en el Zócalo Capitalino, el padre de Yaretzi afirmó "yo no quiero hacer un pronunciamiento violento, de descalificación, de agresión, porque eso no me da justicia, a mi lo que me da justicia es la responsabilidad que se adquiera", indicó.

"Para mí es importante mantener la esencia de este amor tan grande que se tiene cuando se pierde a un hijo, a este dolor que es equivalente al infinito, es un dolor tan grande", remarcó.

Previo a su arribo al Zócalo, la caminata de familiares y amigos inició del Ángel de la Independencia al Zócalo Capitalino. Se realizó de manera pacífica y silenciosa. Los asistentes portaron un girasol amarillo, además de que estuvo presente la amiga de Yaretzi, la joven Aranza quien resultó lesionada en el choque de trenes aquel sábado 7 de enero.