Standard & Poor's eleva de B- a B calificación de deuda de largo plazo de Argentina

El logotipo de la agencia de calificación financiera Standard & Poor's fotografiado el 8 de diciembre de 2011 en las oficinas de la agencia en París (AFP/Archivos | Eric Piermont)

Standard & Poor's elevó de B- a B la calificación de la deuda pública argentina de largo plazo al dar cuenta de progresos en la resolución de problemas económicos, según un informe divulgado este martes.

El gobierno de Mauricio Macri "está haciendo progresos en resolver varios desequilibrios macro-económicos mientras reconstruye gradualmente la credibilidad del país y mejora su debilitado marco institucional", reza el informe de la calificadora.

La economía argentina, actualmente en recesión, cayó 2,3% en 2016, pero a fin de año mostró una recuperación de la actividad, al crecer en diciembre 1,6% respecto al mismo mes de 2015, de acuerdo al Indec.

S&P sin embargo auguró mejoras para la tercera economía de América Latina.

"Esperamos que la inflación baje al 20% en 2017 en forma gradual y que la economía recupere su crecimiento al 3% en los próximos tres años", sostuvo el informe.

Macri enfrentará el jueves la primera huelga general desde que asumió en diciembre de 2015 contra su política económica de ajuste, corolario de varias marchas masivas de sindicatos en huelga por la caída del poder adquisitivo del salario y miles de despidos.

El gobierno estimó para 2017 una inflación de 17% -según consultoras privadas en 2016 alcanzó 40%-. El desempleo se situó en 7,6% el año pasado con desplome de la industria y derrumbe del consumo, mientras la pobreza afecta a 32,2% de la población de 42 millones de habitantes.

"Elevamos nuestra calificación sobre la deuda soberana de largo plazo de 'B-' a B y mantenemos nuestra calificación sobre la deuda de corto plazo en 'B'", informó la calificadora.

El análisis "incluye las expectativas en la continuidad de la políticas generales en los próximos dos años e incertidumbre sobre el ritmo de implementación del plan económico correctivo del gobierno dado los desafíos políticos en curso" en un año que tendrá elecciones legislativas de medio mandato en octubre.

S&P consideró que "en el futuro, el gobierno continuará enfrentando problemas sociales para implementar su plan económico. Abordar políticas difíciles requerirá una hábil gestión".

El informe también advirtió que Macri "está en el punto más bajo de su popularidad" desde que fue electo, lo que consideró "es reflejo del contexto económico actual caracterizado por una desigual recuperación (de los sectores económicos) y una todavía alta inflación".