Síndrome del bebé sacudido: el caso de la niñera irlandesa acusada de la muerte de una niña que genera controversia en EEUU

·5  min de lectura
Aisling Brady McCarthy; sociedad; el mundo; Rehma Sabir; niñera
MediaNews Group/Boston Herald via Getty Images

Una polémica se está gestando en la Justicia de Estados Unidos a raíz de casos de maltrato infantil. Es que en las cortes están siendo desestimadas acusaciones contra cuidadores o padres de niños que anteponen informes médicos que afirman que las muertes o daños sufridos por los menores se dan por causas no establecidas, lo que da a lugar a que los juicios terminen sin culpables.

No obstante, los especialistas encuadran esas heridas, muchas terminales, al síndrome del bebé sacudido o traumatismo craneoencefálico por abuso, que en EEUU es la segunda causa más común de muerte entre niños por trauma y el responsable del 95% de lesiones cerebrales en menores de 1 año.

En un informe que gira alrededor de la muerte de una niña de 12 meses en 2013 y la causa por la que fue juzgada su niñera, la CNN ilustró la polémica creciente en la Justicia de Estados Unidos.

La niñera Aisling McCarthy fue acusada en 2013 de haber causado la muerte de Rehma Sabir, de un año, por haberla sacudido.

El caso de Rehma

En el día de su primer cumpleaños, el 14 de enero de 2013, la pequeña Rehma había quedado al cuidado de McCarthy, una irlandesa de 34 años, en su casa de Boston Massachusetts. Sus padres, Sameer Sabir y Nada Siddiqui se habían ido a trabajar, y antes de salir la niña había comenzado a llorar, como solía hacerlo, explicó la madre a CNN.

Tras naturalizar la actitud de la niña, confió en la capacidad de cuidado de su niñera, quien hacía seis meses trabajaba para ellos.

Aisling Brady McCarthy; sociedad; el mundo; Rehma Sabir; niñera
La niñera en 2015, cuando era enjuiciada por la muerte de la beba (MediaNews Group/Boston Herald via Getty Images/)

Al volver a su casa, la mujer les dijo que no podía despertar a la pequeña. Se dieron cuenta que estaba inconsciente y al llegar al Hospital Infantil de Boston se determinó que se encontraba en coma. Dos días después se declaró su muerte cerebral.

“Rehma no falleció en paz mientras dormía”, contó su madre en un angustiante relato de lo sucedido ese día.

Homicidio por traumatismo

Tras la muerte cerebral de Rhema y tras evaluaciones médicas se dictaminó que la causa de la muerte fue homicidio por traumatismo. Todo indicaba que lo sucedido a la niña respondía al síndrome del bebé sacudido. Según el Centro Nacional sobre el Síndrome del Bebé Sacudido, cada año se registran cerca de 1.300 casos en Estados Unidos víctimas de traumatismos craneoencefálicos.

Los estudios indicaron que en el cuerpo de Rhema daba indicios de maltrato infantil. Tenía hemorragias en el interior del cerebro y detrás de los ojos, hematomas en el cráneo y en la columna vertebral, así como fracturas que se estaban curando en un brazo y una pierna.

La acusación y el horror

Con esas pruebas, la niñera McCarthy fue acusada en un primer momento de homicidio y lesiones, y se le impuso una fianza de 500.000 dólares.

Pero en 2016, una doctora forense de Boston, Katherine Lindstrom, estudió el caso y dijo que Rhema murió por una hemorragia cerebral de causa desconocida.

McCarthy, con ese giro en la Justicia, volvió a Irlanda y su caso ahora es un precedente para otros casos de maltrato infantil que, si bien ya han sido juzgados, comenzaron a ser cuestionados.

Si bien la Justicia de Estados Unidos liberó de culpa a la niñera, en 2016 le exigió pagarles una indemnización de cuatro millones de dólares a los padres de Rhema.

Los padres, dijeron a la CNN, saben que la mujer nunca podría pagarles, pero creen que es una manera de hacerla responsable por la muerte de su pequeña y así evitar que busque la redención en la publicación de un libro o en el desarrollo de un documental.

Síndrome del bebé sacudido

“El diagnóstico de traumatismo craneoencefálico por abuso [o síndrome del bebé sacudido] coloca a los pediatras de abuso infantil en la mira de los abogados defensores que han impulsado cada vez más las teorías pseudocientíficas que no tienen base en la investigación médica. La ciencia médica, en sí misma, está ahora a prueba”, dice la doctora Suzanne Haney, presidenta del Consejo de Abuso y Negligencia Infantil de la Academia Estadounidense de Pediatría, en un artículo publicado en mayo pasado. En él, asegura que es necesario dar cuenta del síndrome o traumatismo craneoencefálico por abuso.

“Los pseudo-expertos han afirmado falsamente que existe un debate furioso en la comunidad médica sobre si el traumatismo craneoencefálico por abuso es un diagnóstico real. Déjenme ser clara: no hay controversia. Un estudio de 2016 de médicos de 10 hospitales infantiles líderes de EEUU encontró que la gran mayoría de los médicos (93%) estaban de acuerdo en que la HTA es un diagnóstico válido. Y una declaración de consenso de 2018, respaldada por ocho sociedades médicas que representan a subespecialistas en varios países, incluidos Noruega, Suecia y Japón, afirmó que la AHT es científicamente no controvertida y reconocida en todo el mundo”, afirma la especialista.

Luego, afirma que “crear confusión sobre lo que constituye un traumatismo craneoencefálico por abuso podría disuadir a las personas de denunciar un caso de abuso” además de poner “a los niños vulnerables que no pueden defenderse a sí mismos en un riesgo terrible”.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Escándalo por policía de Veracruz golpeando a un hombre con una tabla dentro de la comandancia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.