Sánchez dice que no hacer nada en Ucrania sería ‘el fin de Europa’

·4  min de lectura

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó este jueves que “no hacer nada” para ayudar a Ucrania a defenderse de la agresión de Rusia sería “el fin de Europa”, y agregó que la seguridad “no viene gratis” y es necesario invertir en ella.

“No hacer nada y dejar a (el presidente ruso, Vladímir) Putin barrer a Ucrania, sería el fin de Europa”, recalcó Sánchez en un mensaje en vídeo emitido durante la cumbre de la Juventud de la OTAN, que se celebra hoy en Bruselas.

Sánchez, como anfitrión de la próxima cumbre de la Alianza que se celebrará en Madrid a finales de junio, fue invitado para dirigirse a los jóvenes presentes en el evento y a los que lo siguen a través de internet.

Alertó de que “la guerra de Putin” está poniendo en cuestión la arquitectura de seguridad en Europa, y que es momento de “tomar las decisiones correctas porque van a dar forma al futuro”.

Así, abogó por que la OTAN mantenga la unidad, “nuestra mejor herramienta de disuasión”, y señaló que la seguridad es “la precondición que hace posible nuestra forma de vida”, pero advirtió de que “no viene gratis “ y es algo en lo que habrá que invertir ”en los próximos años”.

Sánchez vio necesario “reforzar nuestra disuasión”, para lo que habrá que disponer de capacidades más modernas ya que, de otro modo, enfrentarse a un conflicto armado sería más costoso en términos de vidas.

Sobre la cumbre de Madrid, consideró que será “histórica para nuestra Alianza” y que definirá la estrategia de organización para la próxima década al darle las adecuadas herramientas y capacidades.

“Hemos escogido estar del lado de la paz y la ley internacional y no de la fuerza y el caos global”, subrayó, y solicitó el apoyo de los jóvenes para “mantener nuestro compromiso con nuestros valores y principios compartidos”.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que también participó en el evento, aseguró que la meta de la Alianza ante el conflicto en Ucrania es ayudar a ese país a defenderse de la invasión rusa y, al mismo tiempo, procurar que no escale y afecte países aliados, para lo que la organización ha incrementado su presencia militar en su flanco este.

Destacó la presión que están realizando sobre Moscú los aliados con sanciones, pero pidió estar preparados “a largo plazo” para un conflicto que puede durar “meses o años”, por ejemplo ayudando a Ucrania a “transitar” de equipos militares de la era soviética a armas y sistemas de defensa más modernos.

Recordó que Ucrania es un “socio valorado” de la OTAN y que la Alianza apoya sus aspiraciones euroatlánticas; sobre qué tipo de acuerdos de seguridad puede haber con ese país, dijo que es algo que deberá discutirse con Kiev “cuando la guerra haya acabado”.

El político noruego dejó claro que la OTAN “le importa a todo el mundo, incluyendo a los jóvenes, porque preserva la paz”, lo cual es necesario para la estabilidad y tener un empleo.

“Muchos jóvenes en los países aliados no han experimentado la guerra. Eso es bueno (…) pero también peligroso, porque si la paz se da por garantizada, se pueden cometer los errores que pueden dar pie a una nueva guerra”, comentó.

Stoltenberg afirmó que la OTAN debe invertir y desarrollar nuevas tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial, y recordó que armas como los drones armados, que sean utilizado para proteger a soldados de la Alianza en misiones y operaciones pero que también pueden emplearse para cometer atrocidades, es algo que debe estar sujeto a las legislaciones correspondientes.

De cara al futuro, Stoltenberg aseguró que la OTAN se prepara para abordar las implicaciones del cambio climático para la seguridad pero también el auge de China, que tiene el segundo presupuesto para defensa más alto del mundo, la mayor flota y que invierte mucho en armas como nuevos misiles de gran alcance.

“Vemos que China se acerca a nosotros”, comentó, por lo que la OTAN va a potenciar su relación con países “de mentalidad parecida” en el Pacífico como Japón, Australia o Nueva Zelanda.

“La OTAN seguirá siendo una alianza de Europa y Norteamérica, no va a ser una alianza global”, recalcó, aunque auguró que sí necesitará contar con un “enfoque más global”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.