Sánchez exige a Rusia dejar de usar el hambre como arma de guerra por el grano ucraniano

Nueva York, 20 sep (EFE).- El presidente del Gobierno en funciones español, Pedro Sánchez, exigió este miércoles en la ONU a Rusia que cese en su actitud "deplorable" de impedir la exportación de grano ucraniano porque considera que con ello utiliza el hambre como "arma de guerra".

Sánchez hizo esa petición en su intervención en el debate organizado en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en Ucrania y en el que participaron numerosos líderes presentes en Nueva York con motivo de la semana de alto nivel de la ONU, entre ellos el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

El jefe del Ejecutivo reiteró la firme condena de España a la invasión rusa y el apoyo a la soberanía y a la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas.

"No cabe la equidistancia en el análisis de la situación en este conflicto. Hay claramente un agresor y un agredido", recalcó antes de considerar que hay una gravedad añadida en el hecho de que el agresor (Rusia) sea un país miembro permanente del Consejo de Seguridad.

Tras lamentar las consecuencias "nefastas" para millones de personas es cuando hizo "un solemne llamamiento" a Rusia para que retome de inmediato la iniciativa del grano del Mar Negro "y deje de utilizar el hambre como arma de guerra".

Sánchez, presidente de turno del Consejo de la UE, afirmó que España y Europa quieren trabajar por la paz, poner fin al sufrimiento de los ucranianos y lograr un orden internacional basado en reglas que posibilite la coexistencia pacífica entre naciones.

En la búsqueda de la paz dejó claro que la UE apoya la fórmula del presidente Zelenski ya que considera que respeta el Derecho Internacional y la Carta de Naciones Unidas.

"Corresponderá a Ucrania determinar el momento y las condiciones para iniciar el proceso que ponga fin al conflicto", añadió.

Mientras tanto, garantizó que la Unión Europea se mantendrá unida en esa búsqueda de la paz y seguirá prestando un "enérgico" apoyo político, económico, militar, financiero y humanitario a Ucrania durante el tiempo que sea necesario.

Además, contribuirá a la reconstrucción del país y continuará trabajando para lograr una completa rendición de cuentas por los crímenes de guerra y otros delitos graves que se hayan podido cometer haciendo uso de los instrumentos multilaterales existentes.

Para alcanzar la paz dijo asimismo que Rusia debe retirar "de forma inmediata, completa e incondicional" todas sus tropas de todo el territorio de Ucrania.

Sánchez admitió que es posible mantener un debate amplio sobre la seguridad en Europa que tenga en cuenta los legítimos intereses y preocupaciones de todos, pero precisó que ese debate no es posible mientras se violenta la soberanía y la integridad territorial de una de las partes.

(c) Agencia EFE