Rusia vuela bombarderos con capacidad nuclear sobre Bielorrusia mientras se agrava crisis migratoria

·3  min de lectura
Un soldado polaco instala alambre de púas en frontera entre Polonia y Bielorrusia, cerca de Kuźnica

Por Maria Kiselyova y Alan Charlish

MOSCÚ, 10 nov (Reuters) - Rusia envió el miércoles dos bombarderos estratégicos con capacidad nuclear para patrullar el espacio aéreo de Bielorrusia, en una muestra de apoyo a su aliada en un momento en el que está atrapado en un enfrentamiento con la Unión Europea por temas migratorios.

Bruselas evalúa sanciones para castigar a Minsk por lo que llama una crisis creada artificialmente, algo que Bielorrusia niega.

Migrantes atrapados en Bielorrusia hicieron múltiples intentos de ingresar a Polonia durante la noche, declaró Varsovia el miércoles, anunciando que había reforzado la frontera con guardias adicionales.

La jefa de derechos humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, pidió a los estados que reduzcan la escala y resuelvan la crisis.

"No se debe obligar a esos cientos de hombres, mujeres y niños a pasar otra noche en un clima helado sin refugio, comida, agua y atención médica adecuados", declaró.

Los bombarderos Tupolev Tu-22M3 que Rusia envió para sobrevolar Bielorrusia son capaces de transportar misiles nucleares, incluidos los hipersónicos del tipo diseñado para evadir las defensas aéreas occidentales.

Rusia culpó a la UE por la crisis en la frontera, acusando al bloque de no defender sus propios valores humanitarios y de tratar de "ahogar" a Bielorrusia con planes para cerrar parte de la frontera. También dijo que es inaceptable que Bruselas imponga sanciones a Minsk por la crisis.

El Kremlin tildó de "irresponsable" lo dicho por el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, que Moscú tenía un papel en el flujo de inmigrantes a la UE. Indicó además que el presidente Vladimir Putin le dijo a la canciller alemana Angela Merkel que la UE debía discutir la crisis directamente con Minsk.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo que esperaba que los responsables europeos "no se dejen arrastrar a una espiral que es bastante peligrosa" después de las conversaciones con su homólogo bielorruso.

En Bruselas, los embajadores de la UE acordaron el miércoles que la decisión de Bielorrusia de animar a los inmigrantes de Oriente Medio a entrar en Polonia puede considerarse legalmente un "ataque híbrido" que sirve de base para una nueva ronda de sanciones a Minsk. La decisión se tomó en una reunión a puerta cerrada entre los 27 enviados del bloque, dijeron diplomáticos.

"El señor (presidente Alexander) Lukashenko (...) explota sin escrúpulos a las personas que buscan refugio como rehenes por su cínico juego de poder", escribió en Twitter el ministro de Relaciones Exteriores interino de Alemania, Heiko Maas.

El político alemán describió las imágenes de la frontera bielorrusa, donde la gente está atrapada en condiciones de congelación con poca comida y refugio, como "horribles", pero dijo que la UE no puede ser chantajeada.

La UE acusa a Bielorrusia de alentar a los inmigrantes - de Oriente Medio, Afganistán y África - a intentar cruzar ilegalmente la frontera en venganza por las sanciones impuestas anteriormente a Minsk por abusos contra los derechos humanos.

Lukashenko ha negado haber usado a los migrantes como armas. Merkel instó a Putin a presionar a Bielorrusia por la situación en la frontera, dijo un portavoz del gobierno alemán.

Miles de personas han llegado esta semana a la frontera, donde cercas de alambre de púas improvisadas y soldados polacos han bloqueado su entrada. Algunos de los migrantes han utilizado troncos, palas y otros implementos para intentar abrirse paso.

"No fue una noche tranquila. De hecho, hubo muchos intentos de traspasar la frontera polaca", dijo el ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, a la emisora PR1.

Un video de la frontera obtenido por Reuters mostró a niños pequeños y bebés entre las personas atrapadas allí.

"Hay muchas familias aquí con bebés de entre dos y cuatro meses. No han comido nada durante los últimos tres días", dijo a Reuters la persona que proporcionó el video, diciendo que ellos mismos eran migrantes y se negó a ser identificados.

(Reporte de Alan Charlish en Supraśl, Polonia, Andrius Sytas en Kapčiamiestis, Lituania, Joanna Plucinska, Anna Koper, Pawel Florkiewicz en Varsovia, Robin Emmott en Bruselas, Kirsti Knolle en Berlín, Dmitry Antonov y Maria Kiselyova en Moscú y Matthias Williams en Kiev; escrito por Matthias Williams/Andrew Osborn; Editado en español por Janisse Huambachano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.