Rusia y Ucrania: las tropas rusas avanzan en el este ucraniano con una violenta ofensiva

·5  min de lectura
Bomberos ucranianos tratan de extinguir el fuego en una fábrica bombardeada por Rusia en la región de Donetsk.
Bomberos ucranianos tratan de extinguir el fuego en una fábrica bombardeada por Rusia en la región de Donetsk.

Rusia está ganando terreno en el este de Ucrania, donde las tropas locales se están viendo obligadas a replegarse en varios frentes.

Las fuerzas militares rusas superan a Ucrania en número y potencia de fuego, con implacables bombardeos de artillería pesada que provocan efectos letales en un área mucho más delimitada en comparación con la primera fase de la guerra.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, aseguró que Rusia está reduciendo las ciudades a cenizas y están aumentando las muertes de civiles ucranianos.

Su asesor, Mykhailo Podolyak, denunció el miércoles que el ejército ruso está usando en Ucrania "las armas no nucleares más potentes" que existen, como sistemas de lanzacohetes móviles de largo alcance capaces de portar ojivas termobáricas.

Ucrania pide armas superiores

Podolyak hizo un llamamiento a sus aliados occidentales para que proporcionen a Ucrania lanzacohetes de largo alcance MLRS, tras sugerir que hasta ahora no lo han hecho por miedo a una escalada en el conflicto.

El M270 MLRS (Multiple Launch Rocket System o Sistema de cohetes de lanzamiento múltiple) es un lanzador de proyectiles guiados y no guiados y misiles con un alcance de cientos de kilómetros

Sistema de cohetes de lanzamiento múltiple MLRS del ejército de Estados Unidos
Sistema de cohetes de lanzamiento múltiple MLRS del ejército de Estados Unidos.

Estos dispositivos permitirían a los ucranianos atacar más fácilmente objetivos dentro de Rusia, como cuarteles, defensas aéreas, depósitos de combustible o artillería, algo que muchos en el exterior ven con preocupación.

Medios estadounidenses aseguran que el gobierno de Joe Biden planea enviar a Ucrania ese tipo de armamento, más potente que el que le ha aportado hasta ahora.

El corresponsal de Defensa de la BBC, Jonathan Beale, destaca que el retraso en la entrega de armas de Occidente a Ucrania y el tiempo que lleva formar a las fuerzas ucranianas para su uso son factores que "podrían marcar la diferencia".

Mientras, asegura, Rusia todavía cuenta con reservas mucho más grandes de municiones de artillería.

Y asegura que un alto funcionario de un país de la OTAN calificó como "criminal" que Occidente tenga un stock más limitado de estas armas.

A punto de perder Luhansk

En todo caso, de momento Ucrania está perdiendo terreno y Rusia avanza sobre todo en la región del Donbás, en el este del país.

La evolución de la ofensiva del Donbás.
La evolución de la ofensiva del Donbás.

Allí, Moscú no solo controla la parte de las autodeclaradas repúblicas de Donetsk y Luhansk, que ya estaban bajo control de los prorrusos antes de la guerra, sino que avanza más allá de sus confines.

El ejército ruso ya controla el 95 % de la provincia de Luhansk, la división administrativa más oriental de Ucrania, según confirmaron tanto autoridades militares ucranianas como milicias prorrusas.

En su intento de hacerse completamente con esta región, las tropas de Putin están tratando de rodear las ciudades de Lysychansk y Severodonetsk, considerado el último bastión ucraniano de Luhansk.

En Severodonetsk la mayoría de sus 100.000 habitantes han sido evacuados y las fuerzas rusas han tomado dos tercios de su perímetro, según autoridades locales.

El jefe de la administración del distrito de Severodonetsk, Roman Vlasenko, aseguró que los soldados de Putin intentan tomar el centro de la ciudad desde tres frentes distintos, pero los locales los han rechazado en dos ocasiones.

Una localidad a las afueras de Severodonetsk (Luhansk) tras un ataque ruso.
Las afueras de Severodonetsk (Luhansk) tras un ataque ruso.

Indicó a la BBC que las fuerzas ucranianas necesitan armamento más pesado para repeler los ataques rusos.

Aseguró que las tropas rusas no tienen allí una especial ventaja numérica, pero disponen de armas más pesadas.

Vlasenko explicó que están llegando armas al frente en muchas áreas, pero "para que la contraofensiva sea rápida y efectiva, necesitamos más".

El gobernador de Luhansk, Serhiy Haidai, mencionó la posibilidad de retirarse del poco territorio que les queda en la región para evitar ser rodeados por el ejército ruso.

Cuatro mapas de la evolución de la guerra.
Cuatro mapas de la evolución de la guerra.

Avances rusos en Donetsk

Mientras, en la vecina provincia de Donetsk, Rusia ha logrado avances importantes desde su invasión el pasado 24 de febrero.

Tropas de Moscú y milicias prorrusas se hicieron con Limán, en el norte de esta región, según varios informes.

Limán es una ciudad pequeña, con menos de 30.000 habitantes, pero tiene una gran importancia estratégica.

Se trata de un importante cruce de carreteras a menos de 30 kilómetros de Sloviansk, una localidad de más de 100.000 habitantes que es el principal nudo ferroviario de la región.

Dos hombres sacan escombros de su apartamento golpeado por la artillería rusa en Kramatorsk (Donetsk).
Dos hombres sacan escombros de su apartamento golpeado por la artillería rusa en Kramatorsk (Donetsk).

Las "fuerzas Frankenstein" rusas

Las fuerzas rusas han sufrido importantes pérdidas desde que comenzó la invasión.

El Ministerio de Defensa de Reino Unido calcula que, en los primeros tres meses de su operación en Ucrania, Rusia ha sufrido un número de muertos similar al de la Unión Soviética en nueve años de guerra en Afganistán.

También ha perdido cantidades significativas de armamento.

Como resultado, Moscú ha tratado de combinar algunas de sus unidades que habían quedado diezmadas, formando para luchar en el este lo que algunos analistas llaman "fuerzas Frankenstein".

Aunque Ucrania ha logrado alejar a las fuerzas rusas de Járkiv, las unidades rusas continúan bombardeando algunas partes de la ciudad, según el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW por sus siglas en inglés).

Este think tank afirmó que las tropas rusas retiradas de los alrededores de Járkiv se están redistribuyendo en la región de Donetsk.

En el sur de Donetsk, Rusia mantiene el control total de la ciudad portuaria de Mariúpol.

El cerco de Mariúpol, que duró más de dos meses, finalizó el 20 de mayo.

Expertos creen que la caída de la ciudad puede permitir que las unidades rusas se unan a la lucha en otras localidades como Zaporiyia, donde continúan los bombardeos.

Por otra parte, Ucrania denunció que diez personas murieron este viernes y 35 resultaron heridas después de que misiles de crucero rusos alcanzaran los barracones de la guardia nacional en un polígono de tiro de la región de Dnipro, al norte de Zaporiyia.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.