"Los crímenes nazis han sido ampliamente condenados, pero no los crímenes comunistas": Kaja Kallas, primera ministra de Estonia

·6  min de lectura
Kaja Kallas
Kaja Kallas

La invasión de Rusia a Ucrania ya superó los dos meses de duración y aún se desconoce cuándo cesará o cómo terminará.

Moscú invadió la exrepública soviética el 24 de febrero e inicialmente logró avances rápidos en el sur, con el objetivo principal de crear un corredor terrestre entre Crimea, que anexó en 2014, y las áreas en poder de los separatistas respaldados por Rusia en Donetsk y Lugansk.

Las fuerzas rusas siguieron hacia Kiev, pero se retiraron a principios de abril.

Desde entonces, Rusia ha vuelto a centrar sus esfuerzos en tomar el control del este y el sur de Ucrania.

La ciudad portuaria de Mariúpol, que estuvo rodeada desde principios de marzo, ahora está mayormente bajo el control de las fuerzas rusas.

En ese contexto, Europa está atenta a lo que sucede, sobre todo los países más cercanos geográficamente a Rusia.

Suecia y Finlandia, por ejemplo, están pensando en dejar de ser neutrales e ingresar en la OTAN, la alianza militar de países europeos, Canadá y Estados Unidos.

Uno de los países miembros de la OTAN que comparte frontera con Rusia es Estonia y su primera ministra, Kaja Kallas, dijo en entrevista con la BBC que esta vez no se debería "cometer el error" de dejar sin castigar al gobierno ruso por la invasión, porque eso deja el mensaje de que "agredir tiene su rédito".

¿Cuáles son los objetivos de Occidente?

Occidente debería apuntar a que Ucrania gane esta guerra y que Putin la pierda. ¿Por qué? Porque si hay algún tipo de acuerdo de paz y hay algún tipo de Guerra Fría, todos se quedan donde están.

De esa forma, agredir tiene su rédito, porque no solo tomas parte de la tierra de los vecinos por la fuerza, sino que también obtienes el apaciguamiento al final. No debemos permitir eso.

En este momento, Occidente debería brindarle a Ucrania la ayuda militar que necesita para luchar contra Rusia, para que Rusia sea expulsada [del territorio ucraniano] y que ese mensaje quede atrás.

Por lo tanto, ¿no se trata solo de que Rusia se vea obligada a retirarse a donde estaba antes del 24 de febrero?

Eso sigue siendo agresión.

Hombre caminando cerca de un edificio residencial en Mariúpol.
La captura de Mariúpol tiene un gran valor estratégico para Rusia.

Llamaron la atención los comentarios delaministra de Relaciones Exteriores británica, Elizabeth Truss, esta semana de que Rusia debe ser expulsada de Ucrania como es reconocida internacionalmente. Eso significaría no solo retirarse por completo del Donbás, sino también de Crimea.Esto es algo que usted cree que debería suceder.

Ya hemos cometido el error tres veces de saber que Rusia está usando la fuerza contra Ucrania y luego se quedan [en el territorio].

Todos dicen que hay que intentar que no avancen y que nos olvidemos de Crimea. Lo que pasa entonces es que la agresión da sus frutos. Hay una pausa de un año, dos años, y luego todo continuará. Las atrocidades continuarán. El sufrimiento humano continuará. Y no deberíamos volver a cometer ese error.

Claramente tenemos que hacer llegar este mensaje de que la agresión nunca da réditos. Es una señal clara también para todos los dictadores del mundo que puedan tener apetito por sus vecinos o por los territorios de sus vecinos, y para Rusia también.

Es importante entender que aunque la Unión Soviética se derrumbó, su sueño imperialista nunca lo hizo porque no fueron castigados.

Los crímenes nazis han sido ampliamente condenados, pero no se condenan los crímenes comunistas y el sueño imperialista que sostienen del estalinismo, que trajo grandes atrocidades a muchos países.

Muchos millones fueron asesinados, y es por eso que hay un gran apoyo en Rusia para los pasos que está dando Putin. No deberíamos seguir con esto.

La gente tiene miedo de lo que Rusia podría hacer militarmente, y es que si los rusos son empujados contra la pared... hemos visto las amenazas de Putin sobre una respuesta ultrarrápida a lo que está haciendo la OTAN. Se habla sobre una posible tercera guerra mundial, sobre el posible despliegue nuclear, que existen riesgos al adoptar un enfoque tan maximalista de los objetivos de guerra en Ucrania.

En primer lugar, no los empujan contra la pared, sino que los empujan de regreso a Rusia. Ese es el punto, que actualmente están en un país soberano y están tratando de apoderarse de él. Deberían ser empujados de regreso al lugar de donde vinieron.

Lo segundo es lo que dije de que ya hemos cometido este error varias veces. Los argumentos han sido exactamente los mismos: "No provoquemos a Rusia. ¿Qué más podían hacer?". ¿Y qué pasa? Se perdona y vuelven a hacer todas estas cosas, porque se salen con la suya con la agresión. La primera vez, la segunda vez, la tercera vez. Por eso no debemos volver a cometer el mismo error.

Y tercero, las amenazas que usted menciona de parte de Rusia, las están haciendo para asustarnos. Son muy buenos jugando con los miedos, estamos influenciados por ese miedo, y no deberíamos.

Una mujer pasa frente a edificios bombardeados en Borodyanka, Ucrania, 10 de abril 2022
Los edificios bombardeados en Ucrania recuerdan a los alemanes sobre la destrucción de sus propias ciudades en la Segunda Guerra Mundial.

¿Hasta qué punto está preocupada? Muchos dicen que esta guerra pasó a una nueva fase de desgaste. Hay muchas posibilidades de que continúe al menos hasta fines de este año, posiblemente hasta bien entrado el próximo año, que Occidente, que Europa, permanecerá unida en su respuesta a lo que está sucediendo en Ucrania.

Por supuesto, mantener la unidad es cada vez más difícil a medida que avanzamos. Cuando comenzó esta guerra todos se sorprendieron, pero esa sensación decae.

Además, impusimos sanciones que solo eran dolorosas para Rusia, pero ahora también son dolorosas para el otro lado. Eso significa que para nosotros también.

Y, por supuesto, como todos somos democracias, cada vez es más difícil encontrar ese enfoque y respuesta comunes, pero creo que tenemos que esforzarnos por lograrlo. Tenemos que tratar de mantener esta unidad porque unidos somos fuertes, y divididos es algo que Rusia realmente quiere ver. No deberíamos darles eso. Debemos mantener esta unidad.

¿Está decepcionada por algunas de las reacciones luego de que Rusia le cortara el suministro de gas a Polonia y Bulgaria debido a la falta de pago en rublos? Las grandes compañías de gas en Hungría, Alemania, Italia o Austria están usando un mecanismo para sortear el problema del pago en rublos.

Por supuesto que tenemos que tener una postura unida, pero al mismo tiempo, cuando digo esto, también entiendo las decisiones difíciles que enfrentan los diferentes líderes democráticos, porque para aquellos países que tienen vecinos mucho mejores que nosotros es muy difícil explicarle a la gente por qué uno u otro paso podrían perjudicarlos con precios más altos, por qué este tipo de paso es necesario.

Pero creo que todos debemos entender que los problemas de nuestros vecinos de hoy son nuestros problemas de mañana, lo que significa que si no apagamos el incendio que está ocurriendo en la casa de nuestro vecino, nuestra casa podría incendiarse. Incluso si a algunos países les parece que está lejos, no lo está. Es nuestra seguridad europea común lo que está en cuestión aquí.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.