Rusia y Ucrania: confirman evacuación de los soldados sitiados en Mariúpol a zonas prorrusas

Una imagen que supuestamente muestra a soldados ucranianos heridos de la acería sitiada de Azovstal en Mariupol es transportada en una camilla desde un autobús en Novoazovsk, una ciudad en poder de los rebeldes respaldados por Rusia.
Aparecieron imágenes que supuestamente muestran a soldados ucranianos heridos que llegan a Novoazovsk, una ciudad en poder de los rebeldes respaldados por Rusia.

Ucrania ha confirmado que cientos de sus combatientes atrapados durante más de dos meses en la acería Azovstal de Mariúpol han sido evacuados.

La viceministra de Defensa, Hanna Maliar, dijo que más de 50 soldados gravemente heridos fueron llevados a la ciudad de Novoazovsk, en manos de rebeldes respaldados por Rusia.

Y agregó que otros 211 fueron evacuados utilizando un corredor humanitario a Olenivka, otra ciudad controlada por los rebeldes prorrusos.

Rusia dijo anteriormente que se había llegado a un acuerdo para evacuar a las tropas heridas.

Para las tropas rusas, esto supone que controlan la sitiada ciudad portuaria.

Alrededor de una docena de autobuses que transportaban a combatientes ucranianos que estaban escondidos debajo de la planta sitiada fueron vistos saliendo del enorme sitio industrial, en la sureña ciudad portuaria, el lunes por la noche, informó la agencia de noticias Reuters.

Los medios de comunicación estatales rusos también publicaron imágenes de los que serían soldados ucranianos heridos que fueron evacuados de Azovstal.

Mapa
Mapa

Maliar dijo, también, que las tropas serían intercambiadas por soldados rusos capturados.

La viceprimer ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, confirmó a través de sus redes sociales que "una vez que la condición (de los prisioneros) se estabilice, los intercambiaremos por prisioneros de guerra rusos", pero tampoco ofreció detalles de este futuro intercambio.

Combatiente ucraniano registrado por militares rusos
Un hombre que se cree es un combatiente ucraniano es registrado por militares prorrusos fuera de la acería de Azovstal.

En su discurso de video después de la medianoche del martes, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo que los equipos militares, de inteligencia y de negociación de Ucrania, así como la Cruz Roja y las Naciones Unidas estaban involucrados en la operación de evacuación.

"Ucrania necesita a sus héroes vivos", agregó.

Sin embargo, advirtió que es posible que las tropas ucranianas no sean liberadas de inmediato y advirtió que las negociaciones sobre su liberación requerirán "delicadeza y tiempo".

Laberinto

Cientos de soldados ucranianos del regimiento Azov, la Guardia Nacional, la policía y las unidades de defensa territorial, así como varios civiles, se refugiaron en la acería Azovstal cuando las tropas rusas rodearon la ciudad sureña a principios de marzo.

El extenso complejo, de diez kilómetros cuadrados, es un laberinto de túneles diseñados para sobrevivir a una guerra nuclear.

El mes pasado, el presidente ruso, Vladimir Putin, canceló un asalto planeado en el sitio, citando temores de un gran número de bajas rusas.

Un autobús evacúa los combatientes de la planta de Azovstal
Decenas de autobuses fueron vistos evacuando combatientes de la planta de Azovstal, según la agencia Reuters.

No quedó claro de inmediato cuántas personas aún permanecían en búnkeres subterráneos.

Maliar dijo que el ejército, la inteligencia, la Guardia Nacional y el Servicio de Fronteras de Ucrania estaban "realizando esfuerzos conjuntos para salvar" a los que quedaron atrás.

También elogió las acciones de los defensores de la planta, quienes dijo que habían "cumplido completamente todas las misiones asignadas por el comando". Pero señaló que su posición se había vuelto insostenible después de que se hizo "imposible desbloquear Azovstal por medios militares".

En un mensaje publicado en Facebook, el lunes por la noche, el Estado Mayor de Ucrania llamó a las tropas "héroes de nuestro tiempo" y dijo que sus esfuerzos ayudaron a Kiev a organizar la defensa de su flanco sur.

"Manteniendo sus posiciones en Azovstal no permitieron que el oponente cambiara la agrupación de hasta 17 grupos tácticos de batallón (alrededor de 20.000 efectivos) a otras direcciones. Por lo tanto, obstaculizaron la implementación del plan para la captura rápida de Zaporiyia", dijeron los jefes militares en la publicación.

Mientras tanto, el regimiento Azov, una unidad de la Guardia Nacional que alguna vez tuvo fuertes vínculos con la extrema derecha, pareció confirmar en una publicación en las redes sociales que sus combatientes habían acordado deponer las armas.

El comandante del grupo, el teniente coronel Denis Prokopenko, dijo que su prioridad era salvar las vidas de "la mayor cantidad de personal posible".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.