Rusia traerá de regreso a la tripulación de EEI en un cohete de respaldo tras una fuga en cápsula

MOSCÚ, 11 ene (Reuters) - Rusia anunció el miércoles que lanzará otro cohete Soyuz el 20 de febrero para traer de vuelta a casa a dos cosmonautas y un astronauta estadounidense desde la Estación Espacial Internacional (EEI), después de que su cápsula original sufrió una fuga de refrigerante el mes pasado.

La fuga se produjo en un diminuto orificio -de menos de un milímetro de ancho- del sistema de refrigeración externo de la cápsula Soyuz MS-22, una de las dos cápsulas de retorno acopladas a la EEI que pueden traer de vuelta a casa a los miembros de la tripulación.

Rusia dice que la tripulación regresará ahora en la Soyuz MS-23, mientras que la cápsula dañada Soyuz MS-22 se traerá de vuelta a la Tierra vacía.

"Tras analizar el estado de la nave, los cálculos térmicos y la documentación técnica, se ha llegado a la conclusión de que la MS-22 debe aterrizar sin tripulación a bordo", declaró Yuri Borisov, jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos.

Si entretanto se produce una emergencia, la agencia estudiará si la nave espacial puede utilizarse para rescatar a la tripulación, añadió.

"La expedición de Serguéi Prokópiev, Dmitri Petelin y Francisco Rubio a la EEI se prolonga. Regresarán a la Tierra en la Soyuz MS-23", declaró Roscosmos.

El lanzamiento de la MS-23 estaba previsto para mediados de marzo, pero en su lugar partirá del cosmódromo de Baikonur como misión de rescate no tripulada.

El incidente ha interrumpido las actividades de Rusia en la EEI, obligando a sus cosmonautas a suspender las caminatas espaciales mientras las autoridades se centran en la fuga de la cápsula, que sirve de bote salvavidas para la tripulación. Rusia afirma que la fuga puede deberse al impacto de un meteorito.

La fuga también es un problema para la NASA. La agencia estadounidense dijo el mes pasado que estaba estudiando si la nave espacial Crew Dragon de SpaceX podría ofrecer un viaje alternativo a casa para algunos miembros de la tripulación de la EEI, en caso de que Rusia no pudiera lanzar otra Soyuz.

(Reporte de Mark Trevelyan y Caleb Davis; Editado en Español por Ricardo Figueroa)