Rusia toma el control de la oriental Pesky y ataca Kramatorsk

·3  min de lectura
AFP - BULENT KILIC

La ofensiva de Moscú en Donetsk continúa a paso lento luego de que se atascara por la resistencia ucraniana. El Ministerio de Defensa ruso se adjudicó el dominio de la localidad de Pesky, algo que no fue ratificado por la cartera castrense ucraniana. Además, se registraron nuevos ataques cerca de la central eléctrica de Zaporizhia.

Este sábado 13 de agosto, el Ministerio de Defensa ruso informó avances importantes en el combate enfocado en el este de Ucrania. Según comunicó el portavoz castrense, Igor Konashenkov, el Ejército tomó el control de la localidad de Pesky.

“A consecuencia de acciones ofensivas de las tropas aliadas, fue completamente liberado el poblado de Pesky en la República Popular de Donetsk”, expresó en el reporte diario. También detalló que impactaron una lanzadera enemiga de misiles Himars cerca de Kramatorsk.

Respecto a la caída de Pesky, el Ministerio de Defensa de Ucrania no confirmó ni desmintió la versión rusa. La última información emitida fue que continuaban los combates en la zona.

La localidad del este ucraniano era uno de los puntos donde Kiev lanzaba contraofensivas a Donetsk, según Moscú.

Sin embargo, los avances no se detuvieron allí. Nuevamente se registraron bombardeos en Kramatorsk, dejando tres muertos y 15 heridos, confirmó el gobernador Pavlo Kyrylenko en una publicación de Facebook. “El bombardeo ha dañado al menos 20 edificios y se produjo un incendio”, agregó.

En Zaporizhia, donde se encuentra la mayor planta nuclear de Europa, nuevamente las autoridades prorrusas y ucranianas se acusaron mutuamente de perpetrar ataques que entrañan el riesgo de desastre nuclear. Vladimir Rogov, portavoz de la administración prorrusa en la ciudad, dijo que volvían “a estar bajo fuego de los combatientes de Volodimir Zelenski”.

Advirtieron que debieron apagar las turbinas de la planta hidroeléctrica de Kajovskaya, algo que puede tener repercusiones negativas en el funcionamiento de las instalaciones nucleares.

Rusia advierte a Estados Unidos

Alexander Darchiev, director del Departamento para América del Norte del Ministerio de Exteriores ruso, fue el encargado de reaccionar ante la propuesta de proyecto de ley presentado en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, donde pueden declarar a Rusia como Estado patrocinador de terrorismo.

“Si se aprueba la iniciativa legislativa significaría que Washington cruzaría el punto de no retorno, con daños colaterales graves a las relaciones diplomáticas bilaterales”, avisó el funcionario.

Sin embargo, rápidamente buscó bajarle el tenor a la advertencia, subrayando que no pretende entrar en “especulaciones hipotéticas sobre lo que es posible y lo que no en la turbulenta situación actual”.

Esta medida que se estudia en el país norteamericano fue aprobada el jueves último en el Parlamento de Letonia, donde consideraron que las acciones de Moscú formaron un “genocidio”.

Riga declaró que el gobierno de Putin “usa el sufrimiento y la intimidación como herramienta en sus intentos de desmoralizar al pueblo y a las fuerzas armadas ucranianas”.

Al respecto, el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso condenó la actitud letona, a la que tildó como “otra manifestación de rusofobia” y que “viola el principio de igualdad soberana”. Por último, lamentó que la acusación llegue desde un país que “está lejos de cumplir las normas internacionales” sobre financiación de terrorismo y corrupción.

Zelenski reclamó a la Unión Europea sobre las visas Schengen

El presidente ucraniano emitió un mensaje el viernes por la noche donde instó al club comunitario a prohibir las visas a ciudadanos rusos para evitar que se convierta en un “supermercado” para los magnates.

Aclarando que la propuesta no abarcaba a los ciudadanos que necesitan ayuda para salir de Rusia por oponerse al régimen de Putin, Zelenski aseveró que “debe haber garantías de que los asesinos rusos o cómplices del terrorismo de Estado no usen visas Schengen”, un tipo de documento que da acceso al Área Schengen sin fronteras que involucra varios estados europeos.

“Europa no debe transformarse en un supermercado donde no importa quién entra y donde lo principal es que la gente simplemente para por sus productos”, cerró.

Con EFE, Reuters y AFP