Rusia: temor por la salud de Alexei Navalny, incomunicado con sus abogados

·2  min de lectura
Alexei Navalny está en una prisión de máxima seguridad
Instagram

MOSCÚ.- La mano derecha de Alexei Navalny, Leonid Volkov, aseguró este miércoles que el líder opositor se encuentra muy mal de salud, al tiempo que la OTAN exigió la liberación inmediata del principal enemigo de presidente de Rusia, Vladimir Putin.

“No entendemos dónde está Alexei Navalny y por qué no puede ver a los abogados. Desde finales de la semana pasada tuvo fuertes dolores en la espalda e informó que no siente una pierna, que no puede inclinarse y que recibió dos tabletas de ibuprofeno en total. Dadas las circunstancias, un fuerte deterioro de su salud sólo puede causar una gran preocupación”, escribió Volkov en su canal de Telegram, y sugirió que el opositor podría estar ahora en el hospital de la prisión y que la administración de la colonia de máxima seguridad, Pokrov, “puede tratar de ocultar este hecho”.

“Nos esconden de nuevo a Alexei, no perdamos el tiempo”, fue uno de los tuits lanzados por la red de Navalny, en este caso en la oficina de Moscú, en el que se publicó el llamamiento lanzado por Volkov sobre las condiciones de salud del opositor y el enlace para sumarse a la manifestación masiva, que ganaba apoyo.

Por el momento, según el sitio Web free.navalny.com, los organizadores ya recogieron casi 200 mil promesas para participar. La meta es llegar a 500 mil adhesiones.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió este miércoles la liberación del líder opositor. ”Exigimos la liberación inmediata de Alexei Navalny y los demás activistas detenidos”, manifestó Stoltenberg, en la conferencia de prensa tras la finalización de la segunda jornada de la cancillería en Bruselas.

A su juicio, Moscú aumentó su modelo represivo en el interior y agresivo en el exterior. ”Aunque nuestras relaciones con Rusia siguen siendo muy difíciles, nuestra reunión de hoy demuestra un fuerte acuerdo entre aliados y con nuestros socios. A pesar de años de presión y esfuerzos para entablar un diálogo significativo, Rusia incrementó su patrón de comportamiento represivo en el país y comportamiento agresivo en el extranjero”, dijo Stolteberg.