Rusia trata de sofocar protestas de teléfonos celulares

DARIA LITVINOVA
·2  min de lectura
ARCHIVO - La foto provista por la cuenta de Twitter de Leonid Volkov el 17 de enero de 2021 muestra a Volkov con el líder opositor ruso Alexei Navalny, derecha, en Alemania. Una corte de Moscú el miércoles 10 de febrero de 2021 pidió el arresto de Volkov, un aliado de Navalny que vive en Lituania, pero el gobierno en Vilna rechazó el pedido de plano. (Leonid Volkov via AP, File)

MOSCÚ (AP) — Las autoridades rusas están tratando de suprimir un movimiento que ha pedido a la ciudadanía quedarse en sus casas y encender las linternas de sus celulares desde el patio como protesta por la detención del líder opositor Alexei Navalny.

Las autoridades ahora acusado a los aliados de Navalny de ser títeres de la OTAN. Los canales de televisión afines al gobierno advierten que las protestas con linternas son parte de un movimiento insurreccionista mundial. Y las agencias de noticias oficiales citan a fuentes anónimas según las cuales un grupo terrorista está planeando ataques justo en el momento en que ocurra la protesta.

La campaña contra las manifestaciones es un cambio de táctica para las autoridades, que hasta ahora trataban de debilitar la influencia de Navalny borrándolo como entidad política.

Hasta ahora los canales de televisión controlados por el Kremlin ignoraban mayormente las protestas por Navalny.El presidente ruso Vladimir Putin ni siquiera ha pronunciado el nombre de su opositor más prominente. Las agencias de noticias estatales, si es que lo mencionan, lo llaman “un bloguero”.

“Navalny pasó de ser una figura cuyo nombre no se mencionaba a un tema principal de discusión” en la televisión estatal, estimó Maria Pevchikh directora de investigaciones del instituo de Navalny, la Fundación para la Lucha contra la Corrupción.

En un video colocado en YouTube el viernes, Pevchikh atribuyó a la campaña más reciente de Navalny por haberle traído tanta atención. La fundación hace pocos días colocó en internet un video denunciando que Putin, mediante la corrupción, ha ordenado construir una enorme mansión para sí mismo sobre el Mar Negro. El video ha sido visto más de 111 millones de veces desde que fue colocado en YouTube el 19 de enero.

El video fue subido dos días después de que Navalny fue arrestado al regresar a Rusia proveniente de Alemania, donde estuvo cinco meses recuperándose de un envenenamiento al que atribuye al Kremlin. Las autoridades rusas niegan haber estado involucradas y cuestionan que Navalny haya sido realmente envenenado.