Rusia se retirará de la Estación Espacial internacional y construirá una propia

·3  min de lectura
© Nasa/Vía Reuters

Yuri Borísov, el nuevo director de Roscosmos (la agencia espacial rusa), confirmó este 26 de julio los planes de Moscú de abandonar la Estación Espacial Internacional (EEI) después de 2024. El funcionario aseguró que su país se enfocará en la construcción de su propio puesto en órbita, que según lo previsto estaría listo en 2025.

“La decisión de abandonar la Estación (Espacial Internacional) después de 2024 está tomada”. Así lo anunció el director de la agencia rusa, Roscosmos, Yuri Borísov, este 26 de julio, durante una rueda de prensa junto al presidente Vladimir Putin.

El funcionario agregó que su país, que había renovado su participación hasta dentro de dos años, cumplirá hasta entonces sus obligaciones con los socios de la EEI, pero que luego se enfocará en construir su propia estación orbital.

La plataforma espacial rusa estaría lista para 2025, según estimaron fuentes de Roscosmos el pasado junio.

El costo del proyecto asciende a 38,9 millones de dólares, de acuerdo con el portal de compras estatales de Rusia.

Desde que el Kremlin lanzó la guerra contra Ucrania, el pasado 24 de febrero, los rumores de que Moscú podría abandonar la colaboración en esta materia habían sido constantes. Ahora, Borissov, designado para el cargo a principios de este mes, corrobora esa directriz.

A pesar de los enfrentamientos políticos y diplomáticos en torno a la guerra de Rusia en Ucrania, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) y su similar rusa acordaron a principios de julio que los astronautas occidentales seguirán viajando al espacio en cohetes rusos y los cosmonautas de Moscú emplearán naves de SpaceX a partir de este otoño.

Pero la cooperación no volverá a extenderse después de 2024, según lo anunciado por Moscú, lo que marca el fin de dos décadas de cooperación espacial entre los antiguos rivales de la Guerra Fría.

La NASA se prepara para operar la EEI sin Rusia

En los primeros días del conflicto en territorio ucraniano, Dmitri Rogozin, el entonces responsable de Roscosmos, señaló que las naves rusas que abastecen a la Estación Espacial Internacional podrían verse afectadas por las sanciones económicas de Occidente contra Moscú, lo cual podría provocar el "amerizaje o el aterrizaje de la EEI, que pesa 500 toneladas".

"El segmento ruso vigila que la órbita de la estación sea corregida (una media de 11 veces por año), también para evitar los desechos espaciales", explicó en ese momento Rogozin, que mostró públicamente su apoyo a las tropas rusas que participan en la invasión del vecino país.

Rogozin advirtió incluso que la reanudación de las negociaciones sobre la prolongación de la vida útil de la plataforma orbital sería posible solo en caso del levantamiento de las sanciones estadounidenses contra el sector espacial de su nación.

Estados Unidos se prepara para encontrar soluciones. El anuncio no toma por sorpresa a Washington, pues el pasado 1 de marzo la NASA indicó que se encontraba trabajando para mantener la estación en órbita sin la ayuda de su par ruso.

Con AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.