Rusia reconoce 63 bajas por un ataque ucraniano sobre Donetsk en Nochevieja y Kiev lo eleva a 400

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Nada más lejos que una tregua por Navidad. El Gobierno de Rusia ha confirmado este lunes la muerte de 63 militares en un ataque de las tropas ucranianas contra una localidad en la región de Donetsk, bajo control de las autoridades prorrusas. Kiev, por su parte, eleva el cómputo de bajas rusas hasta los 400, en una cifra sin confirmación hasta ahora.

El bombardeo, según el Kremlin, se llevó a cabo con un sistema de cohetes de artillería de alta movilidad (HIMARS) y tuvo por objetivo un punto de despliegue temporal en la localidad de Makivka, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax. “Se dará toda la asistencia y apoyo a los familiares y amigos de los militares muertos”, ha subrayado Moscú, que habla del impacto de cuatro misiles en la zona.

Por parte de Kiev, fuentes de su inteligencia han informado de una operación en la que “Papá Noel empacó 400 cadáveres de cerdos rusos”, además de más de 300 heridos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Asimismo, el Centro Conjunto de Control y Coordinación de Asuntos Relacionados con Crímenes de Guerra de Ucrania (JCCC) ha apuntado en su cuenta en Telegram que las Fuerzas Armadas de Ucrania han realizado varios ataques con artillería contra la ciudad de Donetsk, sin que por ahora haya informaciones sobre víctimas.

Donetsk, uno de los puntos claves del Donbás, es junto con Lugansk el epicentro de un conflicto desde 2014, que se extendió a nivel nacional tras la orden del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de lanzar una ofensiva militar contra Ucrania. La invasión, decretada el 24 de febrero, va camino de cumplir un año, mientras la contraofensiva ucraniana continúa limitando el territorio ocupado por Moscú.

Pese a su escaso éxito militar, Putin anunció en septiembre la anexión de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, todas ellas ocupadas parcialmente en el marco de la invasión. Sin embargo, ni Ucrania ni la comunidad internacional reconocieron la oficialidad de estos referéndums.

La respuesta ucraniana llega justo después de saberse que Moscú ha vuelto a atacar la capital del país con drones, al menos un muerto y numerosos heridos en las últimas fechas. Además, Kiev ha sufrido apagones masivos a consecuencia de esta última oleada de bombardeos.

Related...