Rusia rechaza el fallo del MH17 por politizado y no entregará a los condenados

Moscú, 17 nov (EFE).- Rusia rechazó hoy el fallo dictado por la Justicia neerlandesa que condenó a cada perpetua a dos rusos y un ucraniano por el derribo en 2014 del vuelo MH17 de Malaysia Airlines y, según fuentes de las fuerzas de seguridad, no entregará a los dos condenados rusos.

"Es una decisión, sin duda, politizada, con la que no se puede estar de acuerdo. No se llegaron a presentar pruebas de peso", dijo Leonid Slutski, jefe del comité de Asuntos Internacionales de la Duma o cámara de diputados, a la agencia TASS.

También denunció que el equipo de investigación conjunta nunca aceptó la participación de especialistas rusos ni los datos ofrecidos por Moscú sobre el derribo del avión con 298 pasajeros a bordo, el 17 de julio de 2014, en la región ucraniana de Donetsk.

Slutski destacó que "el doble rasero" y la "actitud unilateral" en este caso recuerda a la reacción ante el incidente con el misil antiaéreo que alcanzó el martes territorio polaco.

Igualmente, especialistas ucranianos podrán acceder al lugar del siniestro -murieron dos ciudadanos polacos-, pero la culpa seguirá recayendo en Rusia, lamentó.

Mientras, fuentes de las fuerzas de seguridad rusas recordaron a la agencia Interfax que Rusia nunca extradita a ciudadanos rusos.

"La Constitución rusa prohíbe expresamente la entrega de ciudadanos rusos a otros Estados. Precisamente por eso, ni el primero ni el segundo condenado serán entregados", subrayaron.

A su vez, la fuente consideró "injustificado" el veredicto, ya que la investigación fue "tendenciosa" al rechazar todos los argumentos de la parte rusa.

Los rusos Ígor "Strelkov" Girkin y Serguéi Dubinsky, y el ucraniano Leonid Kharchenko fueron declarados “culpables” del derribo del avión y del “asesinato” de los 298 pasajeros, fallo leído frente a cientos de familiares de víctimas de esa tragedia.

El tribunal lamentó no tener información para señalar a quién pidió el lanzamisiles ni quién dio la orden de lanzar el misil contra el vuelo MH17, pero advirtió de que un misil BUK no puede lanzarse “por error”, sino que debe haber consideraciones previas, por lo que “el misil fue disparado de forma deliberada” y los acusados “tenían claras las consecuencias”.

La Corte sí ve convincente la teoría de que los acusados creían que el objetivo era un avión militar, y no de pasajeros, pero al no tener la inmunidad que se otorga a los combatientes en una guerra, porque Rusia no admitía su control sobre la zona, y los acusados no se declararon miembros del Ejército ruso, entonces tampoco estaban autorizados a derribar un avión militar.

El tribunal consideró probado que el avión fue “derribado por un misil BUK desde un campo agrícola”, descartando escenarios como un accidente, y consideró que Rusia estaba involucrada en la “acción armada” en la autoproclamada República Popular de Donetsk.

Girkin, el líder de la sublevación armada prorrusa en el Donbás en abril de 2014, se encuentra ahora combatiendo en el Donbás después de criticar duramente durante meses la estrategia del Kremlin durante la campaña militar en Ucrania.

(c) Agencia EFE