Rusia considera "profundamente inmoral" no invitarle al entierro de Isabel II

·2  min de lectura

Moscú, 15 sep (EFE).- El Ministerio de Exteriores de Rusia calificó hoy de "profundamente inmoral" la decisión del Reino Unido de no invitar a sus representantes a asistir el próximo lunes al funeral de la reina Isabel II.

"Vemos como profundamente inmoral el intento británico de utilizar una tragedia nacional, que ha tocado los corazones de millones de personas en todo el mundo, con fines geopolíticos para ajustar cuentas con nuestro país en unos días de duelo", dijo María Zajárova, portavoz de Exteriores, en un comunicado.

Explicó que el Ministerio de Exteriores británico informó a la Embajada rusa en Londres sobre la decisión de "abstenerse" de enviar una invitación a la parte rusa.

"En calidad de excusa para dicho paso, los ingleses mencionaron la actual operación militar especial de Rusia en Ucrania", señaló.

La diplomática recordó que durante la Segunda Guerra Mundial Isabel II sirvió "en las filas de la defensa territorial del Ejército británico que combatía contra los nazis y sus cómplices ucranianos".

"Ahora la élite británica está de su parte. Y en Moscú recuerdan y continúan rindiendo tributo a todos los veteranos que contribuyeron a la Victoria" sobre la Alemania nazi, dijo.

Zajárova, quien destacó que la fallecida monarca nunca se inmiscuyó en política, transmitió sus "profundas condolencias" al pueblo británico por su "gran pérdida".

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, nunca tuvo planeado acudir al funeral de Estado de Isabel II, al que no fue invitado al igual que tampoco los líderes de Bielorrusia y Birmania, según informó el miércoles el Kremlin.

La pasada semana Putin envió un telegrama de condolencias por la muerte de la reina a los 96 años de edad, destacando su "autoridad en el escenario mundial", y después otro de felicitación a Carlos III tras su proclamación oficial como nuevo monarca del Reino Unido

Según informó hoy el Palacio de Buckingham, Isabel II será enterrada el próximo lunes en el castillo de Windsor, donde reposan los restos de su esposo, el duque de Edimburgo, fallecido en 2021.

(c) Agencia EFE