Putin: si EEUU construye misiles, Moscú hará lo mismo

El presidente ruso Vladimir Putin, derecha, y su homólogo estadoundense Donald Trump se estrechan manos al inicio de una reunión en el Palacio Presidencial en Helsinki el 16 de julio del 2018. (AP Foto/Pablo Martinez Monsivais)

MOSCÚ (AP) — El presidente de Rusia, Vladimir Putin, advirtió el miércoles a Estados Unidos que si abandona un histórico tratado de misiles nucleares y empieza a desarrollar los misiles vetados en el acuerdo, Moscú hará lo mismo.

Las declaraciones del mandatario ruso a agencias de noticias se produjeron un día después de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, anunció ante la OTAN que Washington suspendería sus obligaciones sobre el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio de 1987 (INF por sus siglas en inglés) en el plazo de 60 días, citando un "engaño" de Rusia. Moscú niega haber violado el pacto.

Donald Trump anunció antes este año su decisión de retirarse del INF, considerado una piedra angular de la seguridad global, acusando a Rusia y China, que no firmó el acuerdo, de violarlo.

Putin dijo el miércoles que la decisión de Washington acerca del INF supone que las autoridades estadounidenses han decidido que su país “debe tener estas armas”. La respuesta de Moscú, según el mandatario, será: "Nosotros haremos lo mismo".

Funcionarios rusos advirtieron antes en el día de “represalias” no especificadas a la decisión de Estados Unidos, quien compartió con sus aliados de la OTAN pruebas de inteligencia que, según afirma, muestran el nuevo misil de crucero ruso SSC-8 disparado desde tierra que podría dar a Moscú la capacidad de lanzar un ataque nuclear en Europa con poco o ningún aviso.

El INF es un tratado bilateral entre Washington y Moscú que prohíbe todos los misiles balísticos y de crucero terrestres con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros (310-3.410 millas). Rusia sostiene que el alcance del nuevo sistema no supera los 500 kilómetros.

Pompeo añadió que Washington “acogería con agrado un cambio de actitud ruso”, pero que no vio señales de ello.

El jefe del estado mayor de Rusia, el general Valery Gerasimov, dijo en una reunión con agregados militares extranjeros el miércoles que si Estados Unidos “quiere destruir” el tratado “no lo dejaremos sin respuesta”.

El oficial no ofreció más detalles, pero dijo a los militares que serían los países que albergan misiles de alcance intermedio estadounidenses los que se convertirían en objetivos inmediatos de Moscú.

Rusia ya recibió la notificación oficial de Estados Unidos sobre su intención de abandonar el INF, dijo la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zakharova, a reporteros el miércoles.

Zakharova insistió en que el Kremlin siempre ha respetado el tratado y considera que es "uno de los pilares clave de la estabilidad estratégica y la seguridad internacional”.